El presidente nigeriano llega a Senegal para mediar en la crisis preelectoral

La capital senegalesa registró el sábado, por tercer día consecutivo, violentos enfrentamientos

Violencia (Violencia)

internacional

| 19.02.2012 - 17:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, llegó hoy a Dakar encabezando una misión de mediación conjunta de la Unión Africana (UA) y de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO), para tratar de resolver la crisis preelectoral que se vive desde hace semanas en Senegal.

Jonathan tiene previsto reunirse con el presidente del país, Andoulaye Wade, cuya candidatura ha sido la causa de fuertes protestas de la oposición, y con los distintos responsables de los partidos políticos para promover el diálogo y garantizar que las elecciones del próximo 26 de febrero sean transparentes y pacíficas.

Varios candidatos de la oposición elogiaron la iniciativa conjunta de la UA y de la CEDEAO, mientras que miembros del partido de Wade quisieron aclarar que la situación de Senegal no es de crisis, sino de "tensión preelectoral".

"La situación que vive Senegal no es una crisis sino una tensión preelectoral", dijo a la prensa el portavoz del equipo de campaña electoral de Wade, El Hadj Amadou.

"Nuestro candidato está llevando a cabo su campaña electoral y espera el veredicto de las urnas. Tras su victoria llegará el tiempo de diálogo", agregó Amadou.

La crisis senegalesa se desencadenó por la candidatura a las próximas elecciones del actual presidente.

La oposición niega que Wade pueda optar al que, en caso de victoria, sería su tercer mandato, al considerar que viola la Carta Magna que fue adoptada en Senegal en 2001, que los limita a dos.

Wade y sus partidarios opinan que esa constitución no es aplicable a este caso, puesto que fue adoptada un año después de que el actual presidente fuera elegido por primera vez en 2000, por lo que tendría derecho a estar otros siete años al frente de la jefatura del Estado.

La candidatura de Wade, validada por el Consejo Constitucional, ha desencadenado una ola de protestas y violentos enfrentamientos casi diarios entre manifestantes y fuerzas de seguridad.

La violencia ha causado al menos siete muertos y decenas de heridos, entre los que se encuentra el candidato presidencial Cheikh Bamba Dieye, admitido ayer sábado a un centro hospitalario de la capital a causa de un traumatismo craneoencefálico.

La capital senegalesa registró el sábado, por tercer día consecutivo, violentos enfrentamientos que tuvieron como epicentro la plaza de la Independencia, donde algunos candidatos a la presidencia pretendían celebrar concentraciones prohibidas por las autoridades administrativas.

En los últimos días, los disturbios se han extendido a varias localidades del país, como Kaolack, en el centro de Senegal, donde un joven seguidor de la oposición murió el viernes pasado a consecuencia de una herida causada por una granada lanzada por las fuerzas de seguridad encargadas de dispersar a los manifestantes.