Liberados Manu Brabo y los otros tres periodistas extranjeros detenidos por el régimen libio

El fotógrafo Manu Brabo

internacional

| 18.05.2011 - Actualizado: 18:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El fotoperiodista español Manuel Varela de Seijas Bravo, que firma como Manu Brabo, ha sido liberado este miércoles en Trípoli junto con otros compañeros de profesión con los que fue detenido el pasado cinco 5 de abril en la zona de Brega, según ha anunciado un portavoz del Gobierno libio.

Tanto Brabo, como los periodistas estadounidenses Clare Gillis y James Foley, y un cuarto compañero fueron vistos caminando en libertad hacia un hotel de Trípoli.

El portavoz del Gobierno libio Mussa Ibrahim ha declarado que los cuatro podrían permanecer en la capital libia para seguir informando si quisieran.

La noticia de su liberación se produce un día después de que un juez libio condenara a Brabo a un año de prisión --que no cumplirá por no tener antecedentes-- y a una multa de 100 euros por entrar sin el visado correspondiente a Libia, a través de la zona oriental controlada por los rebeldes.

Este mediodía la ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, anunció que la liberación de Brabo llegaría "en las próximas horas, a más tardar mañana" e informó de los planes que el departamento pondría en marcha para traer de vuelta a casa al fotoperiodista español.

Según ese plan, el diplomático español que se ha dedicado en exclusiva a su caso en Trípoli, Diego Ruiz, recogería a Brabo y le trasladaría a la frontera con Túnez, donde le estará esperando el cónsul de España, Enrique Conde, quien viajará con él hasta España en el primer vuelo comercial disponible.

Las fuerzas leales a Muamar Gadafi interceptaron a Brabo el pasado 5 de abril en la zona de Brega cuando viajaba en el mismo vehículo con dos compañeros norteamericanos, James Foley y Clare Morgana Gillis, y el también fotógrafo sudafricano Anton el Harmmel. Se llevaron a los cuatro retenidos a Trípoli.

El Gobierno español confió en un primer momento en las gestiones que Hungría y Turquía, de las pocas que mantenían sus embajadas abiertas en Trípoli, pudieran hacer en favor de Brabo, pero una semana después, en cuanto tuvo confirmación de que estaba en poder de las fuerzas leales a Gadafi, envió de vuelta a la capital libia a uno de los diplomáticos de la Embajada, Diego Ruiz, para que se dedicara en exclusiva al caso del fotoperiodista español.

A mediados de abril, Brabo pudo contactar por primera vez con su familia vía telefónica y confirmó que se encontraba "bien", pero retenido en una prisión militar junto a periodistas de diversos medios.

Unas semanas después, las fuerzas leales a Gadafi le trasladaron a una casa propiedad del régimen donde permanecía retenido hasta hoy.

Manuel Varela nació en la capital aragonesa, pero con tres meses de edad se trasladó a Gijón con su familia, que reside allí desde hace 40 años. Estudió fotografía en la Escuela de Artes de Oviedo y posteriormente comenzó la licenciatura de Comunicación en la Universidad Carlos III.

En el 2006, empezó a trabajar de fotógrafo free-lance cubriendo eventos deportivos para una pequeña agencia de Madrid (Negami df) y, a finales de ese mismo año, inició una serie de reportajes en los que retrataba desde un punto de vista social ciudades como Buenos Aires o Kosovo, entre otras.

Actualmente colabora con agencias como Zuma Press, Invision Images y Gran Angular Press, además de publicar ocasionalmente en medios regionales y nacionales. En el año 2009 fue Premio 'Nómadas' en el Festival de Fotoperiodismo de Vitoria 'Periscopio 09'.