El régimen sirio y la oposición pactan tan sólo seguir hablando dentro de una semana

Kerry exige a Al Asad que cumpla sus compromisos o se tomarán medidas

Casi 1.900 muertos en Siria desde el inicio de la conferencia de Ginebra

internacional

| 31.01.2014 - 15:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El mediador para el proceso de paz en Siria, Lajdar Brahimi, ha propuesto al Gobierno sirio y a la oposición reanudar las negociaciones en Ginebra el 10 de febrero próximo, confirmó hoy el diplomático. La delegación opositora ha aceptado esa fecha, pero la gubernamental ha señalado que primero debe consultar con Damasco antes de confirmar su aceptación.

La delegación de la oposición que participa en las negociaciones de paz con el gobierno intentará ampliarse e incorporar a otros grupos que ahora no están representados, anunció hoy el portavoz opositor, Louay Safi.

Al término de la primera ronda de las negociaciones, Safi defendió la representatividad de la Coalición Nacional Siria (CNFROS), alianza de entidades opositoras que participa en este proceso, pero aclaró que una eventual ampliación de su delegación se hará "sin injerencias exteriores".

El Gobierno y la oposición sirios han reconocido en la primera ronda de negociaciones de paz que el fin permanente del conflicto pasa por establecer un órgano de gobierno transitorio, iniciar un diálogo nacional y una reforma constitucional. Así lo afirmó el mediador para el proceso de paz, Lajdar Brahimi, al presentar a la prensa su balance de los ocho días de negociaciones entre las partes, durante las que reconoció que los avances han sido "muy modestos".

El proceso de paz fue lanzado en una reunión ministerial el pasado día 22 en Montreux (Suiza), tras lo cual los equipos negociadores de ambas partes se trasladaron a Ginebra, donde las negociaciones han durado ocho días.

LA OPOSICIÓN SIRIA ACUSA AL GOBIERNO DE QUERER ARRASAR LAS CIUDADES

La delegación opositora que participa en las negociaciones de paz para Siria acusó este viernes al régimen de Damasco de intentar obligar a las mujeres y niños a abandonar el casco antiguo de Homs y en otros lugares bajo asedio "para destruir lo que queda de esas ciudades".

"Ellos quieren que las mujeres y niños salgan para destruir lo que queda de esas ciudades. Este es un crimen contra la humanidad y de guerra. No podemos aceptar que se fuerce a la gente a abandonar sus hogares para convertirse en desplazados y refugiados", dijo hoy el portavoz opositor, Louay Safi.

KERRY EXIGE A AL ASAD QUE CUMPLA SUS COMPROMISOS O SE TOMARÁN MEDIDAS

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, instó al presidente sirio, Bachar al Asad, a "cumplir sus compromisos" para que las armas químicas que deben ser destruidas salgan en los plazos fijados del país y le advirtió de que, si no actúa, la comunidad internacional estudiará qué medidas tomar. "

No se retiró de la mesa ninguna opción cuando se aprobó la resolución de Naciones Unidas" con el plan para la destrucción del arsenal químico sirio, recordó Kerry en una rueda de prensa en Berlín tras reunirse con el ministro de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier.

Kerry subrayó la importancia de cumplir los plazos fijados, aseguró que no hay "ninguna razón legítima" que justifique el retraso y recordó a Rusia, que formó parte del acuerdo internacional, que ahora debe desempeñar un "importante papel": "dejar claro a Siria cuáles son sus obligaciones".

"Bachar al Asad debe entender que debe cumplir la resolución de Naciones Unidas" en los plazos acordados, insistió antes de recalcar que, si no se respeta el acuerdo, EEUU hablará con sus socios para analizar qué medidas se adoptan.

CASI 1.900 MUERTOS EN SIRIA DESDE EL INICIO DE LA CONFERENCIA DE GINEBRA

Al menos 1.870 personas han muerto en Siria desde el inicio de las negociaciones entre el régimen y la oposición en la conferencia de paz de Ginebra, el pasado 22 de enero, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. La ONG explicó que una media de 208 personas han fallecido diariamente en territorio sirio desde esa fecha y hasta la pasada medianoche.

La organización, con sede en Londres y una amplia red de activistas sobre el terreno, ha contado tanto las víctimas del conflicto entre el régimen de Bachar al Asad y los opositores, como las registradas en el norte del país durante los choques entre distintas facciones rebeldes.

Al menos 471 civiles perdieron la vida por bombardeos aéreos, lanzamiento de proyectiles, ataques de artillería y disparos de francotiradores en distintas zonas del país, en el marco del conflicto entre las autoridades y los rebeldes. Entre esos fallecidos hay al menos 40 que murieron por la escasez de alimentos y medicinas en áreas asediadas, como el campo de refugiados palestinos de Al Yarmuk.

Además, al menos 610 insurgentes perecieron en los choques contra las fuerzas leales a Al Asad, mientras que entre los efectivos progubernamentales hubo 515 bajas, que incluyen a soldados y miembros de las fuerzas de seguridad, milicianos vinculados al régimen y combatientes chiíes extranjeros.

En paralelo, al menos 27 civiles murieron en las provincias septentrionales de Siria durante los enfrentamientos entre rebeldes, en su mayoría de grupos islamistas, y el Estado Islámico de Irak y del Levante, relacionado con Al Qaeda.