El líder republicano del Congreso de EEUU, John Boehner, confirma su renuncia

Boehner (Boehner)

internacional

| 25.09.2015 - 17:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el republicano John Boehner, confirmó que renuncia a su cargo al frente de la Cámara Baja del Legislativo, así como su escaño a partir del próximo 30 de octubre. En un breve comunicado emitido en Washington, Boehner dice que decidió dimitir porque "prolongar la crisis que vive la presidencia haría un daño irreparable a la institución".

"Mi misión cada día es luchar por un Gobierno más pequeño, menos costoso y más responsable. En los últimos cinco años, nuestra mayoría ha avanzado reformas conservadoras que ayudarán a nuestros hijos y a sus hijos. Estoy orgulloso de lo que hemos logrado", asegura.

Boehner ha sufrido fuertes presiones del ala más conservadora del partido y, según indicó, tenía pensado renunciar el año pasado, pero la inesperada derrota de su "número dos", Eric Cantor, en las elecciones legislativas de noviembre pasado le hizo reconsiderar la decisión para dar continuidad a su proyecto.

"El primer trabajo de cualquier presidente (de la Cámara) es proteger a esta institución que todos queremos. Mi plan era servir hasta el final del año pasado, pero me quedé para dar continuidad a la Conferencia Republicana y la Cámara", explica en la nota.

"Hoy mi corazón está lleno de gratitud a mi familia, mis colegas, y el pueblo del Octavo Distrito de Ohio. Dios bendiga a este gran país que me ha dado -al hijo del dueño de un bar de Cincinnati- la oportunidad de servir", concluye.

Boehner, de 65 años, lleva casi veinticinco años en el Congreso, donde llegó en 1991 como representante de Ohio y, desde enero de 2011, estaba al frente de la Cámara de Representantes.

Su periodo al frente de los republicanos de la Cámara Baja se tornó más tumultuoso a medida que ascendía el movimiento ultraconservador Tea Party, que le criticó en numerosas ocasiones por considerarlo miembro del "establishment" y de la burocracia autocomplaciente de los pasillos del Capitolio.

Recientemente, más de 30 congresistas republicanos amenazaron con forzar un voto de no confianza sobre su posición como presidente de la Cámara, algo que podría haberle forzado a buscar votos demócratas para mantenerse en el cargo.

Tras informar a puerta cerrada a sus colegas de grupo parlamentario sobre su decisión, estaba previsto que Boehner diera una comparecencia de prensa para ofrecer más detalles, aunque fue finalmente cancelada.