El Gobierno australiano hará un referéndum sobre el matrimonio gay si gana las elecciones

El Gobierno australiano hará un referéndum sobre el matrimonio gay si gana las elecciones

internacional

| 06.03.2016 - 17:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El gobierno conservador de Australia se comprometió a organizar a finales de año un referéndum sobre la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo si gana las próximas elecciones, previstas entre septiembre y noviembre.

El fiscal general, George Brandis, partidario de la legalización, dijo que la nueva legislación será aprobada por el Parlamento antes de que termine el año si esta es refrendada en las urnas.

"Creo que el matrimonio es una institución fundamental de la sociedad y creo que es importante que las instituciones fundamentales de la sociedad reflejen los valores fundamentales de la sociedad", dijo el fiscal general en una entrevista a SkyNews. "Tratar a las personas homosexuales con igualdad, creo, es uno de los valores fundamentales de la sociedad moderna australiana", subrayó.

Brandis admitió diferencias sobre la legalización de este tipo de uniones en la formación conservadora, donde el sábado surgieron críticas a la presencia del primer ministro, Malcolm Turnbull, en el desfile del Mardi Gras que organiza cada año la comunidad homosexual de Sídney.

La oposición laborista ya se comprometió a organizar una votación sobre la legalización del matrimonio homosexual en un plazo de 100 días en el caso de que sea elegido en las elecciones. Australia ha recibido críticas de varias organizaciones por su lentitud en la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo.

En diciembre de 2013, el Tribunal Superior anuló una la ley que permitía estos matrimonios en el Territorio de la Capital Australiana por considerar que contravenía la Ley federal de Matrimonios de 1961. También han fracasado propuestas legislativas similares en el estado de Tasmania y en Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney.