El Papa recuerda la importancia del bautismo durante la ceremonia del Ángelus

internacional

| 09.01.2011 - 17:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El papa Benedicto XVI invitó hoy a los fieles a redescubrir la "belleza" del sacramento del Bautismo y de la propia fe para que ésta genere "frutos de bondad y de concordia", durante la ceremonia del Ángelus dominical.

Además, Benedicto XVI recordó a la población de Haití cuando se cumple casi un año del terremoto que devastó el país y saludó a un grupo de peregrinos coptos presentes hoy en la Plaza de San Pedro.

El Pontífice recordó la importancia del "nombre cristiano" y dijo: "Cada bautizado adquiere el carácter de hijo a partir del nombre cristiano, signo inconfundible de que el Espíritu Santo hace nacer de nuevo al hombre en el seno de la Iglesia".

"El Bautismo es el inicio de la vida espiritual, que encuentra su plenitud a través de la Iglesia", dijo Benedicto XVI a los fieles desde la ventana de su estudio en el Palacio Apostólico.

Benedicto XVI dio este mensaje durante la ceremonia del Ángelus dominical celebrado en la plaza de San Pedro ante miles de fieles y después de dirigir la misa del Día del Bautismo en la Capilla Sixtina, en la que bautizó a 21 niños.

"En el momento del sacramento, mientras la comunidad eclesial reza y confía a Dios a un nuevo hijo, los padres y los padrinos se comprometen a acoger al recién bautizado, ayudándolo en la formación y en la educación cristiana", dijo.

Una tarea que supone, según el Papa, "una gran responsabilidad derivada de un gran don".

"Invito a todos los fieles a redescubrir la belleza de ser bautizado y a dar testimonio de la propia fe, para que ésta pueda generar frutos de bondad y de concordia", añadió Benedicto XVI.

Tras estas palabras, el Papa recordó a la población de Haití, cuando se cumple casi un año del terremoto que dejó miles de muertos en el país caribeño.

"Dedico un recuerdo particular a la población de Haití, a un año del terrible terremoto, al que por desgracia ha seguido también una grave epidemia de cólera", dijo Benedicto XVI.

(Para) "expresar mi cercanía y la de toda la Iglesia", el Pontífice explicó que el cardenal Robert Sarah, presidente del Pontificio Consejo "Cor Unum", se trasladará hoy a la isla.

Benedicto XVI saludó, asimismo, a un grupo de parlamentarios italianos presentes en la Plaza de San Pedro y les agradeció "su empeño, compartido con otros compañeros, en favor de la libertad religiosa", en referencia a las peticiones realizadas por el Gobierno y la oposición italiana a la Unión Europea para que intervenga a favor de la libertad religiosa.

Además, saludó a un grupo de fieles coptos, a los que manifestó una vez más su "cercanía".

El Papa se dirigió también a los peregrinos en lengua española a los que recordó la importancia del sacramento del Bautismo.

"Que la intercesión de la santísima Virgen María os ayude a ser imagen de aquel que hemos conocido semejante a nosotros en la carne y renueve en todos la vocación a la santidad a la que se está llamado por el Bautismo", dijo.