El jefe talibán Mansur califica de "mera propaganda" que esté herido

internacional

| 06.12.2015 - 12:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
89.8%
No
10.2%

El jefe de los talibanes afganos, el mulá Mansur, afirmó que las informaciones que aseguran que resultó herido en un enfrentamiento interno e incluso murió son "mera propaganda del enemigo", en un mensaje de audio difundido en la página web de los insurgentes.

Los talibanes difundieron de madrugada, hora local, la grabación en la que Ajtar Mansur niega que participara el pasado martes en una reunión entre insurgentes en Quetta (Pakistán), en la que el Gobierno afgano aseguró que se produjo un enfrentamiento entre ellos en el que su jefe en Afganistán fue herido.

"Es infundado y es propaganda del enemigo. Os aseguro que por completo este asunto no es verdad y nunca ocurrió", subrayó en un audio de 17 minutos de duración en el que recalcó no haber estado en Quetta desde hace años.

"Gracias a dios, me encuentro entre mis amigos", añadió el jefe insurgente, sin especificar dónde, e indicó a sus seguidores que no se preocupen si en un futuro no se pronuncia personalmente sobre cualquier tema, porque "es suficiente con confiar en la sección de medios de los talibanes y su portavoz".

"No quería hablar de esto, pero había ansiedad, duda y preocupación creadas entre los musulmanes en general y entre los muyahidines y hablé para su seguridad", apuntó.

Mansur rechazó que existan diferencias entre líderes insurgentes y en sus filas, para subrayar que su lucha es contra el Gobierno afgano y las tropas extranjeras en Afganistán, no para alcanzar el poder, sino para establecer la sharía o ley islámica en el país.

"No queremos ningún asiento ni nuestro movimiento busca el poder. La yihad (lucha) seguirá hasta establecer la ley islámica. Nuestra yihad no es para alcanzar el poder", aseveró.

El líder talibán pidió a sus seguidores que no crean en "esa propaganda de que la guerra está acabando y las conversaciones (de paz) empezando", ya que solo se producirán "en el momento adecuado" y con su propias "condiciones".

"No nos involucraremos en conversaciones a la orden de otros o bajo presiones de otros", advirtió, en una posible referencia a la mediación de Pakistán.

Mansur se refirió a un incidente ocurrido en viernes en Afganistán, la muerte de ocho menores por un mortero en la provincia de Maidan Wardak, como prueba de la actualidad de la grabación.

El mulá Mansur fue designado líder talibán a finales de julio tras conocerse que el fundador del movimiento, el mulá Omar, había fallecido en abril de 2013 en la ciudad paquistaní de Karachi.

Algunos comandantes se opusieron públicamente al nombramiento de Mansur, número dos y jefe militar de Omar, e incluso se escindieron del grupo por este motivo, generando una guerra abierta entre distintas facciones en varias provincias afganas.

La información sobre el supuesto ataque al líder talibán se produjo después de que el martes Pakistán afirmara que está dispuesto a revivir las negociaciones de paz entre los insurgentes y Kabul, suspendidas desde el anuncio del fallecimiento de Omar.