La OTAN investigará el bombardeo a civiles denunciado por el obispo de Trípoli

Los rebeldes libios pierden terreno y retroceden para proteger Ajdabiya

La OTAN asume este jueves el mando completo de las operaciones en Libia

Gadafi advierte a los aliados que la situación podría estar "descontrolada"

internacional

| 31.03.2011 - 08:26 h
REDACCIÓN

La OTAN dijo hoy que investigará un bombardeo sobre Trípoli que habría causado ayer al menos cuarenta muertos y fue denunciado por el vicario apostólico de la capital libia, el obispo Giovanni Innocenzo Martinelli.

"Conocemos esa información. La investigación verá si fuerzas de la OTAN estuvieron o no implicadas en ese incidente", señaló el responsable de la operación "Protector Unificado" de la organización, el general Charles Bouchard, en una vídeo conferencia desde el cuartel aliado de Nápoles (sur de Italia).

Bouchard añadió que se informará "cuando la investigación esté completada".

Aun así, el general canadiense recordó que el supuesto bombardeo habría tenido lugar antes de que la Alianza Atlántica asumiera completamente el mando de las operaciones internacionales sobre Libia, lo que tuvo lugar a las 06.00 GMT de hoy.

El prelado Martinelli, en declaraciones a la agencia vaticana Fides difundidas hoy en Roma, indicó que ayer fueron alcanzados por los bombardeos varios hospitales de Trípoli, uno de ellos en el barrio de Misda, en el sur de la capital.

LOS REBELDES LIBIOS PIERDEN TERRENO Y RETROCEDEN PARA PROTEGER AJDABIYA

Mientras, los milicianos rebeldes perdieron en las últimas horas el terreno recuperado hace tres días a los leales al líder libio, Muamar el Gadafi, con un repliegue hasta Ajdabiya para protegerla, mientras que el frente retrocedía hasta Briga. Ajdabiya, a 160 kilómetros al suroeste de Bengasi, es una ciudad estratégica porque de ella parte una carretera que conecta directamente con Tobruk, situada más al este de la capital de los sublevados, con lo que su control es clave para aislar Bengasi.

En una conferencia de prensa, el portavoz militar de los insurgentes, coronel Ahmad Omar Bany, afirmó que "el frente se sitúa ahora a ambos lados de Briga (a unos 200 kilómetros al oeste de Bengasi)", donde continúan los combates. Pese a la progresión de los "gadafistas" hacia el este, el coronel aseguró que "Ajdabiya no caerá" y recordó que es una de sus líneas de defensa pero no la única.

Todo esto ocurre después del veloz avance rebelde del pasado 27 de marzo, cuando los revolucionarios recuperaron en una sola jornada cuatro ciudades -Ajdabiya, Ras Lanuf, El Aguila y Ben Yauad-, aunque ayer comenzaron a retroceder por los bombardeos de la artillería de las fuerzas progubernamentales.

Bany reveló que las tropas de Gadafi están apoyadas por una fuerza de entre 3.200 y 3.600 soldados de la Guardia Republicana chadiana, bajo el mando del vicedirector de la Seguridad Nacional de Chad, Isa Bahar, primo del presidente Idris Deby.

GADAFI: LA SITUACION PODRIA ESTAR DESCONTROLADA

Por otra parte, Muamar el Gadafi advirtió hoy a los aliados occidentales, en una declaración a la agencia de prensa oficial Jana, que la situación en su país podría estar "fuera de control", tras acusarles de una segunda guerra de "cruzadas" en el Mediterráneo.

Gadafi hizo un llamamiento a los dirigentes aliados para que desistan en su empeño, pues "han violado la ley internacional y la Carta de Naciones Unidas" y están afectados por "la locura de la fuerza".

"Estos dirigentes han provocado la destrucción en el Mediterráneo, han matado a un gran número de civiles libios y quieren imponer la ley del más fuerte en vez de la fuerza de la ley", señaló.

El coronel Gadafi afirmó también al referirse a los mismos dirigentes, que "no han tenido en cuenta los intereses comunes" entre sus pueblos y el libio y les conminó a "dimitir inmediatamente".

"Que sus conciudadanos busquen otros dirigentes que respeten las relaciones entre los pueblos y los Estados asó como la legalidad internacional", explicó.

"Si continúan así, el mundo entrará en una verdadera guerra de cruzadas, pues han iniciado algo tan grave que no pueden controlar y la situación se les puede ir de las manos a tenor de los medios de destrucción de los que disponen", concluyó Gadafi.

OBAMA FIRMÓ UNA ORDEN QUE AUTORIZA OPERACIONES ENCUBIERTAS EN LIBIA

Por otra parte, el presidente de EE.UU., Barack Obama, ha firmado una orden presidencial que autoriza el desarrollo de operaciones encubiertas para "ayudar a los esfuerzos" en Libia, según informan medios estadounidenses. La orden supone un paso legal para efectuar este tipo de operaciones, pero no implica que necesariamente se vayan a desarrollar.

Según la cadena de televisión ABC News, la orden no instruye a los agentes encubiertos para que armen a los rebeldes "pero prepara esa posibilidad y otras si el presidente decidiera seguir esa ruta en el futuro".La existencia de la medida sale a relucir después de que en una entrevista concedida a la cadena NBC el martes, Obama indicó que no descarta, aunque tampoco afirma, la posibilidad de contribuir a armar a los rebeldes que luchan contra el régimen libio de Muamar el Gadafi.

LA OTAN ASUME EL MANDO COMPLETO DE LAS OPERACIONES EN LIBIA

La OTAN tiene a partir de hoy el mando total sobre las acciones militares internacionales en Libia, al completarse la transición de la coalición liderada por Francia, Reino Unido y Estados Unidos a la Alianza Atlántica.

El presidente del Comité Militar de la OTAN, el almirante italiano Giampaolo Di Paola, y el general canadiense Charles Bouchard, al mando de las operaciones desde la base que la Alianza tiene en Nápoles (Italia), explicarán hoy a la prensa (11.30 GMT) la nueva situación.

Según explicó la portavoz de la OTAN, Oana Lungescu, el proceso de transferencia comenzó ayer y se completará hoy de forma que la organización tenga bajo su mando todos los activos militares internacionales que operan en Libia.