El papa reza en el Cobre por los presos cubanos, las familias separadas y por Haití

internacional

| 27.03.2012 - 19:04 h
REDACCIÓN

El papa Benedicto XVI visitó hoy el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, a la que pidió por los presos, por las familias cubanas separadas y por Haití "que aún sufre las consecuencias" del terremoto de 2010.

"He suplicado a la Virgen Santísima por las necesidades de los que sufren, de los que están privados de libertad, separados de sus seres queridos o pasan por graves momentos de dificultad", dijo el papa en un saludo a peregrinos y habitantes del poblado del Cobre donde se ubica este recinto religioso, a unos 20 kilómetros de la ciudad oriental de Santiago.

El pontífice, que pronunció estas palabras tras unos momentos de oración en el interior del templo, también pidió a la virgen "mambisa" que Cuba avance "por caminos de renovación y esperanza",

En sus oraciones, Benedicto XVI tuvo presente a los jóvenes del país para que sean amigos de Cristo. También oró por los afrocubanos.

El papa concluyó su saludo con el deseo de que "nada ni nadie les quite la alegría interior, tan característica del alma cubana".

Benedicto XVI inició su segunda jornada en Cuba con la visita al Santuario de la Caridad del Cobre, tras pernoctar en una vivienda construida para la ocasión al lado del recinto religioso.

El pontífice recordó que está en Cuba como "peregrino de la Caridad": su visita se produce en el Año Jubilar por 400 años del hallazgo de la imagen mariana que fue encontrada en 1612, cuando tres buscadores de sal la encontraron flotando en aguas de la Bahía de Nipe sobre una tabla que decía: "Yo soy la Virgen de la Caridad".

La Virgen de la Caridad o "Cachita", como se la llama popularmente en Cuba, es todo un símbolo de identidad y fe para los cubanos de dentro y fuera del país y su significación trasciende del marco católico a la cultura e historia de la isla.

La imagen también se conoce como la "Virgen Mambisa" porque los independentistas cubanos la llevaron con ellos durante su alzamiento contra la colonia española.

Y para la santería y otros cultos afrocubanos la Caridad se asocia con Oshún, una deidad del culto yoruba que representa las aguas dulces, el amor, la fertilidad y la sensualidad femenina.

De rostro mestizo y con manto dorado, la Caridad es una imagen de 36 centímetros que se conserva sobre una base de plata y dentro de una vitrina refrigerada y a prueba de balas en lo alto del altar del santuario.

Entre agosto de 2010 y diciembre de 2011 la Virgen recorrió unos 30.000 kilómetros y reunió a millones de cubanos a su paso, en su primer peregrinaje nacional tras la revolución de 1959.

La Virgen acompañó ayer a Benedicto XVI en la misa que ofició en Santiago de Cuba y el pontífice depositó a los pies de la imagen una rosa de oro.

Objeto de muchas ofrendas en su santuario, la más famosa que ha recibido la Caridad del Cobre es la medalla del premio Nobel de Literatura que el escritor estadounidense Ernest Hemingway ganó en 1954, y que se conserva "en un lugar seguro" de Santiago de Cuba, pero fuera de El Cobre.