El primer contingente de expulsados de las islas griegas llega a Turquía

La mayor parte de los migrantes deportados hoy a Turquía son pakistaníes

Merkel y Davutoglu insisten en legitimidad de la expulsión de refugiados

Schulz advierte que no se venderán los valores de la UE por el acuerdo con Turquía

internacional

| 04.04.2016 - 07:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los primeros emigrantes expulsados desde las islas griegas de Lesbos y Quíos llegaron en torno a la 07.20 GMT a bordo de dos barcos al puerto turco de Dikili, tras el acuerdo entre la UE y Turquía, informa el diario Hürriyet. Se trata de los dos primeros contingentes con un total de 202 personas, en su gran mayoría de nacionalidad paquistaní, y al menos dos refugiados sirios, que habían llegado ilegalmente a Grecia en los últimos días.

El Ministerio de Protección Ciudadana comunicó que la mayor parte de los 202 migrantes deportados a Turquía son de nacionalidad pakistaní. En total son 132 ciudadanos de Pakistán, 42 afganos, 10 iraníes y nacionales de hasta siete países más, entre los que hay dos sirios que "por razones personales" pidieron volver a Turquía.

Entre los deportados a Turquía solo hay 11 mujeres, el resto son varones adultos, aseguró el propio ministerio. Fuentes del Gobierno heleno aseguraron que no están previstas más devoluciones durante la jornada del lunes.

El acuerdo entre Bruselas y Ankara prevé la devolución de todos los refugiados y emigrantes ilegales de Grecia a Turquía, a cambio de traer a la Unión Europea (UE) de forma legal la misma cantidad de sirios. Dikili es una ciudad de 40.000 personas en la provincia de Esmirna, donde Turquía ha desplegados unidades policiales y ha levantado carpas para registrar a los emigrantes y tomar sus huellas dactilares.

Según la emisora NTV, Turquía ya ha identificado en sus campamentos a 5.000 sirios que serían candidatos para ser enviados de forma controlada y legal a la UE.Al lado de las carpas esperan varias ambulancias y autobuses, pero no está claro aún a dónde se trasladará a los expulsados tras el obligatorio control de salud.

El ministro del Interior turco, Efkan Ala, prometió este domingo que los refugiados no se quedarían en Dikili, sino que se enviarían a campamentos en el interior del país.

Los 28 campamentos, tanto de tiendas como de casas prefabricadas, en las que Turquía aloja actualmente a 260.000 sirios y 10.000 iraquíes, situados en diez provincias del sur y sureste, cercanas a la frontera siria.Ala subrayó también que quienes no sean sirios sino oriundos de países como Afganistán, Irak o Pakistán, serían enviados a centros de deportación para ser devueltos a sus países.

SCHULZ ADVIERTE QUE NO SE VENDERÁN LOS VALORES DE LA UE POR EL ACUERDO CON TURQUÍA

El presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, admitió que no habrá una solución a la crisis de los refugiados sin contar con Turquía, pero advirtió de que eso no significa "vender" los valores ni los principios fundamentales de la Unión Europea (UE).

En una jornada sobre la política de asilo y refugio organizada en Berlín en el primer día de aplicación del polémico acuerdo entre la UE y Turquía para la devolución de solicitantes de asilo, Schultz garantizó que no habrá "rebajas" para Ankara en cuestiones clave como la libertad de prensa o la protección de las minorías.

El presidente del PE mostró su confianza en la colaboración con Turquía ante la crisis y consideró que el acuerdo con los 28 supondrá un golpe a las mafias que trafican con personas en el Mediterráneo.

MERKEL Y DAVUTOGLU INSISTEN EN LEGITIMIDAD DE LA EXPULSIÓN DE REFUGIADOS

La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro turco, Ahmet Davatoglu, insistieron en que la expulsión de refugiados a Turquía iniciada hoy "se ajusta" al derecho internacional y expresaron su convicción de que la operación se desarrollará "con éxito".

Ambos líderes coinciden en la certeza de que el acuerdo entre Ankara y la UE "está plenamente legitimado", indicó el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, quien informó de la conversación telefónica mantenida entre Merkel y Davutoglu, coincidiendo con el inicio de esas operaciones.

En paralelo a la deportación de los primeros 200 solicitantes de asilo hacia Turquía, Alemania recibió a un grupo de 16 refugiados sirios, a los que seguirá otro número similar este mismo lunes, explicó el portavoz del ministerio de Interior, Tobias Plate.

Se trata del primer contingente que asume Alemania, de los 1.600 que Berlín prevé acoger dentro de ese acuerdo, y que según destacó la fuente de Interior está discurriendo de forma ordenada, sin "escenas de protesta" por parte de los deportados a Turquía.