El Papa denuncia que los Gobiernos corruptos roban a los pobres

La misa en Manila a la que asistieron entre 6 y 7 millones de personas fue el mayor evento papal de la historia

internacional

| 19.01.2015 - 15:04 h
REDACCIÓN

El papa Francisco aseguró que la corrupción es un problema mundial y que los gobiernos corruptos roban al pueblo y a los pobres, durante la rueda de prensa a bordo del avión papal de regreso a Roma desde Manila. Para Francisco, "la corrupción es quitar al pueblo. La persona corrupta que hace negocios corruptos o que gobierna de forma corrupta roba al pobre. Las víctimas son los pobres".

El pontífice explicó que "la corrupción está a la orden del día" y que anida fácilmente en las instituciones, ya que éstas están más ramificadas y tienen muchos cargos". "Cualquier institución puede caer en esto", aseguró Jorge Bergoglio a los medios de comunicación, entre ellos Efe, que le acompañaban en el vuelo.

El pontífice, que afrontó en algunos discursos este tema durante su viaje a Filipinas, relató cómo en 2001 preguntó al jefe de Gabinete del entonces Gobierno de Argentina cuánto de las ayudas gubernamentales -dinero, alimentos o ropa- llegaban al interior del país. "Él, que era un hombre honesto, me contestó: el 35 por ciento", explicó.

Y, preguntado sobre si existe corrupción en las instituciones eclesiales, el papa confesó "que existen casos" Berglogio contó un hecho, ya conocido, de cuando fue nombrado obispo de Flores en 1994 y unos empleados de un ministerio le prometieron 400.000 euros en fondos si les daba después la mitad.

"Ahora qué hago, o les insulto y les doy una patada donde no llega el sol o me hago el tonto", contó Jorge Bergoglio, quien explicó que finalmente prefirió hacerse el tonto y decirles que necesitarían un recibo del pago y acabaron marchándose. "Sé que es un mal pensamiento pero, si hicieron esto, pienso que alguno ya les había dicho que sí", se lamentó.

El papa reconoció que "hay que pedir perdón por los católicos y cristianos que escandalizan por la corrupción". "La corrupción es una plaga para la Iglesia. Pueden existir santos y santos pecadores, pero no corruptos. La Iglesia es santa, pero también hay alguno (corrupto)", concluyó.