El primer AVE entre Barcelona y París en servicio el 15 de diciembre

El billete del AVE Barcelona-París se pone este jueves a la venta con un precio de 170 euros

Rajoy y Hollande reclaman que Europa haga "más y más rápido" a favor del crecimiento y el empleo

internacional

| 27.11.2013 - 08:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

España y Francia quedarán conectadas por primera vez por un tren de Alta Velocidad el próximo 15 de diciembre, cuando se pondrá en servicio el AVE entre Barcelona y París, según lo acordado en la Cumbre hispano-francesa celebrada este miércoles.

La puesta en servicio del AVE directo entre los dos países, que unirá la Ciudad Condal y la capital francesa en un tiempo de viaje de seis horas y veinte minutos, contará con "una inauguración de alto nivel", según avanzó el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

"Asistimos a un auténtico logro histórico en materia de interconexiones hispano-francesas", que además "acercará más a los españoles y los franceses" y, "en definitiva, a España con el resto de Europa", destacó en la rueda de prensa posterior a la Cumbre.

Por ello, indicó que había acordado con el presidente francés, François Hollande, "celebrarlo como se merece" y "organizar una inauguración de alto nivel" para la línea AVE, según avanzó en la rueda de prensa posterior a la cumbre bilateral.

"Es un gran logro, dado que es la primera vez que las redes (ferroviarias) de los dos países tendrán una interconexión", subrayó de su lado Hollande, quien recordó que se trata de un proyecto que ha tardado veinte años en materializarse.

El presidente español destacó asimismo que la puesta en servicio de este nuevo AVE transfronterizo "reafirma a Cataluña como eje de las interconexiones hispano-francesas". "Este es el camino de futuro en Europa y en el mundo, superar las barreras y las fronteras, no resignarse a ellas y, menos todavía, erigirlas", destacó Rajoy en referencia al carácter integrador del nuevo AVE.

Además, el presidente español enmarcó el anuncio de explotación de esta infraestructuras en el objetivo de los dos países de aprovechar sus cumbres bilaterales para "impulsar al más alto nivel proyectos que deben contribuir a unir aún más a ambos países". "A superar lo que geográfica e históricamente ha sido una barrera o una frontera", subrayó.

El AVE Barcelona-París se pondrá en servicio toda vez que han concluido las obras de la línea AVE en territorio español entre Barcelona y Perpignan. La conexión puramente transfronteriza que conecta Figueres y Perpignan a través de un túnel bajo los Pirineos está construida desde hace unos años.

El inicio de explotación de este corredor se producirá además después de que se hayan homologado trenes de Renfe para que circulen por la red ferroviaria gala y trenes de la compañía ferroviaria francesa SNCF para que lo hagan por las vías españolas.

Rajoy indicó asimismo que durante la cumbre los gobiernos de los dos países se habían congratulado por los avances que presenta el proyecto de Corredor Mediterráneo de España, por el que se convierte a ancho de vía AVE la línea ferroviaria que discurre por todo el litoral mediterráneo. "El Corredor Mediterráneo es y seguirá siendo una prioridad de mi Gobierno", sentenció el presidente, para considerar que los avances de este proyecto, junto con el nuevo AVE, "abren una nueva perspectiva para el ramal Mediterráneo del eje ferroviario del Suroeste de Europa y supone un considerable impulso al desarrollo económico".

RECLAMAN A EUROPA QUE HAGA MÁS Y MÁS RÁPIDO A FAVOR DEL CRECIMIENTO Y EL EMPLEO

Mariano Rajoy, y el presidente de Francia, François Hollande, han señalado que Europa y sus instituciones deben hacer "más, más rápido y más eficazmente" a favor del crecimiento y el empleo para apoyar las reformas estructurales que están llevando a cabo los Estados miembros.

Rajoy incidió en que los dos países comparten "una visión e intereses comunes" en cuanto a la política europea y están comprometidos con la consecución de los que consideran los objetivos primordiales para Europa: "el empleo, el crecimiento, la competitividad y la prosperidad". En este sentido, el presidente del Gobierno español ha asegurado que, superada la "fase crítica de incertidumbre" que padeció la eurozona en el pasado reciente, "Europa no puede ni debe bajar la guardia". "En la recta final hacia la recuperación debemos continuar promoviendo su proceso de reforma con la máxima celeridad y ambición posible", afirmó Rajoy.

Hollande insistió en que, a diferencia de lo que ocurría hace un año cuando se celebró la última Cumbre Hispano Francesa, la preocupación no es actualmente si se va a fragmentar la eurozona, sino cómo devolver el crecimiento y la confianza. "Tenemos que conseguir que las crisis no se repitan y que el crecimiento pueda ser sostenible", afirmó.

En concreto, Francia y España reclaman que se articulen los procedimientos "más ágiles y eficaces" para desembolsar los fondos del programa de empleo juvenil en enero de 2014, tal y como está previsto, así como que las instituciones trabajen para reducir la fragmentación en los mercados financieros y fomentar el crédito, especialmente a pymes.

Además, instaron a que se cumpla "en tiempo y forma" la hoja de ruta para la unión económica y monetaria y, en especial, para la unión bancaria. "La fortaleza de nuestra economía dependerá en gran medida de que seamos capaces de dar este paso necesario para restablecer el flujo de financiación de nuestros ciudadanos y empresas y acabar con la fragmentación de los mercados financieros", afirmó Rajoy.

En este sentido, Hollande confió en que el mecanismo único de resolución europeo y la recapitalización directa de los bancos por parte del Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede) se aprueben en el próximo Consejo Europeo de diciembre, para cumplir así con la hoja de ruta marcada.