El Papa pide a los líderes religiosos que rechacen la locura homicida del terrorismo

Les pide que rechacen "con fuerza" matar en nombre de Dios

Durante su encuentro en el Vaticano con miembros del cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede

internacional

| 09.01.2017 - 13:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El papa Francisco hizo hoy un llamamiento a los líderes religiosos para que rechacen "con fuerza" matar en nombre de Dios y se refirió al "terrorismo de matriz fundamentalista" como una "locura homicida"."Se trata de una locura homicida que usa el nombre de Dios para sembrar muerte, intentando afirmar una voluntad de dominio y de poder. Hago por tanto un llamamiento a todas las autoridades religiosas para que unidas reafirmen con fuerza que nunca se puede matar en nombre de Dios", dijo Jorge Bergoglio.

El papa pronunció estas palabras durante un encuentro en el Vaticano con miembros del cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede.

"Desgraciadamente, somos conscientes de que todavía hoy, la experiencia religiosa, en lugar de abrirnos a los demás, puede ser utilizada a veces como pretexto para cerrazones, marginaciones y violencias", dijo Bergoglio.

"Me refiero en particular al terrorismo de matriz fundamentalista, que en el año pasado ha segado la vida de numerosas víctimas en todo el mundo", agregó.

En este sentido, citó algunos países que el pasado año han sufrido atentados como "Afganistán, Bangladesh, Bélgica, Burkina Faso, Egipto, Francia, Alemania, Jordania, Irak, Nigeria, Pakistán, Estados Unidos de América, Túnez y Turquía".

Lamentó que los simpatizantes del extremismo religioso apliquen "gestos viles" y usen "a los niños para asesinar, como en Nigeria" o tomen "como objetivo a quien reza, como en la catedral copta de El Cairo, a quien viaja o trabaja, como en Bruselas, a quien pasea por las calles de la ciudad, como en Niza o en Berlín, o sencillamente celebra la llegada del año nuevo, como en Estambul".

EL TERRORISMO FRUTO DE UNA GRAVE MISERIA ESPIRITUAL

"El terrorismo fundamentalista es fruto de una grave miseria espiritual, vinculada también a menudo a una considerable pobreza social. Sólo podrá ser plenamente vencido con la acción común de los líderes religiosos y políticos", consideró.

En este sentido, se refirió a los líderes religiosos para pedirles que trabajen en "transmitir aquellos valores religiosos que no admiten una contraposición entre el temor de Dios y el amor por el prójimo".

Pero también dirigió un mensaje a los líderes políticos, a quienes -señaló- compete la responsabilidad de "garantizar en el espacio público el derecho a la libertad religiosa, reconociendo la aportación positiva y constructiva que ésta comporta para la edificación de la sociedad civil".

Para Bergoglio, "a quien gobierna le corresponde, además, la responsabilidad de evitar que se den las condiciones favorables para la propagación de los fundamentalismos".

Esto se consigue, subrayó, implementando "políticas sociales adecuadas que combatan la pobreza y que requieren de una sincera valorización de la familia como lugar privilegiado de la maduración humana y de abundantes esfuerzos en el ámbito educativo y cultural".