El presidente yemení firma la iniciativa para su traspaso pacífico del poder

internacional

| 23.11.2011 - 20:19 h
REDACCIÓN
Más sobre: YemenSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente yemení, Alí Abdalá Saleh, firmó hoy en Riad la iniciativa del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) que estipula el traspaso pacífico del poder para poner fin a la crisis en Yemen y dijo que su deseo "no era monopolizar el poder". En la ceremonia, retransmitida por la televisión estatal saudí, la coalición opositora yemení Encuentro Compartido también rubricó el mecanismo de aplicación de este acuerdo.

El plan del CCG -integrado por Arabia Saudí, Omán, Catar, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos y Baréin- estipula que Saleh traspase el poder al vicepresidente en un plazo de 30 días tras la firma de la iniciativa, y que se celebren elecciones dos meses después.

Después de la firma, el presidente yemení aseguró que siempre quiso traspasar el poder de forma pacífica pero que los partidos políticos rechazaron esto hace tiempo y se unieron a la oposición al régimen de Saná.

Saleh reiteró que su deseo "no era monopolizar el poder" ni que murieran personas en las revueltas contra su régimen, que comenzó a finales del pasado enero. "No es importante la firma sino las buenas intenciones", aseguró Saleh, que agregó que lo que sucede actualmente en Yemen es "una violación a la Constitución".

Pese a las recriminaciones, el mandatario afirmó que desea "un futuro brillante para Yemen" y colaborar con la oposición en esta nueva etapa.

En cuanto a las revoluciones árabes, que ya han derrocado los regímenes de Túnez, Egipto y Libia, Saleh dijo que "los vientos que soplan desde los países del norte de África forman parte de una agenda extranjera".

Al acto de firma de este crucial acuerdo acudieron los ministros de Exteriores de los países del CCG, el enviado especial de la ONU para Yemen, Yamal Benomar, y el propio rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abdulaziz.

El rey Abdalá se dirigió al pueblo yemení en un discurso en el que le alentó a "proteger el país de caer en el caos". "Hoy comienza un nuevo capítulo en vuestra historia", dijo el monarca, que subrayó la importancia del perdón, la tolerancia, la lealtad, y el compromiso.

Por su parte, el secretario general del CCG, Abdelatif al Ziani, expresó su esperanza de que la iniciativa suponga el "cese del derramamiento de sangre en Yemen".

Está previsto que después de este acto Saleh se traslade a un centro médico de Nueva York para recibir tratamiento de las heridas sufridas en un atentado en Saná, el pasado junio, informó hoy el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Desde enero pasado, Yemen vive una situación de crisis y de revuelta popular contra el régimen de Saleh, quien ha presidido Yemen desde la unificación entre el norte y el sur en 1990, aunque desde 1978 era el gobernante de Yemen del Norte.