El gobierno nigeriano rechaza cambiar a las niñas secuestradas por presos terroristas

El jefe de la milicia terrorista Boko Haram, que presume de locura y crueldad

internacional

| 13.05.2014 - 12:00 h
REDACCIÓN
Más sobre: NigeriaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Gobierno de Nigeria, que estudia el vídeo en el que Boko Haram condiciona la puesta en libertad de las más de 200 niñas secuestradas a la liberación de presos del grupo radical, mantiene "todas las opciones" para el rescate de las menores, según un portavoz gubernamental.

"Si es necesario usar cualquier tipo de acción para liberar a las niñas de su cautiverio, lo haremos", dijo Mike Omeri, director general de la Agencia Nacional de Orientación (NOA, dependiente del Ministerio de Información), anoche en una rueda de prensa reproducida por los medios nigerianos.

Horas después de que se difundieran unas declaraciones atribuidas al ministro del Interior nigeriano, Abba Moro, en las que afirmaba que el Gobierno no realizaría un intercambio de presos de Boko Haram por las niñas, Omeri aseguró que esas manifestaciones eran "totalmente falsas".

El máximo dirigente de la NOA explicó que cuando las supuestas declaraciones de Moro fueron difundidas, el Gobierno todavía estaba revisando el vídeo en el que ayer el líder de Boko Haram, Abubakau Shekau, daba a conocer sus condiciones para la liberación de las menores.

Preguntado por si el Gobierno del presidente Goodluck Jonathan estaría dispuesto a negociar con los terroristas, Omeri aseveró: "Digo que todas las opciones están abiertas, estamos en contacto con servicios de inteligencia militar en todo el mundo. Esa es una de las opciones que tenemos a nuestro alcance, y hay muchas más".

OPERACIÓN DE RESCATE

El director de la agencia nigeriana explicó que las fuerzas nigerianas se enfrentan a una "operación de rescate y el objetivo es el de garantizar que las niñas vuelven a casa sanas y salvas, no muertas".

Sin embargo, en declaraciones al rotativo This Day, el ministro del Interior indicó que, a falta de completar el análisis del vídeo, "el intercambio de miembros de Boko Haram que hubieran infringido las leyes nigerianas por las inocentes estudiantes de Chibok no está sobre la mesa".

Frente al director de la NOA, la portavoz del Departamento de Seguridad del Estado nigeriano (DSS, en sus siglas en inglés), Marilyn Ogar, manifestó en la rueda de prensa junto a Omeri, que ningún Gobierno soberano debería negociar con terroristas, recoge el diario "The Punch".

Pero Omeri insistió en que se estaban considerando todas las opciones para lograr la liberación de las niñas raptadas. El Gobierno está consultando a expertos en inteligencia militar de todo el mundo sobre esta cuestión, reveló Omeri, que coordinó el encuentro celebrado ayer entre varias agencias.

La portavoz del Departamento de Seguridad nigeriano aseguró, por otro parte, que Shekau está muerto y que Boko Haram se ha convertido en una "franquicia" donde cualquier miembro del grupo puede asumir el nombre del supuestamente fallecido líder. "El líder nacional de Boko Haram ha adoptado el nombre de Shekau, pero el Shekau original está muerto", remachó Ogar.

En reacción al vídeo de Boko Haram, en el que también aparecía un centenar de menores ataviadas con el hiyab (vestimenta femenina islámica), el gobernador del Estado de Borno, Kashim Shettima, ordenó que los padres de las niñas visionaran las imágenes para verificar su identidad.

Se estima que en la cinta aparecen unas 130 niñas, menos de la mitad de las menores que fueron secuestradas el pasado 14 de abril en una escuela de secundaria de Chibok, en el Estado norteño de Borno, bastión de los insurgentes, según el diario This Day.

Analistas consultados por el rotativo apuntaron que el hecho de que no aparecieran todas las niñas en el vídeo hace sospechar que podrían haber sido divididas en varios grupos para facilitar su escondite.