El Estado Islámico vuelve a imponer un bloqueo a la refinería iraquí de Biyi

Violencia de Estado Islámico

internacional

| 21.12.2014 - 12:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) volvió hoy a imponer un asedio a la refinería iraquí de Biyi, en la provincia de Saladino (norte), tras duros enfrentamientos con el ejército de Irak, que había recuperado su control el pasado 19 de noviembre.

Una fuente de la Policía de Irak informó a Efe de que el EI lanzó una amplia ofensiva anoche contra distintas partes de la carretera principal que atraviesa el centro de Biyi, 40 kilómetros al norte de Tikrit, capital de Saladino.

Tras intensos enfrentamientos con las fuerzas iraquíes, el EI logró hacerse con el control de 5 kilómetros de esta carretera, desde la zona de la mezquita de Fatah hasta la estación de Al Kuzban al Ramlia, agregó la fuente.

De esta manera, los combatientes del EI cercaron a las fuerzas iraquíes que controlaban los alrededores de la refinería.

Las fuerzas iraquíes y los voluntarios que estaban desplegados a lo largo de esta vía principal, se retiraron ante la intensidad de la ofensiva lanzada por el flanco norte y sur, a través de las localidades de Al Mazrá y Al Maleha.

Tras recuperar el control de esta zonas, los yihadistas han empezado a colocar explosivos en la carretera, en el centro de la ciudad y en varios edificios y han reforzado con refuerzos varios puntos.

Además, según la misma fuente, los elementos del EI lanzaron dos obuses de mortero contra la refinería, lo que causó daños materiales en algunos de sus edificios.

Por su parte, el gobernador de Saladino, Raed al Yaburi, pidió anoche la intervención del Gobierno central de Irak para salvar Biyi de "la gran ofensiva lanzada contra la ciudad".

En un comunicado, Al Yaburi reconoció que las fuerzas iraquíes se encuentran en una situación crítica debido a la falta de equipamiento.

Desde que el Ejército regular recuperó Biyi, se han registrado choques esporádicos entre las fuerzas iraquíes y el EI, que intentaba hacerse con el control de la carretera principal por la que se trasladan los refuerzos militares y los suministros.

Por otra parte, una fuente militar indicó a Efe que los responsables militares iraquíes han comenzado a enviar refuerzos a la base Spiker, 10 kilómetros al norte de Tikrit, para preparar una ofensiva que podría comenzar a mediados de semana.

El objetivo de esta ofensiva, según la fuente, es seguir la lucha contra el EI para recuperar Biyi y sus alrededores.

El pasado 19 de noviembre, el Ejército iraquí anunció que había matado a más de 900 yihadistas en 31 días durante la ofensiva con la que logró levantar el bloqueo del EI contra la refinería de Biyi, la mayor del país.

Las tropas iraquíes, junto a las Fuerzas de la Lucha Antiterrorista, la Policía Federal y milicias de voluntarios desmontaron 922 artefactos colocados por los yihadistas en las afueras de la refinería y destruyeron 22 coches bomba durante la operación.

Esas fuerzas lograron entrar de nuevo en la refinería tras romper el cerco impuesto por los yihadistas alrededor de la instalación.

La refinería de Biyi es la más importante de Irak y produce 250.000 barriles de crudo diarios, aunque sus actividades se suspendieron el pasado 10 de junio tras el avance de los yihadistas en la región.