El gobierno japonés dispuesto a tomar el control de la eléctrica Tepco

El Gobierno nipón advierte de que la evacuación por radiactividad será larga

Unos 25.000 Soldados de Japón y EEUU buscan a desaparecidos en zona devastada

TEPCO ofrece de nuevos datos erróneos sobre la central de Fukushima

El primer ministro japonés, Naoto Kan, dijo que es "difícil" determinar cuándo concluirá la crisis de la planta nuclear de Fukushima

internacional

| 01.04.2011 - 08:06 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Gobierno japonés está dispuesto a poner bajo su control a Tokyo Electric Power Company (Tepco), la operadora de la central nuclear Fukushima Daiichi, a través de una inyección de fondos públicos, según informa el rotativo Mainichi. Según un alto funcionario gubernamental, que no identifica, el Mainichi afirma que a pesar de la medida el Ejecutivo no pretende superar el 50 por ciento del control para evitar que la medida se convierta en una nacionalización.

La gestora de la central nuclear Fukushima Daiichi, que resultó seriamente dañada por el seísmo y tsunami del pasado 11 de marzo, ha sido objeto de críticas por su actuación, especialmente su falta de toma de decisiones en la gestión de la crisis, que ha levantado la alerta mundial por la energía nuclear, hasta el punto de que en varias ocasiones se ha discutido su posible nacionalización, negada aún oficialmente.

Tepco, la empresa de energía eléctrica más grande de Asia, puede hacer frente a compensaciones multimillonarias ya que, entre otras cosas y a parte de la destrucción de parte de la central nuclear, las fugas radiactivas de los reactores han provocado la evacuación de miles de japoneses en un radio de 20 kilómetros de la central. La eléctrica recibió ayer una línea de créditos de urgencia por 1,9 billones de yenes (unos 24.000 millones de dólares) de la banca privada para hacer frente a sus monumentales costes.

TEPCO OFRECE DE NUEVOS DATOS ERRÓNEOS SOBRE LA CENTRAL DE FUKUSHIMA

La empresa TEPCO, operadora de la central nuclear de Fukushima, ofreció este viernes datos erróneos sobre la radiactividad en la zona por segunda vez en una semana, entre las críticas de la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón. El organismo nipón para la seguridad nuclear afirmó que los datos sobre la contaminación del agua subterránea de Fukushima, que según TEPCO mostró niveles de yodo radiactivo 10.000 veces sobre el límite legal, no son fiables.

La Agencia explicó que los análisis del agua cerca del reactor 1 de la central deberán ser revisados a la baja, ya que se han detectado errores en los programas de mediciones de TEPCO para materiales como telurio, molibdeno o circonio. Hidehiko Nishiyama, portavoz de la Agencia de Seguridad Nuclear, calificó de "extremadamente lamentable" que la operadora haya ofrecido por segunda vez datos incorrectos de radiación en la planta en apenas una semana.

EL GOBIERNO NIPÓN ADVIERTE DE QUE LA EVACUACIÓN POR RADIACTIVIDAD SERÁ LARGA

El Gobierno de Japón advirtió de que los evacuados por las radiaciones que emite la central nuclear de Fukushima deben prepararse para no regresar a sus casas en largo tiempo, aunque insistió en que el objetivo es controlar la planta "lo antes posible".Los residentes que se vieron obligados a dejar sus casas en un radio de 20 kilómetros en torno a la central tras el terremoto de hace tres semanas no retornarán en "días ni semanas, será más largo que eso", dijo el ministro portavoz, Yukio Edano, en una rueda de prensa.

Edano, que por primera vez desde el seísmo compareció sin el mono azul de emergencia que han llevado todo este tiempo los miembros del Gobierno, recalcó que las autoridades intentan "recobrar el control de la planta nuclear tan pronto como sea posible".Más de 200.000 personas fueron evacuadas en los primeros días de crisis en un radio de 20 kilómetros en torno a la central, mientras a aquellos a entre 20 y 30 kilómetros el Gobierno les animó a dejar la zona ante las dificultades para hacerles llegar alimentos y productos básicos.

CONTROLAR LA TEMPERATURA

Operarios de la eléctrica TEPCO, militares y expertos trabajan sin descanso para controlar la temperatura de cuatro de las seis unidades de la central de energía atómica, cuyo sistema de refrigeración resultó seriamente dañado por el terremoto y el tsunami del día 11.

El elevado nivel de radiación, especialmente en pozas de agua contaminada detectadas en zonas de los edificios de turbinas, complican las operaciones, de las que se desconoce el estado después de que a principios de esta semana se supiera que se habían detenido en algunas unidades a causa de la radiactividad.

25.000 SOLDADOS DE JAPÓN Y EEUU BUSCAN A DESAPARECIDOS EN ZONA DEVASTADA

Unos 18.000 efectivos de las Fuerzas de Auto Defensa de Japón y 7.000 soldados de Estados Unidos comenzaron hoy una operación conjunta de búsqueda de miles de desaparecidos del terremoto de hace tres semanas. Según informó el Ministerio de Defensa nipón, el operativo, al que se sumarán policías, bomberos y guardacostas, se desarrollará durante tres días en las provincias de Iwate, Miyagi y Fukushima, las más afectadas por el devastador tsunami que sucedió al seísmo de 9 grados Richter del 11 de marzo.

El despliegue incluye centenares de barcos y helicópteros para acceder a las zonas más remotas y arrasadas por las olas, que causaron, según las últimas cifras oficiales, 11.578 muertos y 16.451 desaparecidos.

Japón ha movilizado buceadores, cien aeronaves y medio centenar de navíos, mientras que el Ejército estadounidense pondrá al servicio de las operaciones de búsqueda 20 aviones y helicópteros y 15 embarcaciones. Las labores de búsqueda se centrarán en los lugares que permanecen sumergidas en la costa por la imponente masa de agua desplazada por el tsunami y en las desembocaduras de ríos en las provincias de Iwate, Miyagi y Fukushima, un área que se adentra hasta 18 kilómetros desde la costa.

Los servicios de rescate creen que gran parte de los desaparecidos en el noreste japonés fueron arrastrados por las olas mar adentro o siguen bajo el agua de zonas inundadas. Los militares aprovecharán los cambios en el nivel de las aguas causados por las mareas para tratar de reducir el amplio número de desaparecidos que fueron sorprendidos por el maremoto.