El Foro de Davos señala a España como una amenaza para la economía global

Roubini pronostica un crecimiento anémico los próximos tres años en EEUU, Europa y Japón

internacional

| 26.01.2011 - 12:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Foro Económico de Davos observa un crecimiento global, debido a los impulsos de las economías emergentes asiáticas y latinoamericanas, de Alemania y por la recuperación de EEUU, pero que todavía no ha llegado a España.L a excesiva tasa de desempleo juvenil en España también ha sido tema de conversación en el estreno del Foro Económico de Davos. Su presidente, el alemán Klaus Schwab alerta del riesgo que supone para la Unión Europea el paro juvenil español y el elevado endeudamiento público.

La economía española ha estado presente en todos los debates. El gurú económico que predijo la crisis en Estados Unidos, Nouriel Roubini, señala ahora a España como una de las amenazas para la recuperación económica mundial.

Los expertos económicos reunidos en Davos coinciden en que las expectativas de crecimiento este año son positivas, si bien se mantiene un elevado nivel de incertidumbre.

El profesor de Economía de la Universidad de Nueva York Nouriel Roubini pronosticó un crecimiento anémico los próximos tres años en EEUU, Europa y Japón y manifestó dudas respecto a Alemania, pese a que creció un 3,6% el año pasado.

Roubini dijo que el mercado inmobiliario ha caído de nuevo en EEUU y alertó de que el elevado déficit presupuestario estadounidense a largo plazo no se reduce.

Además, el analista advirtió de nuevo en el Foro de Davos, como lo hizo el año pasado, del peligro de que España tenga que ser rescatada, debido a las graves consecuencias que tendría para la cohesión de la zona del euro, ya que es su cuarta economía.

En uno de los primeros encuentros del Foro de Davos en el que se ha analizado la situación de la economía global, Roubini dijo que "España es demasiado grande para caer" y al mismo tiempo "demasiado grande para ser rescatada".

Alertó de que el euro está muy fuerte y de que existe un riesgo creciente de que la Unión Monetaria (UM) se disuelva en el futuro.

El analista económico estadounidense de origen judío-iraní, una de las voces más esperadas y escuchadas en el Foro de Davos, predijo la recesión económica por el colapso de las hipotecas "subprime", algo que fue considerado exagerado en su momento pero que un año después se vio muy acertado al estallar la crisis financiera.

Más optimismo mostró a Efe el profesor de la Universidad de Columbia, en Nueva York, Xavier Sala-i-Martin tanto respecto a la economía global como a la de España.

Sala-i-Martin valoró las reformas económicas, en especial la del mercado laboral, que ha aplicado e Gobierno español pero criticó la intención de nacionalizar las cajas de ahorro que no encuentren capital en los mercados porque podría ocurrir como en Irlanda, donde el Gobierno garantizó la deuda de los bancos que quebraron y se encontró con un déficit del 36,5% del PIB.

El experto catalán dijo que los principales problemas de España son el demográfico, -porque el coste de las pensiones va a crear un problema fiscal a corto plazo-, el mercado de trabajo por la falta de productividad, la excesiva especialización de la banca española en la concesión de créditos al sector inmobiliario, así como la deuda pública.

Sala-i-Martin cifró en 100.000 millones de euros la caída de la recaudación fiscal en España, donde los gastos ascienden a 200.000 millones de euros. El coste del desempleo en España absorbe 40.000 millones de euros, el 40% de los ingresos del Gobierno, según Sala-i-Martin.

En 1971 el fundador del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, invitó a unos 440 altos cargos ejecutivos de empresas de todo el mundo a Davos para discutir sobre la situación de la economía global en la soledad y tranquilidad de las nevadas montañas de los Alpes suizos.

Cuarenta años después son 2.500 los invitados, de ellos 1.400 ejecutivos de grandes empresas y el resto líderes políticos, económicos y financieros, tan sólo un 20 por ciento son mujeres.

La creciente importancia de las economías emergentes como China e India se refleja en el aumento de sus delegaciones en Davos, que es más fuerte que nunca.

EEUU es el país más representado, con el mayor grupo de participantes, si bien la presencia de India ha aumentado hasta 140 personas y la de China representa ya un 5,3% (0,6% hace diez años).

Schwab estudia adelantar la cita en Davos una semana a partir de 2013 para que puedan acudir más chinos ya que actualmente el Foro queda muy cerca de la celebración del Año Nuevo en China.

A la lujosa estación de esquí alpina de Davos han vuelto este año algunos consejeros delegados o presidentes de los grandes bancos internacionales tras dos años de ausencia por la crisis financiera.

Asisten los presidentes del banco estadounidense JP Morgan, Jamie Dimon; del suizo UBS, Oswald Grübel; y de Citigroup, Vikram Pandit, pero sus homólogos de Goldman Sachs y Morgan Stanley no acudirán a la cita.