El Rey asiste en Lisboa a la reunión de Cotec Europa

El Rey pide ayudas financieras para que las pymes mejoren innovación y empleo

internacional

| 12.02.2014 - 16:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Rey de España llegó esta mañana a la sede lisboeta de la Fundación Champalimaud para intervenir en el IX Encuentro Cotec Europa, mientras que la Reina, que le acompañó en la cena ofrecida en Cascais por Aníbal Cavaco Silva, se encuentra ya en Madrid para atender su agenda de audiencias privadas en la Zarzuela.

El presidente Cavaco Silva recibió a mediodía a pie de automóvil al Rey junto a la entrada de la fundación, donde el monarca entró, ayudado por una muleta, tras intercambiar unas palabras en tono distendido con su anfitrión y saludar a los periodistas que aguardaba su llegada.

La Reina, que regresó anoche tras la cena a Madrid, se sumó a última hora a la visita de don Juan Carlos a Portugal, el primer viaje al extranjero desde su última operación de cadera, tras recibir ayer una invitación de María Cavaco, esposa del presidente portugués, para que asistiera a este evento previo al Encuentro Cotec Europa ofrecido en el Palacio de la Ciudadela de Cascais.

La mujer de Cavaco Silva invitó a doña Sofía una vez que el presidente italiano, Giorgio Napolitano -que por su avanzada edad viaja siempre al extranjero acompañado de un familiar cercano-, decidiera acudir a la cena con su esposa, Clio Maria Bittone.

Los Reyes llegaron ayer por la tarde a Lisboa en un Falcon 900 de la Fuerza Aérea -un avión pequeño que cuenta con menos de quince plazas- y, tras la cena celebrada en Cascais, doña Sofía regresó a Madrid en esa misma aeronave, porque esta mañana debía cumplir en el Palacio de la Zarzuela una agenda de trabajo que incluía audiencias privadas, según explicaron fuentes de la Casa del Rey.

La visita del Rey a Portugal, que comenzó ayer y concluye hoy tras un almuerzo, es el primer viaje oficial al extranjero en el que doña Sofía acompaña a don Juan Carlos desde octubre de 2011, cuando ambos acudieron a Paraguay con ocasión de la Cumbre Iberoamericana de Asunción.

El objeto de este primer viaje del jefe de Estado español a otro país tras su última operación de cadera es participar junto a Napolitano y Cavaco Silva en el IX Encuentro Cotec Europa, que estaba previsto inicialmente para el pasado noviembre y que se aplazó a febrero para adaptar la celebración del encuentro al proceso de recuperación de don Juan Carlos.

EL REY PIDE FINANCIACIÓN PARA LAS PYMES

El Rey de España advirtió hoy sobre la importancia de la reindustrialización en el sur de Europa para luchar contra el paro y animó a conseguir "una financiación más competitiva, especialmente para las pymes", así como a mejorar el acceso a los mercados internacionales.

El Monarca puso el énfasis en la importancia de la reindustrialización "para la revitalización de las economías, la lucha contra el paro y el aumento de las exportaciones", ya que los países europeos más industrializados son los que mejor han afrontado la crisis y han sufrido en menor medida el desempleo. Y para "impulsar una positiva reindustrialización a nivel europeo" es preciso "promover la innovación", continuar mejorando "los conocimientos y habilidades de los trabajadores", conseguir "una financiación más competitiva, especialmente para las pymes", y "avanzar en el mercado interno de la UE y en el acceso a los mercados internacionales", argumentó el Rey.

Don Juan Carlos y los presidentes portugués, Anibal Cavaco Silva, e italiano, Giorgio Napolitano, coincidieron en defender la necesidad de incrementar las inversiones en investigación e innovación para salir de la crisis durante el IX Encuentro Cotec Europa, celebrado bajo la presidencia de los tres jefes de Estado en la sede lisboeta de la Fundación Champalimaud.

En su intervención, Napolitano apostó por un pacto federal de los tres países en favor del aumento de las inversiones públicas y privadas en investigación e innovación y ha hecho un llamamiento para favorecer los contactos entre los investigadores y el mundo de las empresas, en especial las pymes, para reducir la brecha que separa a estas naciones de las más avanzadas de la UE.

Por su parte, Cavaco Silva consideró prioritario reforzar el contenido tecnológico y la cultura de la innovación en los tejidos productivos de los tres países, que presentan aún "fragilidades preocupantes", y juzgó "urgente" concretar con este fin "nuevas fuentes de financiación no bancaria" a escala europea.

Ayudado en sus movimientos por una muleta, de la que se desprendía para posar ante los medios gráficos, se le ha podido ver hoy con buen aspecto y de buen humor al saludar a Cavaco Silva a su llegada a la Fundación Champalimaud y al abandonar el auditorio tras los discursos para asistir junto a Napolitano al almuerzo que les ofreció su anfitrión en un edificio anexo.

Antes del almuerzo, al que acudieron unos 400 invitados, entre ellos 45 empresarios españoles y media docena de ministros portugueses, don Juan Carlos -que lucía en la solapa la insignia del gran collar de la espada y la torre, máxima condecoración portuguesa, que le fue concedida en 2000- mantuvo un breve encuentro con investigadores españoles que trabajan en Portugal.

Así, pudieron exponer al Monarca sus impresiones personales Antonio López Beltrán, Javier Gallego y Oriol Parés, jefes de servicio en el Centro Clínico Champalimaud, y cinco investigadores españoles del Instituto de Neurociencia de Lisboa.

Don Juan Carlos regresa tras el almuerzo a Madrid, donde ya se encuentra desde anoche la Reina.