El FMI prevé frenazo y repunte de inflación en el Reino Unido si gana el Brexit | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

El FMI prevé frenazo y repunte de inflación en el Reino Unido si gana el Brexit

Expertos admiten amenazas del brexit para España, pero piden evitar el pánico

La directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde

internacional

| 18.06.2016 - 10:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó hoy que el PIB del Reino Unido restaría entre un 1 % y un 3,7 % en 2017 a su crecimiento económico como consecuencia del Brexit, la eventual salida de la Unión Europea (UE); y la inflación repuntaría a entre el 2,6 % y el 4 % el próximo año.

Sin cambios, el Fondo prevé un crecimiento estimado del 2,2 % para 2017, y calcula dos posibles escenarios: de impacto limitado (que prevé una salida suave y un acuerdo similar al de Noruega con la UE) y de impacto adverso (ruptura total con la UE e incumplimiento de la normativa de la Organización Mundial de Comercio).

De cara a 2018, la sustracción en el crecimiento sería de 1,3 % en el limitado y de 5,2 % en el adverso, señaló el Fondo en su análisis anual de la economía británica.

La inflación, por su parte, se duplicaría en 2017 en el escenario más desfavorable del actual 1,9 % proyectado al 4 %; y en menor medida en el limitado, hasta el 2,6 %.

Asimismo, los técnicos del Fondo calculan una depreciación de la libra esterlina del 5 % y el 15 %, según el escenario, lo que "supondría un desafío" sobre la política monetaria del Banco de Inglaterra.

Sobre los socios europeos, los más afectados serían Malta, Irlanda, Chipre, Holanda y Bélgica, por su mayor vinculación comercial y financiera, apuntó el organismo dirigido por Christine Lagarde.

En la UE, la salida del Reino Unido provocaría una reducción de entre el 0,2 y 0,5 %; y dado el peso importante de la economía británica, de entre el 0 y el 0,2 % en PIB mundial en 2018.

Precisamente hoy, en un discurso en Viena, Lagarde afirmó que la economía del Reino Unido se ha beneficiado de la pertenencia a la UE.

"No solo ha hecho del Reino Unido una economía más rica, sino también lo ha hecho un país más diverso, más excitante y más creativo", agregó.

Los británicos decidirán el próximo jueves 23 en referéndum si se mantienen en la UE u optan por romper con el bloque europeo, y las últimas encuestas dan una ligera ventaja al Brexit.

AMENAZA PARA ESPAÑA

La salida del Reino Unido de la UE, conocida como "brexit", podría tener un efecto nocivo para España en los sectores financiero, turístico y comercial, según señalan distintos expertos consultados por Efe que, no obstante, coinciden en relativizar este escenario y en la necesidad de evitar el "pánico".

La importancia de las relaciones económicas entre ambos países queda patente en el hecho de que el Reino Unido es el tercer socio comercial de España, y, según datos del Ministerio de Economía, recibió exportaciones españolas por valor de 4.949 millones de euros entre enero y marzo de 2016, sólo por detrás de Francia y Alemania.

En caso de que el resultado del referéndum del próximo 23 de junio sea favorable a la salida -en principio tras un periodo transitorio de tres años- las empresas exportadoras (principalmente de los sectores de transporte y alimentario) podrán tener alguna "traba adicional" a su labor.

Pero en todo caso sería "más psicológica que real" y dependería de qué tipo de nueva relación comercial se estableciese entre ese país y la UE, según el director de Estudios Financieros de

Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) y profesor en la Bangor University, Santiago Carbó.

Coincide en este punto con el profesor de Economía de Esade Agustí Ulied, que opina que si hay "brexit" las relaciones comerciales entre Reino Unido y la UE podrían no diferir demasiado de las actuales, ya que de lo contrario deberían variar dos terceras partes de su legislación (la que en la actualidad comparten todos los socios comunitarios).