El ministro del 'brexit' dice que Bruselas trata de "intimidar" a los británicos

David Davis

internacional

| 05.05.2017 - 10:45 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?

El ministro para el brexit del Reino Unido, David Davis, acusó a la Comisión Europea de haber tratado de "intimidar" a los británicos antes del inicio de las negociaciones sobre la salida británica de la Unión Europea.

El ministro conservador afirmó que las informaciones publicadas esta semana por medios británicos que apuntan a que Bruselas exigirá a Londres una factura de 100.000 millones de euros por abandonar el bloque comunitario "cruzaron una línea". "Claramente, lo que ocurrió fue que la Comisión estaba intentando intimidar a los británicos. Los británicos no se dejarán amedrentar, ni el Gobierno permitirá que les intimiden", dijo Davis a la cadena BBC.

MAY ACUSA

La primera ministra, Theresa May, culpó por su parte esta semana a "políticos y funcionarios" de Bruselas de interferir en las elecciones generales británicas, previstas para el 8 de junio, con "amenazas" hacia el Reino Unido.

Ante esas acusaciones, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, alertó ayer de que las negociaciones sobre el "brexit", que comenzarán después de los comicios británicos, resultarán "imposibles" si ambas partes no muestran "discreción, moderación, respeto mutuo y un máximo de buena voluntad".

ACTIVADO EL BREXIT

El Reino Unido activó el 29 marzo el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que establece un plazo de dos años para la salida del país de la UE. Londres y Bruselas negociarán a partir de junio los derechos de los comunitarios en el Reino Unido y de los británicos en el resto del continente tras el brexit, así como las obligaciones económicas pendientes del Gobierno británico con el presupuesto europeo, entre otros asuntos.

May espera comenzar a diseñar en el periodo de dos años la futura relación comercial entre el Reino Unido y la UE, aunque Bruselas ha indicado que esa no será su prioridad en la mesa de negociaciones.