Los muertos del atentado en Toulouse serán enterrados este miércoles en Jerusalén

El ministro del interior califica al asesino de Toulouse de "muy frío y cruel"

Los colegios galos guardan un minuto de silencio por las víctimas del tiroteo de Toulouse

internacional

| 20.03.2012 - 15:07 h
REDACCIÓN

La investigación para encontrar al autor de los asesinatos en un colegio judío de Toulouse, calificado por el ministro francés del interior como un asesino "frío y cruel", avanza mientras se celebran los homenajes a las víctimas en todo el país. El ministro de Interior, Claude Guéant, que dirige la investigación desde Toulouse, consideró que la cámara que el hombre portaba en el pecho colgando del cuello "tiende a confirmar el perfil psicológico del asesino": alguien "muy frío y muy cruel".

Guéant, que puntualizó que el asesino no está identificado, se mostró ante los medios de comunicación remiso a "presentar indicios que puedan poner en peligro la investigación", en la que participan más de 200 agentes, incluidos los de la Subdirección Antiterrorista (SDAT). El ministro reconoció que la pista de unos exmilitares expulsados del ejército por comportamientos neonazis "que podrían tener un espíritu de revancha" se está estudiando, pero "no se privilegia más que las otras", entre las que también está la de una acción de terrorismo islámico.

También confirmó que "fue un solo hombre", que eventualmente pudo estar apoyado por otros, tanto el autor de la matanza del colegio judío como de los asesinatos de tres militares franceses, dos en la misma Toulouse el pasado día 15 y el tercero en la vecina ciudad de Montauban el 11.

La Fiscalía antiterrorista, que centraliza las pesquisas judiciales, ha programado una conferencia de prensa a las 16.30 GMT.

LOS COLEGIOS GALOS GUARDAN UN MINUTO DE SILENCIO POR LAS VÍCTIMAS DEL TIROTEO

Todos los colegios franceses guardaron hoy un minuto de silencio a las 10.00 GMT en memoria de los tres niños y un adulto asesinados ayer en un colegio judío de Toulouse y de los tres militares tiroteados la semana pasada, también en el sur de Francia. La Asamblea Nacional y el Senado participarán en el mismo homenaje, propuesto por el Palacio del Elíseo.

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, se sumó al minuto de duelo en un colegio del distrito cuarto de París. "Esos niños son exactamente como vosotros", dijo Sarkozy al término de ese minuto de duelo que compartió con los alumnos en el patio del colegio, donde agregó que el ataque es "tan grave que toda la República debe estar concernida".

Por su parte, el candidato socialista a la Presidencia, François Hollande, se desplazó hasta un colegio en la barriada de las afueras de París de Seine-Saint-Denis para compartir el minuto de silencio con los alumnos en el gimnasio del centro El socialista pidió "un pensamiento para esos niños, para que lo que ocurrió ayer no se reproduzca".

Tanto Sarkozy como Hollande se trasladarán mañana hasta Montauban, lugar donde el presunto asesino tiroteó la semana pasada a tres militares, a los que mañana se rendirá homenaje. La campaña electoral para los comicios de abril y mayo ha sido suspendida "al menos hasta el miércoles" por la conmoción de los ataques, según ha anunciado Sarkozy.

SERÁN ENTERRADOS EN JERUSALÉN

Los cuatro muertos del atentado perpetrado ayer contra una escuela judía en Toulouse, todos ellos con ciudadanía francesa e israelí, serán enterrados mañana en Jerusalén, en cumplimiento del deseo que transmitieron en vida a sus familias.

Los ataúdes con los cadáveres del rabino y maestro Jonathan Sandler y de los niños Miriam Monsonego (de siete años), Arieh Sandler (5) y Gabriel Sandler (4) están siendo transportados hoy por la Fuerza Aérea Francesa de Toulouse (sur de Francia) a París y desde allí a Tel Aviv en un vuelo de la aerolínea israelí El Al, según medios locales.Aún no se ha informado del cementerio o la hora del sepelio.

Las familias de las víctimas mortales manifestaron el deseo de que los restos de sus seres queridos reposen en Jerusalén al personal de la Embajada israelí en París y del Consulado israelí en Marsella (sur de Francia) que les contactó a raíz del atentado, según el Ministerio israelí de Exteriores.

Dadas las "circunstancias excepcionales" del caso, la seguridad social israelí cubrirá el coste del entierro, con fondos destinados normalmente a los sepelios de víctimas del terrorismo en el país. La sociedad encargada de los entierros judíos en Jerusalén ha pedido a las familias un depósito monetario antes de registrar las tumbas.

La medida es habitual con los fallecidos que no residían en Jerusalén, pero ha generado críticas de insensibilidad hacia las familias de las víctimas mortales del atentado.