El papa nombra a Santiago Gómez Sierra obispo auxiliar de la Archidiócesis de Sevilla

internacional

| 18.12.2010 - Actualizado: 14:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Papa Benedicto XVI ha nombrado a Santiago Gómez Sierra, Deán de la Catedral de Córdoba, obispo auxiliar de la Archidiócesis de Sevilla, asignándole la sede titular de Vergi. La ceremonia de su ordenación episcopal tendrá lugar en la Santa Iglesia Catedral de Sevilla el próximo día 26 de febrero.

En rueda de prensa, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández ha afirmado que se siente "gozoso" por este feliz acontecimiento, así como el presbiterio diocesano, la vida consagrada, los seminaristas que se preparan al sacerdocio y los fieles laicos. También, ha dado las gracias al Santo Padre "por esta predilección para con la Diócesis de Córdoba en la persona de uno de sus curas más queridos", como es Santiago Gómez Sierra.

De este modo, ha felicitado a la Diócesis de Sevilla y a su arzobispo, Juan José Asenjo, quien pidió al Papa un obispo auxiliar, que finalmente le ha sido concedido en la persona de Santiago Gómez Sierra, a quien el obispo Demetrio Fernández ha felicitado y le ha dado la enhorabuena en nombre de toda la Diócesis de Córdoba, "que se desprende de uno de sus mejores hijos y lo hace generosamente para bien de la Iglesia universal".

Por su parte, Gómez Sierra ha mostrado su gratitud por la confianza mostrada y le ha manifestado a Asenjo su afecto más sincero y su propósito de "no regatear esfuerzos para ofrecerle la ayuda que ha solicitado al Santo Padre pidiendo un obispo auxiliar para la Archidiócesis".

Ha apuntado que él le distinguió con su confianza en los distintos ministerios que le encomendó cuando pastoreaba la Diócesis de Córdoba y ha señalado que encuentra en el Arzobispo de Sevilla "la orientación paternal que necesita".

Gómez Sierra ha saludado con afecto y respeto a toda la Iglesia de Sevilla, a los sacerdotes y diáconos, a los seminaristas, a los religiosos, a las parroquias, movimientos y asociaciones, hermandades y cofradías, y a todas las familias cristianas, "verdaderas iglesias domésticas en las que se vive y transmite la fe". A todos, se ofrece "como hermano y amigo".

También saluda con respeto a las autoridades civiles, militares, judiciales y universitarias de Andalucía, de la provincia y la ciudad de Sevilla, en cuanto a que "la permanente construcción de una sociedad cada día más justa y fraterna necesita la aportación de las mejores convicciones y esfuerzos de todos los ciudadanos".

Entretanto, Gómez Sierra ha manifestado que este nombramiento no es un premio a su carrera porque la Iglesia no le debe nada, sino que es él quien le debe a ella. Además, le ha dado las gracias a Demetrio Fernández "por la cercanía y confianza" con la que le ha distinguido desde que está en Córdoba, "por la ilusión y la alegría" que le ha manifestado desde que conoció su nombramiento episcopal.

"GRATITUD AL SANTO PADRE"

Por su parte, el Arzobispo de Sevilla ha mostrado en rueda de prensa su "gratitud al Santo Padre" que "con gran bondad" ha tenido en cuenta su solicitud de un obispo auxiliar que pueda ayudarle en el gobierno pastoral de la Iglesia. En este sentido, ha agradecido también a Santiago Gómez Sierra "la aceptación del cargo" y le ha felicitado por "la confianza que ha demostrado el Santo Padre con este nombramiento".

Asenjo ha destacado de él que es un "sacerdote piadoso, celoso, sumamente trabajador y sencillo", por lo que se ha mostrado seguro de que de "va a ser un excelente pastor y un colaborador magnífico" en su ministerio, al tiempo que ha señalado que "está preparado para todos los temas de la escuela católica y la educación", materia en la que centrará parte de su trabajo en Sevilla.

En cuanto a la solicitud de un obispo auxiliar, cargo del que no requirió el cardenal arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, Asenjo ha precisado que "lo necesitaba, a lo mejor por la debilidad de mis fuerzas, pero buscando siempre un mejor servicio para la archidiócesis de Sevilla".

Santiago Gómez Sierra, deán de la Catedral de Córdoba, nació en Madridejos (Toledo) el 24 de noviembre de 1957. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de Córdoba. Obtuvo la Licenciatura en Filosofía y Ciencias de la Educación (sección de filosofía) por la Universidad Complutense de Madrid y la Licenciatura en Teología (especialidad dogmática y Fundamental) por la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid.

Fue ordenado sacerdote en Córdoba el 18 de septiembre de 1982. Desde 1982 hasta 1993 fue formador y vicerrector del Seminario Mayor 'San Pelagio' de Córdoba así como Prefecto de Estudios. Desde su creación y hasta 2007, ha sido profesor del Seminario Mayor de 'San Pelagio' de Córdoba y del Instituto Superior de Ciencias Religiosas 'Beata Victoria Díez'. Entre 1983 y 1991, fue cura ecónomo de 'Ntra. Sra. De los Angeles' de Alcolea-Córdoba.

En 1991 fue nombrado Arcipreste del Alto Guadalquivir y en 1993, párroco de 'San Juan y Todos los Santos' en Córdoba. A partir de 2005, fue vicepresiente de la Junta de Gobierno de la Obra Pía 'Santísima Trinidad' en Córdoba.

En 1997 y hasta 2001 fue nombrado vicario general, cargo que ocupó también entre 2004 y 2007, periodo en el que además fue moderador de la Curia. Durante el trienio 2004-2007 fue miembro del consejo diocesano de la Educación Católica y de 2006 a 2007, vicepresidente del Patronato de la Fundación de la Escuela Universitaria de Magisterio. En 2007 fue nombrado presidente del consejo de administración de CajaSur.