El Papa dice que el viaje de los Reyes Magos "simboliza el destino de cada hombre"

Ha hecho un llamamiento para custodiar la fe y no dejarse engañar por apariencias

Papa Francisco

internacional

| 06.01.2014 - 12:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Papa Francisco ha asegurado este lunes, durante la Solemnidad de la Epifanía del Señor celebrada en la Basílica Vaticana, que el viaje de los Reyes Magos "simboliza el destino de cada hombre", al tiempo que ha hecho un llamamiento para custodiar la fe y no dejarse engañar por apariencias.

"En este viaje de los Reyes Magos de Oriente simboliza el destino de cada hombre: nuestra vida es un caminar, iluminada por las luces que iluminan el camino para encontrar la plenitud de la verdad y el amor, que los cristianos reconocemos en Jesús, Luz del mundo", ha afirmado el Pontífice durante la Santa Misa, que ha comenzado a las 10.00 horas.

"NUESTRA VIDA ES UN CAMINAR"

El Santo Padre ha hecho alusión a "la experiencia de los Reyes Magos" y ha recordado que "siguiendo la luz, buscaban la luz". Así, ha detallado que la estrella que apareció en el cielo "encendió en sus mentes y en sus corazones una luz que los mueve en busca de la gran Luz de Cristo". De este modo, los Reyes Magos "siguen fielmente la luz que les invade por dentro y encuentran al Señor".

"Nuestra vida es un caminar, iluminada por las luces que iluminan el camino para encontrar la plenitud de la verdad y el amor, que nosotros los cristianos reconocemos en Jesús, Luz del mundo. Y cada hombre, como los

Magos, tiene dos grandes libros de los que extraer señales: el libro de la creación y el libro de las Sagradas Escrituras", ha proseguido el Pontífice.

En este punto, ha asegurado que "lo importante es estar alerta, vigilante, escuchar a Dios que siempre habla", con una especial mención a "escuchar el Evangelio, leerlo, meditarlo y hacerlo nuestro alimento espiritual". Así, ha indicado cómo en el Evangelio se cuenta que los Reyes Magos, cuando llegaron a Jerusalén, perdieron por un momento de vista a la estrella. Sin embargo, fueron capaces de superar este momento peligroso porque "creían en las Escrituras".

"La luz estaba ausente en el palacio del rey Herodes", quien ordena matar a todos los niños ante el temor de que el nacimiento de un niño "cambie las reglas del juego", ha proseguido el Papa, quien ha destacado "la sagacidad espiritual de los Reyes para sortear el peligro", una sagacidad que, según ha destacado, "permite reconocer los peligros para evitarlos". "Los Reyes Magos fueron capaces de utilizar esta luz de la astucia cuando, en el camino de regreso, decidieron no pasar por el palacio sombrío de Herodes e ir por otro camino", ha recordado.

Según el Pontífice, "estos sabios venidos de Oriente nos enseñan cómo evitar caer en las trampas de la oscuridad, y defendernos de la oscuridad que busca envolver nuestras vidas. Con esta astucia, custodiaron la fe". Así, el Papa ha pedido a los fieles "ser capaces de custodiar la fe del canto de las sirenas", porque, como ha subrayado, "la fe es una gracia, es un don" y ha hecho hincapié en custodiar la fe "con la oración y la caridad".

"Acoger en nuestro corazón la luz de Dios y, al mismo tiempo, cultivar la astucia espiritual que combina simplicidad y astucia, como dijo Jesús a sus discípulos: 'Sed prudentes como serpientes y sencillos como palomas'", ha apostillado.

NO DEJARSE ENGAÑAR POR LAS APARIENCIAS

El Papa también ha pedido escuchar a los Magos como sabios compañeros de camino ya que, a su juicio, su ejemplo "ayuda a levantar la mirada hacia la estrella y seguir los grandes deseos de nuestro corazón", al tiempo que enseñan a no contentarse "con una vida mediocre", sino a dejarse atraer "por lo que es bueno, verdadero, bello".

"Ellos nos enseñan a no dejarse engañar por las apariencias (...) Es necesario custodiar la fe en estos tiempos tan importantes, hay que ir más allá de la oscuridad, más allá de tantas modernidades, ir a Belén" donde, cómo ha recordado, "nació el Rey del universo".