El líder de Hamás llega a Jordania en su primera visita oficial en doce años

internacional

| 29.01.2012 - 13:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El líder del grupo islamista palestino Hamás, Jaled Meshal, llegó hoy a Ammán en la que es su primera visita oficial a Jordania desde su expulsión hace doce años.

Inmediatamente después de su llegada, Meshal, que vive exiliado en Damasco, se reunió con el rey Abdalá II de Jordania, informaron medios oficiales de este país.

El secretario general de la Oficina Política de Hamás viaja acompañado por el príncipe heredero de Catar, Tamim bin Hamad al Zani, cuyo país está mediando entre el grupo palestino y Jordania.

Meshal y otros tres dirigentes de Hamás fueron expulsados hace doce años del reino tras el cierre de su oficina en la capital jordana en 1999.

El Gobierno de Ammán considera la visita de Meshal como una oportunidad para "abrir un nuevo capítulo" en los lazos entre ambas partes.

El viaje de Meshal se desarrolla en medio de especulaciones sobre un posible trasladado de la sede de Hamás en Damasco a Ammán, debido a la inestabilidad en Siria.

Sin embargo, el ministro de Información jordano, Rakan Mayali, descartó esa posibilidad ya que "tal arreglo no está en la agenda" y ni siquiera Hamás lo ha solicitado.

Mayali advirtió de que la normalización de los lazos entre Hamás y Jordania no se hará a expensas de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), a la que Ammán considera el representante del pueblo palestino.

Las últimas veces que se permitió a Meshal entrar en Jordania en un viaje privado fue el año pasado para visitar a su madre enferma y en 2009, para acudir al funeral de su padre.

Es la primera vez que los gobernantes jordanos se reúnen con los líderes de Hamás desde 1997, cuando el fallecido rey Husein, padre de Abdalá II, consiguió la excarcelación del fundador del líder espiritual de Hamas, el jeque Ahmed Yasin.

El rey Husein medió entonces para la liberación de Yasin, detenido en una prisión de Israel, que le autorizó a viajar a Ammán a regresar a Gaza, a cambio de dos agentes de la Inteligencia israelí (Mosad) capturados en Jordania después de que intentaran asesinar a Meshal mediante una inyección con un veneno desconocido.

El punto de inflexión en las relaciones entre Jordania y Hamás aconteció hace dos meses, cuando el recién nombrado primer ministro jordano, Aun Jasauneh, declaró que la expulsión de Hamás de Jordania fue un "error tanto legal como constitucional", en alusión a la expulsión de Meshal y sus compañeros.