El Tratado de Estabilidad europeo no contempla la recapitalización directa de la banca

La Comisión Europea puntualiza que la recapitalización directa de la banca tendrá que esperar

El Eurogrupo ve imposible que el fondo recapitalice directamente la banca española

Almunia no descarta la recapitalización directa de la banca "en su momento"

(archivo)

internacional

| 19.06.2012 - 12:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Eurogrupo considera que, de acuerdo con las reglas vigentes, "no es posible" que el fondo de rescate de la UE recapitalice directamente la banca española sin pasar por el Estado, tal y como reclama el Gobierno y la Comisión para evitar que el programa de ayuda "contamine" a la deuda pública. Los países de la eurozona todavía no han discutido formalmente qué requisitos se impondrán a España a cambio de la asistencia de hasta 100.000 millones de euros, aunque sí han dejado claro que habrá "condiciones estrictas" tanto para los bancos que reciban ayudas como para el conjunto del sector financiero, según ha informado este martes un alto funcionario del Eurogrupo.

El rescate bancario a España será uno de los puntos centrales de la agenda de la reunión de ministros de Economía de la eurozona que se celebra el próximo jueves 21 de junio en Luxemburgo. El Eurogrupo espera que el ministro de Economía, Luis de Guindos, presente la solicitud formal de ayuda una vez que se conozcan los resultados de las auditorías independientes realizadas por las firmas Oliver Wyman y Roland Berger. "Según las reglas y los procedimientos vigentes, un ejercicio de recapitalización directa no es posible. Sé que hay centenares de personas diciendo que lo es, pero no lo es", ha resaltado el alto funcionario. "Hay centenares de personas que dicen que es deseable... especialmente en España", ha agregado.

BARROSO Y RAJOY

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, pidió este lunes desde la cumbre del G-20 en Los Cabos (México) que el rescate bancario a España evite en la medida de lo posible una "contaminación entre la deuda financiera y la deuda soberana". A su juicio, el hecho de que el rescate se canalice a través del Estado y compute como deuda es lo que está provocando una reacción negativa de los mercados. También el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha sugerido desde el G-20 reexaminar el rescate bancario para evitar que repercuta negativamente en la deuda pública. En este sentido, ha abogado por romper el vínculo entre el riesgo de la deuda y el riesgo soberano, al mismo tiempo que ha señalado que España negocia que la ayuda a la banca llegue directamente a la entidades sin que pase por el Estado.

Para el Eurogrupo, el enfoque de la reestructuración del sistema bancario español "es el correcto" y no puede hablarse de un fracaso del plan de rescate. "No se puede decir que no haya funcionado porque no hemos empezado". "Es necesario proporcionar una absoluta claridad sobre la estructura de los problemas en los balances individuales de los bancos. Esto no se hace firmando un programa y los problemas desaparecen. No se hace de la noche a la mañana, llevará tiempo", ha explicado el alto funcionario.

En todo caso, las fuentes consultadas admiten que el rescate bancario por sí solo no será suficiente para reducir la prima de riesgo de España. "Hay problemas de naturaleza más sistémica", han señalado, en referencia al mal funcionamiento de la eurozona que los líderes europeos quieren corregir en la cumbre del 28 y 29 de junio con un calendario para crear una unión bancaria, presupuesta y política. "Pero cualquier sugerencia de que el foco no debe ponerse en limpiar los balances de los bancos sería un error", ha insistido el alto funcionario.

LA COMISIÓN EUROPEA DICE QUE LA RECAPITALIZACIÓN TENDRÁ QUE ESPERAR

Por su parte, la Comisión Europea sostuvo este mismo martes que la recapitalización directa de entidades financieras con financiación del fondo europeo de rescate que defiende el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, tendrá que esperar. "No es algo que pueda imaginarse a corto plazo", indicó en la rueda de prensa diaria de la CE el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj, quien recordó que lo primero ahora es completar la ratificación del tratado del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) para que pueda entrar en vigor el próximo 9 de julio.

Altafaj recordó que esta discusión ya tuvo lugar recientemente en Bruselas y que la CE se mostró a favor de permitir cierta flexibilidad, pero añadió que nunca se llegó a un acuerdo. Reiteró, asimismo, en que la recapitalización directa de entidades no está contemplada en el tratado actual del MEDE, por lo que habrá que trabajar con lo que hay sobre la mesa por el momento y pensar en su ratificación antes que en su modificación.

El portavoz sí reconoció que el artículo 19 de ese tratado permite al Consejo de Gobernadores del MEDE "revisar la lista de instrumentos de asistencia financiera", así como "decidir la introducción de cambios en la misma".

Por su parte, el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, no ha descartado hoy que "en su momento" se modifique el fondo europeo de rescate para incluir la recapitalización directa de la banca.

En una comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, Almunia dijo que eso es algo "de lo que se ha venido hablando en las semanas anteriores a la adopción por parte del Eurogrupo del plan de rescate de toda una serie de bancos en España".

Esta es una posibilidad que ha defendido tanto el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, como el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y comisarios como Olli Rehn.

"Hasta ahora, según los análisis, no es posible con la legislación actualmente vigente, pero no hay que descartar que eso pueda ser modificado en su momento", indicó Almunia.

"En todo caso, estamos hablando de un tratado; el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) es un tratado intergubernamental y la Comisión Europea ahí no tiene el derecho de iniciativa", explicó Almunia.