El Parlamento venezolano aprueba un acuerdo en rechazo a la sentencia del Supremo

El Supremo prevé "límites democráticos" a la tarea fiscalizadora de la Cámara

internacional

| 04.03.2016 - 15:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), de mayoría opositora, aprobó un acuerdo en rechazo a la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de ese país que prevé "límites democráticos" a la tarea fiscalizadora de la Cámara. "Es una sentencia invalida, inexistente, no vinculante", dijo el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, durante su intervención en el pleno de la Cámara.

El titular del poder Legislativo reiteró que la sentencia del Supremo "no existe", ya que, aseguró, "viola su propio reglamento". "El tribunal cree que va resolver los problemas con sentencias de carácter político, neutralizando a un poder que no controla. Lo que tiene que neutralizar es el hambre, es la miseria, es la inseguridad", expresó.

El diputado opositor Omar Barboza señaló que el Supremo "le quiere negar al pueblo venezolano el derecho de tener un poder Legislativo independiente y desconoce la voluntad popular". "La Sala (Constitucional del TSJ) no se limitó a interpretar, sino que fue más allá, legisló y enmendó la Constitución para restar poderes a la Asamblea Nacional", apuntó.

Barboza pidió a la Organización de Estados Americanos (OEA) que aplique la carta democrática en Venezuela ante la "violación del mandato popular". Por su parte, el también parlamentario de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Américo De Grazia calificó al TSJ como "un tribunal de inquisición por parte de la bancada madurista".

"¿Qué pretende el régimen con esto que hicieron en el 'tribunal de la inquisición'?, no es la inquisición a la MUD, ni es la inquisición a la AN, es la inquisición al soberano, a la voluntad del pueblo venezolano que se expresó a través de los votos", aseguró De Grazia. La bancada chavista, a la que le fue negada una propuesta de alteración del orden del día, se abstuvo de participar en el debate.

El oficialista Pedro Carreño dijo a los periodistas fuera de la Cámara que cada vez que la AN "se salga del camino de la legalidad" activarán "los mecanismos constitucionales" y acudirán al TSJ para plantear un conflicto de competencia o para solicitar una "interpretación de la Constitución".

La sentencia del Supremo, anunciada el pasado martes, se produce cuando la oposición ha citado a diversas autoridades ante el Parlamento y anunciado que buscará adelantar el fin del mandato de Maduro a través de vías distintas a un referendo revocatorio, la única vía a la que el Gobierno reconoce validez.