Zapatero se despide de América Latina y garantiza el mismo compromiso en su sucesor

El rey apela a situar al Estado al mejor servicio de los ciudadanos en la Cumbre Iberoamericana

Correa se retira de la Cumbre durante la intervención de la representante del Banco Mundial

Felicitaciones por el fin del terrorismo de ETA

(Archivo)

internacional

| 29.10.2011 - 09:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha despedido hoy de las cumbres iberoamericanas orgulloso de que se haya aumentado notablemente la ayuda de España a América Latina y garantizando que quien le sustituya mantendrá el mismo compromiso con la región.

Zapatero ha intervenido ante el plenario de la cumbre iberoamericana de Asunción y él mismo ha recordado que será la última a la que asista, ya que abandonará el cargo tras las elecciones generales del 20 de noviembre.

"Para mí ha sido un honor conocer mejor a América Latina, a sus ciudadanos y a sus dirigentes; ha sido un honor llegar a estas cumbres y decir que España ha más que duplicado la ayuda y la cooperación a esta tierra para que los horizontes de igualdad y desarrollo sean más eficaces", ha señalado.

Además, ha garantizado que la persona que le sustituya al frente del Gobierno español mantendrá el mismo compromiso con Iberoamérica y con el sistema de cumbres.

Un prolongado aplauso de los líderes iberoamericanos ha acogido sus últimas palabras en el plenario: "Me tendrán a su disposición ya no como presidente del Gobierno, sino como un ciudadano latinoamericano que me sentiré toda la vida".

Previamente, Zapatero ha invitado a hacer una reflexión sobre la labor de las cumbres iberoamericanas al cumplirse los veinte años de su existencia y ha llegado a la conclusión de que han sido un acierto histórico.

Un acierto del que ha dicho que ha sido testigo fundamental el rey Juan Carlos, ya que es el único que ha asistido a todas las cumbres y, según Zapatero, tiene una vocación infinita hacia Iberoamérica.

"España, toda España desea subrayar y reafirmar también su vocación iberoamericana", ha recalcado antes de asegurar que España "escucha y aprende" en estas cumbres y de recordar que la próxima será en Cádiz coincidiendo con la conmemoración del bicentenario de la Constitución de 1812.

Como muestra del compromiso con Latinoamérica, el presidente del Gobierno ha recordado que en el presente año la ayuda a la cooperación por parte de España ha ascendido a 1.700 millones de dólares.

Zapatero ha repasado los grandes cambios que ha vivido el mundo y esta región en particular en los últimos veinte años y ha destacado entre ellos el fenómeno de la globalización y el hecho de que muchas decisiones que afectan a los ciudadanos no se toman en sus respectivos países, sino en organismos internacionales o uniones de estados.

Ha invitado también a hacer todo lo posible para que los estados sigan creciendo con músculo y eficiencia.

EL REY APELA A SITUAR AL ESTADO AL MEJOR SERVICIO DE LOS CIUDADANOS

El rey Juan Carlos ha instado hoy a que la cumbre iberoamericana de Asunción sirva para situar al Estado y a la que considera su herramienta principal, la administración pública, al mejor servicio de los ciudadanos.

El monarca ha expresado ese deseo en su intervención en la cena ofrecida por el presidente paraguayo, Fernando Lugo, a los líderes iberoamericanos que participan en la cumbre y a la que ha asistido también el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Ha recordado el jefe del Estado español que en la sesión que mañana celebrará la cumbre se abordará un asunto de gran trascendencia para los países que forman parte de la comunidad iberoamericana: la transformación del Estado y el desarrollo.

"Son dos cuestiones básicas en las que pueden confluir distintas sensibilidades, pero que tienen un objetivo común: situar al Estado y a su herramienta principal, la administración pública, al mejor servicio de los ciudadanos", ha insistido.

Por ello, ha resaltado que la tarea en el marco de este tema elegido para la cumbre de Asunción debe estar centrada en conseguir los mayores niveles de desarrollo económico, político y social.

El rey, quien ha felicitado a Fernando Lugo y a la Secretaría General Iberoamericana por la organización de esta cita, ha recordado que este año se celebra el vigésimo aniversario de la misma.

A su juicio, se ha convertido en el foro de cooperación política por excelencia de la comunidad iberoamericana de naciones.

"La profundidad y la importancia de las temáticas abordadas, los programas de cooperación aprobados y desarrollados, y la oportunidad de encontrarnos para intercambiar ideas y experiencias, fortalecen -ha asegurado- la andadura iberoamericana y conceden a este foro un protagonismo de primer orden en el escenario internacional".

Ha recordado que la cumbre coincide con el bicentenario de la independencia de varios países latinoamericanos, entre ellos Paraguay, y, tras expresar su enhorabuena, ha destacado la "aportación sustancial que la población afrodescendiente ha realizado como parte indispensable de la rica identidad iberoamericana".

CORREA ABANDONA LA CUMBRE DURANTE LA INTERVENCIÓN DE LA REPRESENTANTE DEL BANCO MUNDIAL

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, se retiraba de la primera sesión inaugural de la XXI Cumbre Iberoamericana en protesta por la intervención de la representante de Banco Mundial para América Latina, Pamela Cox.

Correa, que previamente había cuestionado la participación del secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, en la sesión, pidió permiso al presidente de Paraguay, Fernando Lugo, para retirarse del recinto y no tener que escuchar a Cox.

El presidente ecuatoriano tachó de "chantajista" al Banco Mundial, al que acusó de negarle un crédito previamente aprobado en 2005 a su país, sólo porque con su llegada al poder se cambió la política económica.

FELICITACIONES POR EL FIN DEL TERRORISMO DE ETA

El secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, expresó hoy al rey Juan Carlos, al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y a todos los españoles su felicitación "por el fin del terrorismo demencial" de la banda ETA.

"Majestad, nos felicitamos con usted y con el pueblo español por el fin de un terrorismo demencial que nunca tuvo razón de existir, vencido con métodos democráticos apoyados en el sufrimiento y la paciencia de su gran pueblo y en la firmeza de su gobierno", dijo Iglesias al rey en el discurso de inauguración oficial de la XXI Cumbre Iberoamericana.

Las palabras de Iglesias fueron interrumpidas por un aplauso de los jefes de Estado y de gobierno y demás asistentes a la sesión inaugural de la Cumbre en el Teatro José Asunción Flores, del Banco Central de Paraguay.

"Recordamos también", dijo al dirigirse a Rodríguez Zapatero, "a quienes murieron víctimas del terrorismo" de ETA, que el pasado 20 de octubre anunció el cese definitivo de la violencia.

Iglesias también dedicó parte de su discurso a la crisis mundial, y, tras comentar el acuerdo de la víspera sobre la deuda griega, dijo que el mundo tiene que trabajar ahora para "recuperar la confianza y vencer el pesimismo" en la economía.

El secretario general instó a los gobernantes de los 22 países de la comunidad iberoamericana a "vencer el persistente desempleo que es el peor enemigo de la democracia" porque las medidas de austeridad tomadas por los países afectados por la crisis, dijo, "no crean empleo".

"Esta es la gran oportunidad de América Latina", añadió Iglesias al recordar que la región ha resistido los efectos de la crisis en Estados Unidos y Europa, pero alertó de que "es el momento de la acción y no de la complacencia" en lo económico.