El Parlamento griego aprueba la quita de parte de su deuda

(Archivo)

internacional

| 23.02.2012 - 17:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Parlamento griego aprobó hoy por mayoría absoluta la legislación necesaria para proceder a la quita de parte de su deuda, que implicará la condonación de 107.000 millones de euros, es decir, el 53,5 % del valor de los bonos en manos de los grandes bancos y fondos de inversión privados.

La votación tuvo lugar antes de lo previsto al acortarse el debate, que finalmente duró unas siete horas en lugar de las 12 inicialmente previstas.

Votaron a favor del proyecto de ley los dos partidos que forman parte del gobierno, el socialdemócrata PASOK y la conservadora ND, que suman 193 de los 300 escaños del parlamento, además de varios diputados independientes.

El Eurogrupo dio luz verde en la noche del lunes al martes al plan de reestructuración de la deuda helena, que contempla el nuevo crédito de 130.000 millones de euros además de la condonación de 107.000 millones de euros de deuda.

Los bonos griegos serán sustituidos por nuevos títulos por un valor del 30,5 % de los actuales más otros con un valor del 15 % emitidos por el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF, por sus siglas inglesas).

El proyecto de ley sobre la quita incluye un mecanismo llamado Cláusulas de Acción Colectiva (CAC) que permitirá obligar a los tenedores de la deuda helena a acogerse a la quita si hay una mayoría de acreedores que apoyan la reestructuración.

El proyecto legislativo para dar luz verde al canje de bonos fue tramitado por vía de máxima urgencia, algo que denunciaron especialmente las formaciones que se oponen al gobierno de coalición socialdemócrata-conservador que dirige el ex banquero Lukás Papadimos.

"No entiendo su insistencia en negar la urgencia. Aquellos que no aceptan el procedimiento de urgencia es porque no entienden la situación en la que se halla el país", respondió el ministro de Finanzas, el socialdemócrata Evangelos Venizelos, al referirse a las críticas.

"Deje de engañar y de chantajear al pueblo. Es mentira que los 130.000 millones sean para salvarnos. ¿Qué ganarán de ello los trabajadores? Sólo se benefician los bancos y los monopolios", criticó el diputado comunista Zanassi Pafilis, en referencia a que el préstamo será depositado en una cuenta bloqueada y sólo se podrá destinar al pago de la deuda y a la recapitalización bancaria.

El debate estuvo marcado por un tono bronco, con constantes acusaciones al gobierno de haber cedido la soberanía nacional griega.