Renzi anuncia su dimisión tras ser derrotado en referéndum

El 'no' ganó en el referéndum de Italia por 59,11% y el 'si' quedó en el 40,89%

La derrota de Renzi lleva a la inestabilidad institucional a uno de los países fundadores de la UE

La oposición reclama elecciones lo antes posible

El presidente de Italia, Sergio Mattarella, pide "serenidad y respeto"

La Comisión Europea cree que referéndum de Italia es un asunto interno

internacional

| 05.12.2016 - 09:35 h
REDACCIÓN

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, anunció su dimisión, que ha presentado este lunes al presidente de la República, Sergio Mattarella, tras la derrota sufrida en el referéndum sobre la reforma constitucional celebrado el domingo.

"Esta reforma era la que habíamos llevado al voto, no hemos sido convincentes, lo siento, pero nos marchamos sin remordimientos", dijo Renzi pasada la medianoche, poco más de una hora después del cierre de los colegios electorales.

La derrota de Renzi lleva a la inestabilidad institucional a uno de los países fundadores de la Unión Europea (UE) en un momento en el que los movimientos populistas avanzan en varios países y cuando el proyecto europeo aún tiembla por las consecuencias del "brexit" (salida de la Unión) británico.

El fracaso del primer ministro italiano llegó pocas horas después de que en Austria la victoria del ecologista Alexander Van der Bellen en las elecciones presidenciales pareció alejar la posibilidad de un progreso de las tendencias renacionalizadoras en el seno de la UE.

El joven jefe del Gobierno italiano no esperó a conocer los resultados definitivos del recuento y anunció que comparecía ante la prensa poco después de que los primeros sondeos a pie de urna indicaran que el "no" vencía por un margen de casi diez puntos a la opción del "sí" del primer ministro.

"Quería recortar escaños pero no lo he logrado. La silla que cae es la mía", señaló gráficamente al recordar que su intención era reducir el número de parlamentarios y otros puestos oficiales.

La derrota de Renzi y el anuncio de su dimisión -que dijo que presentará a Mattarella después de una reunión del Consejo de Ministros el lunes- era el riesgo que corría tras vincular la victoria en la consulta con su propia continuidad al frente del Ejecutivo.

La reforma constitucional propiciada por Renzi conllevaba entre otras medidas la retirada de la función legislativa del Senado pero la consulta plantea consecuencias de calado para la UE, cuyos líderes manifestaron en los últimos días su preocupación por una derrota del primer ministro.

Poco tiempo después del anuncio de su dimisión el líder del Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Beppe Grillo, que aspira al Gobierno en Roma, no tardó en reclamar lo que ya había venido avisando que haría en caso de derrota de Renzi: pedir elecciones generales.

"Se debe votar lo antes posible. Los partidos harán de todo para alargar y llegar a septiembre de 2017 para recibir 'la pensión de oro' (parlamentaria). No se lo permitiremos", dijo Grillo en su blog, en un artículo titulado "¡Viva!". El partido de Grillo, opuesto a la reforma y a Renzi en general, pretende que la convocatoria de elecciones se produzca lo antes posible, una oportunidad que el histriónico líder del movimiento populista ha pedido de manera insistente.

En la exigencia de elecciones lo antes posible se le unió el líder de la xenófoba y ultraderechista Liga Norte, Matteo Salvini, quien dijo: "esperamos respetuosamente la sentencia del Supremo, que esperamos que llegue pronto".

Salvini se refería a la situación en la que se encuentra el país en materia de ley electoral aplicable: la actual fue aprobada por Renzi pero solo concierne a la Cámara de los Diputados, ya que el Senado debía modificarse con la reforma sometida hoy a referéndum. El líder populista dijo que "lo más rápido, realista y concreto para votar inmediatamente" es recurrir a la ley de Renzi para la Cámara de los Diputados.

Para elegir el Senado, Grillo sugirió hoy recurrir al "Consultellum", la ley electoral precedente a la aprobada por Renzi pero dos de cuyos artículos fueron declarados contrarios a la Constitución en 2013. Y Salvini zanjó: "estamos listos para votar lo antes posible con cualquier ley electoral". "No pensamos que Italia pueda permitirse meses de debate sobre la nueva ley electoral", insistió Salvini.

EL "NO" GANÓ POR 59,1% FRENTE AL 40;89% DEL "SI"

El rechazo a la reforma constitucional del primer ministro italiano, Matteo Renzi, en el referéndum del domingo alcanzó el 59,11% mientras que el "sí" quedó en el 40,89%, según los datos definitivos comunicados hoy por el Ministerio del Interior

Los resultados definitivos incluyendo el voto de los extranjeros mostraron que 13.432.208 de italiano votaron a favor de la reforma constitucional, mientras que 19.419.507 votaron en contra.

Mientras que la mayoría de los italianos que han votado en el extranjero se han expresado a favor de Renzi y su reforma pues el "si" consiguió un 64,70% de los consensos con 722.672 votos mientras que el "no" quedó en un 35,30% con 394.253 votos.

El neto resultado que se observó ya con las primeros sondeos a pie de urna tras el cierre de los colegios electorales a las 22.00 GMT de ayer hicieron que, como había prometido, el primer ministro compareciese en directo para anunciar que hoy presentará su dimisión al Jefe de Estado, Sergio Mattarella. La afluencia a las urnas fue del 65,5% muy superior a la que se esperaba.

En el referéndum italiano tenían derecho al voto unos 51 millones de personas, tres de ellos residentes en el extranjero, y en Italia se votó desde las siete de la mañana a las once de la noche.

En el referéndum celebrado el domingo se pudo advertir claramente una mayor asistencia a las urnas de los ciudadanos del norte del país. En Milán (norte), la capital económica del país, votó el 74,6 del electorado, mientras que en Roma lo hicieron el 69,53% y en Nápoles (sur) la participación se quedó en el 56,53%.

EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA PIDE "SERENIDAD Y RESPETO"

El presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, pidió hoy "serenidad y respeto recíproco" tras el resultado del referéndum del domingo y el anuncio de dimisión del primer ministro, Matteo Renzi.

Ambos mantuvieron esta mañana una reunión en el Palacio del Quirinal y posteriormente Mattarella emitió un comunicado en el que destaca que "la alta afluencia al voto (...) es el testimonio de una democracia sólida, de un país apasionado, capaz de participación activa".

El presidente abogó en su declaración por que "el clima político, aun con la dialéctica necesaria, esté marcado por la serenidad y el respeto recíproco".

"Italia es un gran país con muchas energías positivas en su interior", estimó el presidente de la República.

"Tenemos que afrontar compromisos y plazos de los que las instituciones tendrán que garantizar en cualquier caso su respeto, garantizando respuestas a la altura de los problemas del momento", agregó el presidente.

LA COMISIÓN EUROPEA SOSTIENE QUE EL REFERENDUM ITALIANO ES UN ASUNTO INTERNO

La Comisión Europea (CE) consideró hoy la victoria del "no" en el referéndum sobre la Constitución italiana como un asunto interno del país transalpino y felicitó al presidente electo en las elecciones austríacas, el progresista Alexander Van der Bellen, por su victoria ante el ultraderechista Norbert Hofer. "El referéndum en Italia era sobre un cambio en la Constitución italiana, no sobre Europa" declaró el portavoz jefe de la Comisión Europea, Margaritis Schinas.

El Ejecutivo comunitario indicó que, ante la incertidumbre sobre el sector financiero italiano, confía en que "las fuerzas políticas italianas y las instituciones de la República italianas ofrecerán respuestas políticas convincentes".

"La búsqueda de reformas debe continuar. La oleada de reformas no expiró ayer", añadió el portavoz de la Comisión Europea.

DE GUINDOS CREE QUE EL IMPACTO HA SIDO LIMITADO PORQUE LOS MERCADOS YA DESCONTABAN EL RESULTADO: "VEREMOS LO QUE PASA EN LSO PRÓXIMOS DÍAS"

El ministro de Economía español, Luis de Guindos, se pronunió en la misma linea y aseguró hoy que el referéndum en Italia, en el que los ciudadanos han rechazado la reforma constitucional del país propuesta por el Gobierno, es una cuestión interna que no afecta a la eurozona y destacó que su impacto en el mercado ha sido reducido. "Ha sido un referéndum sobre una cuestión interna italiana, la reforma constitucional italiana, que no tiene relación con la modificación de la eurozona, ni de la Unión Europea", dijo De Guindos preguntado por la cuestión a su llegada a la reunión del Eurogrupo que se celebra hoy en Bruselas.

De Guindos subrayó que el impacto en los mercados tras la noticia ha sido "muy reducido", dado que ya descontaban el resultado.

"Veremos lo que pasa en los próximos días, las decisiones que se van tomando desde el gobierno italiano y qué es lo que decide el presidente de la República" italiana, Sergio Mattarella, afirmó de Guindos, quien incidió en el "respeto" a la decisión de los italianos.