El líder opositor ruso trasladado de prisión a un hospital en "estado crítico"

Serguéi Udaltsov estaba en huelga de hambre desde el pasado 4 de diciembre

(Archivo)

internacional

| 18.12.2011 - 16:59 h
REDACCIÓN

El líder opositor ruso Serguéi Udaltsov, en huelga de hambre desde el pasado 4 de diciembre, fue trasladado hoy "en estado crítico" de la prisión donde era retenido a la sala de cuidados intensivos del hospital más cercano en Moscú, informó su esposa, Anastasía Udaltsova.

"Una ambulancia llevó a Serguéi en estado crítico desde el lugar donde estaba retenido a la sala de reanimación del hospital", dijo Anastasía, citada por la agencia rusa Interfax.

El dirigente opositor fue acompañado por agentes de la policía, que también se encuentran junto a él en la sala de cuidados intensivos, precisó.

El pasado 15 de diciembre Udaltsov, que mantiene una huelga de hambre desde el momento de su detención el pasado 4 de diciembre, fue devuelto a prisión desde el mismo hospital.

Aquel día Udaltsov fue detenido a la entrada del metro cuando se dirigía a una manifestación autorizada en protesta por un presunto fraude en las elecciones legislativas y condenado a cinco días de prisión por no acatar las órdenes de los uniformados.

Cumplido el plazo, el pasado viernes Udaltsov volvió a ser detenido en el hospital al que había sido trasladado a raíz de la huelga de hambre que mantiene.

Al día siguiente el juez le condenó a otros 15 días de prisión por haber abandonado el hospital sin autorización durante el cumplimiento de la anterior condena.

A lo largo de este año Udaltsov fue detenido varias veces y condenado a días de prisión, siempre por desacato de las órdenes de la policía.

Cada vez que era detenido Udaltsov se declaró en huelga de hambre seca, lo que llevaba a un rápido agotamiento por deshidratación.

Su última condena se debe a que en una de las ocasiones Udaltsov, trasladado de la prisión al hospital y tras recibir ayuda médica, se dirigió a su casa, lo que fue considerado ahora por el juez como "fuga" pues consideró que debía haberse presentado a la policía para continuar la condena.

La detención de Udaltsov ha sido condenada por amnistía Internacional, que ya antes le había calificado de objetor de conciencia.