El Estado Islámico se queda sin territorio tras la caída de Al Raqqa

Los yihadistas pierden su capital después de cuatro meses de combates y las fuerzas sirias se enfrentan ahora a la reconstrucción de la ciudad

Aviones de guerra no identificados han bombardeado las inmediaciones del campo de petróleo de Al Omar controlado por el EI

internacional

| 18.10.2017 - 19:07 h

REDACCIÓN/EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La caída de Raqqa deja sin territorio al Estado Islámico que se ha quedado sin tierra, sin bastión. El autodenominado Estado Islámico pierde su capital, Al Raqqa, después de cuatro meses de combates. Fuerzas sirias apoyadas por Estados Unidos se enfrentan ahora al segundo reto. La reconstrucción de la ciudad

Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por milicias kurdas, se afanan en despejar la ciudad de Al Raqa de artefactos explosivos, tras derrotar al grupo Estado Islámico (EI) en esta urbe, donde la destrucción campa a sus anchas tras más de cuatro meses de batalla.

Así lo explicó a Efe uno de los comandantes de las FSD, Kino Gabriel, dirigente del Consejo Militar Siriaco Sirio (CMSS), una milicia formada mayoritariamente por combatientes asirios (un grupo étnico de credo cristiano), que integra la alianza antiyihadista.

"Hay mucha devastación, podemos decir que el 20 % de los edificios está totalmente destruido, la mayoría está en el centro de Al Raqa, en las últimas zonas que liberamos, porque el 'Daesh' (acrónimo en árabe de Estado Islámico) opuso una mayor resistencia", detalló Gabriel. No obstante, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha elevado a 80 % el porcentaje de destrucción en la localidad.

SIN AGUA NI ELECTRICIDAD

Las FSD anunciaron ayer la liberación total de Al Raqa, que se ha convertido en una población de apariencia fantasmal, después de que los últimos 3.000 civiles que quedaban en ella fueran evacuados el pasado fin de semana.

Actualmente hay una ausencia total de servicios y las infraestructuras básicas han quedado inutizables. Gabriel precisó que no hay ni electricidad ni agua: "Tan solo hay algunos pozos de agua, que empleaban los civiles, aparte de eso no quedan infraestructuras", afirmó.

Esta fuente adelantó que se espera que "fuerzas de seguridad locales asuman el control de Al Raqa para mantener la estabilidad, mientras que el Consejo Civil se hará cargo de la reconstrucción". El Consejo Civil de Al Raqa fue creado en abril pasado por las FSD para administrar las áreas que están bajo su dominio en la provincia.

El portavoz del Consejo Militar de Manbech, Shervan Darwish, cuya formación también es parte de las FSD, corroboró a Efe por teléfono que las operaciones de "limpieza" todavía continúan en Al Raqa. "Pese a que ayer anunciamos el fin de la operación militar contra el 'Daesh', seguimos con la operación de limpieza de explosivos y en busca de terroristas que puedan estar escondidos", dijo Darwish, que aseguró que se trata de una tarea "rutinaria".

CAUTELA EN LA COALICIÓN INTERNACIONAL

Este portavoz señaló que la destrucción es visible en distintas zonas de la ciudad, aunque rehusó ofrecer un porcentaje. "Hay barrios donde hay destrozos enormes, sobre todo, en aquellos en los que la batalla fue más larga y violenta, mientras que hay otros con menos porque hubo menos combates", señaló. Ante la continuación de las tareas de "peinado" en la urbe, la coalición internacional, liderada por EEUU y que respalda a las FSD, se muestra cauta a la hora de confirmar la derrota total del EI en Al Raqa.

El portavoz de la coalición, Ryan Dillon, subrayó hoy en Twitter que "las FSD ahora controlan el 95 % de Al Raqa". Agregó que las operaciones de limpieza siguen en las últimas manzanas de edificios en las áreas del estadio, el complejo del Hospital Nacional y la rotonda de Al Naim. Una fuente de la Oficina de Asuntos Públicos de la coalición aclaró, en un correo electrónico a Efe, que su alianza todavía no ha anunciado la derrota completa del EI porque está a la espera de que culminen las operaciones de limpieza y no porque los extremistas conserven el 5 % territorio.

"Estamos al tanto de las informaciones de que el EI ha sido vencido en Al Raqa, pero las operaciones de limpieza prosiguen", advirtió la fuente, que no descartó que haya "alguna bolsa de resistencia" de los radicales en la parte de la localidad que está siendo despejada. Las FSD iniciaron el pasado 6 de junio la ofensiva contra el EI en Al Raqa, con la ayuda de la coalición internacional y de efectivos especiales de EEUU sobre el terreno.

De acuerdo a datos publicados hoy por la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU (OCHA), la situación humanitaria y la protección de los civiles, incluidos los desplazados, en la provincia de Al Raqa es "bastante preocupante".

El organismo de la ONU reconoció que no ha podido constatar de primera mano las condiciones dentro de la población de Al Raqa, pero que, según las informaciones que ha recibido, "gran parte de la ciudad ha sido dañada o destruida debido a los combates".

BOMBARDEOS EN UN CAMPO DE PETRÓLEO

Aviones de guerra no identificados bombardearon hoy las inmediaciones del campo de petróleo de Al Omar, el mayor de Siria y controlado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI), según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG apuntó que, aparte del yacimiento, los aparatos atacaron otras zonas del este de la provincia nororiental de Deir al Zur, donde se ubica Al Omar, como el pueblo de Al Shuhail.

Por otro lado, la artillería de las fuerzas gubernamentales sirias tuvo como objetivo las localidades de Al Ashara, Al Quria y Mahkan, dominadas por el EI y también en Deir al Zur.

Mientras, hay combates en varias áreas de la capital homónima provincial entre los yihadistas y los efectivos leales al presidente sirio, Bachar al Asad.

Actualmente, bombardean posiciones del EI en Siria la aviación nacional y la rusa, así como la coalición internacional comandada por EE.UU. La provincia de Deir al Zur es escenario de dos ofensivas: una del Ejército sirio y sus aliados y, otra, de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza encabezada por milicias kurdas y respaldada por Estados Unidos.

Las FSD anunciaron ayer que habían tomado totalmente la urbe de Al Raqa, antigua "capital del califato" proclamado por los extremistas en junio de 2014 en Siria e Irak. Tras esta derrota, el EI tan solo tiene presencia en territorio sirio en Deir al Zur y el este de la vecina región de Homs.