El Gobierno español quiere "acompañar" los procesos de reforma en los países árabes

Jiménez y Chacón creen que España puede ayudarles por su "experiencia"

internacional

| 18.04.2011 - 11:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las ministras de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, y la de Defensa, Carme Chacón, han refrendado este lunes la voluntad del Gobierno español de "acompañar" a los países árabes en los proceso de reformas que se han abierto en algunos de ellos y de compartir con ellos la "experiencia" de nuestro país, además de asistirles económicamente. Así lo han puesto de manifiesto durante la inauguración de la jornada de trabajo con los embajadores de España en países del norte de Africa y Oriente Próximo con el objetivo de analizar los "momentos históricos", en palabras de Jiménez, que se están viviendo en los últimos meses.

Además de Chacón, participarán en este encuentro los secretarios de Estado de Exteriores e Iberoamérica, Juan Antonio Yáñez-Barnuevo, para la UE, Diego López Garrido, y Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, así como el secretario de Estado director del CNI, Féliz Sanz Roldán, y el JEMAD, general José Julio Rodríguez Fernández. Asimismo, el acto cuenta con la presencia del el ex secretario general de la OTAN y ex alto representante de la UE de Política Exterior, Javier Solana.

Jiménez ha destacado en su intervención inicial que los procesos de reforma en los países del norte de Africa y Oriente Próximo, con Túnez y Egipto a la cabeza, parecían estar avanzando "lentamente" pero en los últimos meses han "adquirido velocidad de vértigo".

España, como ya manifestó el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, desea "para ellos lo mismo que para nosotros", que gocen de libertades y derechos que les permitan alcanzar una "prosperidad socioeconómica" y vivir "en dignidad". La democracia y el estado de derecho, ha subrayado, es "la raíz del desarrollo político y socioeconómico".

Así las cosas, tras incidir en que "no hay sociedades iguales ni experiencias iguales", ha señalado que todos estos países "persiguen un modelo que funciona exitosamente en muchas regiones del mundo y, por qué no, en los países árabes", se ha preguntado. Para algunos de ellos, España es un "modelo", ha afirmado. Según la ministra de Exteriores, España va a llevar a cabo una "política de acompañamiento" con los países que han iniciado el proceso de reformas o que han optado por acelerarlas --entre los que ha citado a Marruecos, Jordania y Argelia--, "ofreciendo asesoramiento y asistencia cuando y dónde se nos pida".

EXPERIENCIA ESPAÑOLA

"En la medida en que el modelo español pueda ser útil hemos de estar dispuestos a transmitir nuestra experiencia para que lo que pueda venir", ha defendido Jiménez, subrayando que también habrá que "movilizar recursos financieros" bilateralmente o a través de la UE para ayudarles.

En otro orden de cosas, la titular de Exteriores ha destacado que aunque estos procesos de cambio que, "han llegado para quedarse" y "son irreversibles", traen consigo consecuencias "positivas y esperanzadoras" también conllevan "riesgos a corto y medio plazo", entre los que ha citado la inmigración ilegal, el tráfico de personas y armas y "acciones terroristas ligadas o inspiradas por el radicalismo islamista". Asimismo, existe el "riesgo de una involución en el que las fuerzas inmovilistas consigan frenar el avance de cambio mediante el empleo de la violencia generalizada".

MEDITERRANEO, RETO DE SEGURIDAD

También Chacón ha puesto de relieve este punto, haciendo hincapié en que los países del Mediterráneo serán en la próxima década "los principales riesgos y amenazas y por tanto los retos para nuestra seguridad y bienestar". Según la titular de Defensa, "España, por su condición geográfica y estratégica, puede y debe contribuir a que el Mediterráneo sea un espacio de libertad, seguridad, pero también de desarrollo y democracia". Estos países están labrándose un "futuro esperanzador en el que España debe colaborar", ha insistido.

Chacón ha señalado que el "establecimiento de verdaderas democracias" en estos países servirá de "garantes del futuro", de ahí la importancia de que España les acompañe en el proceso y comparta con ellos sus "experiencias" además de ayudarles en lo que necesiten. "España está llamada a tener un papel importante en este proceso y es nuestra voluntad" el hacerlo, ha aseverado.

En su opinión, España puede ser "un valioso ejemplo" por su "experiencia en el proceso de transformación de nuestras Fuerzas Armadas, asesorando y apoyando la reforma del sector seguridad en estos países". Según Chacón, "si hay una lección a extraer de los acontecimientos recientes es la importancia de contar con unas Fuerzas Armadas y de seguridad que actúen siempre en el marco de la ley".