El Papa pide preservar el equilibrio entre musulmanes y cristianos en Líbano

Insta a los pueblos de Oriente Medio a que vivan en paz y hermandad

internacional

| 14.09.2012 - 14:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El papa Benedicto XVI pidió hoy que se preserve el equilibrio entre cristianos y musulmanes en el Líbano, a su llegada al aeropuerto de Beirut donde inició una visita de tres días a este país. "Es muy importante el equilibrio entre cristianos y musulmanes. Hay que preservarlo y tiene que ser ponderado", dijo el santo padre.

En su opinión, la existencia de dicho equilibrio en el Líbano "proviene de todos sus hijos que están comprometidos con su conservación".Asimismo, el papa Joseph Ratzinger adelantó que viene a este país "como amigo de Dios y de los hombres para rezar por la paz de todos los países de Oriente Medio, sea cual sea su creencia".

"Ruego por ustedes y por los sufrimientos en este mundo y siento con toda la región lo que está sufriendo", subrayó el papa, que dijo en árabe: "Os doy mi paz".El santo padre explicó que una de las razones de su visita es la firma de la Exhortación Postsinodal (documento final) del Sínodo de Obispos para Oriente Medio, celebrado en 2010, que "va a dar esperanza durante los próximos años".

VISITA PASTORAL DE TRES DÍAS

El papa Benedicto XVI llegó este viernes al Líbano en una visita pastoral de tres días para transmitir un mensaje de paz en la región. El avión del papa, un Airbus A320 de la compañía italiana Alitalia, aterrizó en el aeropuerto internacional Rafik Hariri de Beirut sobre las 13.45 hora local (10.45 hora GMT).

El nuncio apostólico del Vaticano, monseñor Gabriele Giordano Caccia, subió al aparato para recibir al papa, cuya visita al Líbano ha sido calificada de "histórica" ya que se espera que contribuya a asentar la paz en el país y en la región, que pasa por momentos tumultuosos. Cuando Joseph Ratzinger descendió del avión fue saludado con veintiún salvas de cañón y, a pie de la escalerilla, fue recibido por el presidente del Líbano, Michel Suleiman, el único jefe de Estado de la región de credo cristiano.

Al aeropuerto también han acudido el primer ministro, Nayib Mikati, y varios miembros de su Ejecutivo, además del jefe del Parlamento, Nabib Berri, y otras personalidades políticas y religiosas, tanto cristianas como musulmanas.

Poco después, en un estrado, el papa Benedicto XVI y Suleiman, escucharon los himnos del Líbano y del Vaticano. Es la primera visita al Líbano del papa Ratzinger en los siete años de su pontificado y el cuarto a Oriente Medio.

Durante su estancia, el obispo de Roma entregará la Exhortación Postsinodal (documento final) del Sínodo de Obispos para Oriente Medio celebrado en 2010.

QUE ORIENTE MEDIO VIVA EN PAZ

El papa Benedicto XVI alentó hoy a todos los pueblos de Oriente Medio a que vivan en paz y hermandad durante la ceremonia de firma de la Exhortación Postsinodal (documento final) del Sínodo de Obispos para Oriente Medio, celebrado en 2010. "Deseo que todos los pueblos de la región vivan en paz, hermandad y libertad religiosa", afirmó el santo padre en la basílica de San Pablo en Harissa, al norte de Beirut, adonde llegó hoy en una visita de tres días, la primera al Líbano en sus siete años de pontificado.

"Invitamos al diálogo en este contexto difícil. Debemos celebrar la victoria del amor sobre el odio. Os invito a no tener miedo y conservar vuestra fe", dijo el santo padre, quien subrayó que "la tolerancia debe triunfar sobre la venganza y la unión sobre la división".

El papa Joseph Ratzinger hizo un llamamiento a que los fieles para que se aferren a la verdad en los países donde hay divisiones y heridas. "Este es un llamamiento insistente para que toda palabra se convierta en hecho", destacó el Papa, que defendió el diálogo entre las religiones.

FIRMA EL DOCUMENTO FINAL DEL SÍNODO DE OBISPOS PARA ORIENTE MEDIO

El documento firmado hoy por el sumo pontífice recoge las propuestas aprobadas en el sínodo de 2010, donde se rechazó el uso de la Biblia para justificar las "injusticias" y se abogó para que los palestinos tengan un Estado propio, en la línea "dos pueblos, dos estados" (Israel y Palestina), entre otros.

El papa explicó que la Exhortación está dirigida a todo Oriente Medio y su primer mensaje es indicar a los fieles lo que deben hacer en esta tierra. Asimismo, hizo hincapié en su discurso que "la Iglesia de Oriente debe vivir sin temor porque Dios están en ella para practicar su fe efectivamente". Tras la firma del documento, Benedicto XVI lo entregará a los obispos de Oriente Medio en la misa que oficiará el domingo en Beirut.