El Parlamento griego aprueba establecimiento de nueva radiotelevisión pública

(Archivo)

internacional

| 19.07.2013 - 20:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Parlamento griego aprobó hoy la legislación que permitirá el establecimiento de la nueva radiotelevisión pública (NERIT) tras el fulminante cierre de la ERT el pasado 11 de junio por parte del Gobierno de Andonis Samarás.

El texto fue aprobado con los votos favorables de los dos partidos que forman la coalición de gobierno -el conservador Nueva Democracia (ND) y el socialdemócrata Pasok- y el voto en contra del resto de la oposición.

A pesar de ello, el Gobierno no ha logrado pactar una solución negociada al cierre de ERT con el comité de empresa y parte de los trabajadores mantienen ocupados algunos edificios de la cadena publica desde la que transmiten programación a través de internet y de algunas frecuencias analógicas pirateadas con ayuda de la Unión Europea de Radiodifusión (UER).

Hace algo más de una semana el Gobierno restituyó la señal de las cadenas internacionales (BBC, TV5 Monde, Deutsche Welle y RIK) que emitían por frecuencias del ente público griego e instituyó una nueva cadena -Televisión Pública (DT)- en los tres canales utilizados por la antigua ERT, que emitirá sólo de forma temporal.

Sin embargo, la DT ha sido muy criticada ya que únicamente transmite documentales y películas de hace décadas ya que carece de personal y emite desde un estudio de una empresa privada, protegido por la policía.

El viceministro encargado de la reforma de la radiotelevisión pública, el periodista Pantelis Kapsis, criticó a los "sindicalistas" que mantienen ocupada ERT pero estos han respondido que no piensan abandonar sus puestos.

En su intervención parlamentaria, Kapsis prometió que el lunes serán convocadas 580 plazas para la nueva televisión pública de forma temporal y que finalmente el nuevo ente público tendrá 2.000 empleados, en lugar de los 2.656 de que dispone el actual.

Para las nuevas plazas, el viceministro explicó que los trabajadores serán seleccionados por una empresa privada junto a académicos universitarios y que los trabajadores de la antigua ERT tendrán cierta prioridad.

Kapsis afirmó que la legislación sobre la nueva NERIT está en consonancia con la de otras radiotelevisiones públicas europeas y que las nuevas cadenas "no serán partidistas" sino que contratarán a sus empleados en base al "mérito" de estos.

En cambio, el jefe de la oposición y líder del partido izquierdista Syriza, Alexis Tsipras, denunció que el Gobierno está haciendo "un regalo" a las cadenas privadas con el cierre de la ERT y acusó directamente a Kapsis -exdirector del diario 'Ta Nea'- de favorecer los intereses de su antiguo patrón, el grupo mediático DOL.

Ayer, el parlamento desestimó una petición de Syriza para la creación de una comisión de investigación sobre los hechos que llevaron al cierre de ERT.

El partido de centroizquierda Dimar, que dejó el Gobierno de coalición en protesta por el cierre de ERT, también criticó la legislación sobre el nuevo ente público y dijo que NERIT reproducirá "los errores del pasado", "no será verdaderamente independiente" y "no tendrá autonomía del Gobierno".

Los trabajadores de las cadenas de televisión privadas -a excepción de la conservadora Skaï- llevaron hoy a cabo una huelga en solidaridad con los empleados de ERT.