El Estado Islámico reivindica por segunda vez la matanza de Orlando con 50 muertos

Obama: No hay pruebas claras de que la matanza fuera organizada por extremistas

La Policía dice que el presunto asesino juró lealtad al Estado Islámico y trató de negociar

El padre de Omar Mateen: "Dios castigará a los implicados en la homosexualidad, no corresponde a los humanos"

internacional

| 13.06.2016 - 12:31 h
REDACCIÓN

El peligro "inminente" de nuevas muertes llevó a la Policía a entrar en la discoteca gay Pulse, donde este fin de semana se produjo la peor matanza de Estados Unidos con arma de fuego, con 49 víctimas más el sospechoso, Omar Mateen, informaron hoy las autoridades. "Creíamos que eran inminentes más pérdidas de vidas y por eso tomé la decisión de iniciar la operación de rescate", dijo el jefe del Departamento de Policía de Orlando, John Mina, en rueda de prensa.

El agente señaló que sus negociadores hablaron con Mateen y que mientras mantuvieron estas conversaciones parecía "tranquilo" y no se produjeron disparos, pero que en un momento dado el sospechoso habló de que tenía "explosivos". Durante estas conversaciones telefónicas, explicó el agente, el sospechoso juró lealtad al Estado Islámico (EI) y trató de negociar.

Sin revelar muchos detalles debido a que la investigación sigue abierta, Mina indicó que gracias a las conversaciones telefónicas pudieron saber que Mateen se refugió en uno de los baños de la discoteca, donde tenía a cuatro o cinco rehenes, mientras mantenía entre 15 y 20 en otro. Mientras estaba en el baño, la Policía pudo rescatar a varias personas que estaban retenidas, indicó.

La Policía desmintió en las redes sociales los "infundados" rumores de que hubiese más de un sospechoso en el local y aseguró que el único asesino, Omar Mateen, "está muerto". La matanza se produjo en la madrugada del sábado cuando el sospechoso comenzó a disparar en la discoteca y tomó un grupo de rehenes en su interior.

Tres horas más tarde, agentes de los equipos especiales entraron en el local, liberaron a 30 personas y mataron al sospechoso, de 29 años y nacido en Nueva York. El alcalde de la ciudad, Buddy Dyer, informó de que ya se conoce la identidad de 48 de las 49 víctimas mortales, y que ya han sido informadas 24 familias.

Durante la conferencia de prensa también se informó de que se encontró una tercera arma en el auto del sospechoso y que la investigación de todas ellas llevan a Mateen. La Fiscalía General informó de que la investigación está en su fase inicial y que esta apunta a que no hay más personas que supongan un riesgo público, aunque sí están investigando a varias por su posible conexión con el autor de la matanza.

Por su parte, el gobernador de Florida, Rick Scott, informó de que ha pedido al presidente de EE.UU., Barack Obama, que declare el estado de "desastre" en Florida debido a esta matanza. Las autoridades de la ciudad revelaron hoy los nombres de 15 de las víctimas mortales, que se suman a las 8 que se dieron a conocer este domingo, para un total de 23, la gran mayoría de ellas de origen hispano. El grupo terrorista Estado Islámico (EI) reivindicó hoy de nuevo la matanza y calificó a su autor, Omar Mateen, como un "soldado del califato".

SEGUNDA REIVINDICAIÓN

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) reivindicó de nuevo la matanza de Orlando (Estados Unidos), que causó 50 muertos y 53 heridos, y calificó a su autor, Omar Mateen, como un "soldado del califato".

El hermano Omar Mateen, un soldado del califato, llevó a cabo una incursión de seguridad con la que logró irrumpir en una concentración de cruzados en el club nocturno de homosexuales de Orlando, donde mató e hirió a más de un centenar antes de ser asesinado", dijo el EI a través de su emisora de radio Al Bayan.

Este mensaje sucede al difundido ayer por la agencia Amaq, vinculada al grupo extremista, en el que expresaba en términos similares que la matanza había sido obra de "un soldado del califato". El EI insistió en que "Dios permitió (a Mateen) atacar a los inmundos cruzados" y destacó que este atentado es "el mayor registrado en EEUU por el número de muertos".

De esta forma, el grupo extremista confirmó la identidad del agresor, de quien se sabe que es un estadounidense de origen afgano que fue investigado en dos ocasiones entre 2013 y 2014 por el FBI por su posible vinculación con grupos terroristas.

Mateen, que portaba un fusil de asalto y una pistola, se atrincheró con rehenes en la discoteca frecuentada por homosexuales, antes de ser abatido en un enfrentamiento con agentes de las fuerzas del orden. El alcalde de la ciudad de Orlando, Buddy Dyer, declaró ayer que de las 50 personas muertas como consecuencia de la matanza en una discoteca gay de Orlando, 39 de ellas perecieron en el local y las otras 11 en el hospital.

OBAMA : NO HAY PRUEBAS

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró hoy que no existen pruebas claras para afirmar que la matanza ocurrida ayer domingo en la ciudad de Orlando, en Florida, estuviera "dirigida" por extremistas ni que formara parte de un plan terrorista de mayor escala.

Obama hizo su declaración tras reunirse con su equipo de seguridad nacional en la Casa Blanca para conocer los últimos avances en la investigación de la matanza, en la que fallecieron 50 personas, entre ellas el autor de la masacre.

Obama aseguró que las investigaciones, en las que se considera el ataque como "un acto de terrorismo", aún no han determinado cuáles fueron los móviles del presunto autor de la matanza, pero dijo que según los datos recabados se trata de un caso de "terrorismo doméstico".

"El tirador estaba inspirado por información muy extremista a través de internet", aseguró el gobernante, que comparó la situación con lo ocurrido en la localidad de San Bernardino, en California, a finales del pasado año, cuando una pareja también influenciada por el integrismo islámico acabó con la vida de 14 personas e hirió a otras 22.

"Aunque luchemos contra el Estado Islámico (EI) y otras organizaciones extremistas en el extranjero, e interrumpamos complots (terroristas), uno de los mayores retos que vamos a tener es esta propaganda que llega a individuos que terminan motivados para entrar en acción", consideró

LAS VÍCTIMAS SON EN SU GRAN MAYORÍA LATINAS

Las autoridades de Orlando (EEUU) revelaron los nombres de 15 de las al menos 50 víctimas mortales de la matanza este pasado fin de semana en una discoteca gay de la ciudad, que se suman a las 8 que se dieron a conocer este domingo.

En la nueva lista figuran al menos 12 de origen hispano, para un total de 17 sobre los 23 muertos ya identificados entre los asistentes a la Noche Latina que organizó en la noche del sábado la discoteca Pulse, frecuentada por homosexuales, lesbianas, bisexuales y transexuales.

Hasta el momento, la víctima más joven es Luis Omar Ocasio-Capo, de 20 años, mientras que la de mayor edad es Franky Jimmy Dejesus Velazquez, de 50. La cifra de víctimas mortales sigue en 50, aunque se espera que pueda aumentar en las próximas horas, pues entre los 53 heridos en la masacre había varios en estado crítico, según las autoridades sanitarias locales.

Mientras tanto, sigue la actividad en la discoteca Pulse, de donde esta noche fueron retirados numerosos cuerpos para ser trasladados a la Oficina Forense del condado de Orange. El alcalde de Orlando, Buddy Dyer, informó este domingo de que 39 personas murieron en la discoteca, mientras otras 11 lo hicieron en hospitales cercanos.

La matanza ocurrió en la madrugada del domingo cuando el sospechoso, Omar Mateen, comenzó a disparar en la discoteca y tomó un grupo de rehenes en su interior. Tres horas más tarde, agentes de los equipos especiales entraron en el local, liberaron a 30 personas y mataron al sospechoso, de 29 años y nacido en Nueva York.

Por otra parte, la Policía de Fort Pierce, 200 kilómetros al sur de Orlando, informó hoy de que los residentes del edificio de apartamentos donde vivía Mateen ya pueden regresar a sus viviendas, aunque la actividad policial continuará en la zona.

Ante el temor de que pudiera haber explosivos en el apartamento, las autoridades mandaron desalojar a cerca de 200 personas del edificio, extremo que finalmente descartaron. El registro de esta propiedad se suma al realizado en la tarde del domingo en otra de Mateen en la vecina localidad de Port St Lucie, de donde extrajeron varias cajas y un ordenador, y a los tres automóviles aparcados a la puerta de la vivienda unifamiliar.

En memoria de las víctimas y la comunidad LGBT, durante la noche se proyectó sobre varios edificios de la ciudad y el Orlando Eye, una noria de 122 metros de altura y uno de los nuevos símbolos de la ciudad, los colores del arcoiris.

EL PADRE DE OMAR MATEEN

Seddique Mir Mateen, el padre de Omar Mateen, el autor de la matanza de 50 personas en un club nocturno de Orlando, ha asegurado en un vídeo publicado en su perfil de Facebook que "Dios castigará a los implicados en la homosexualidad" porque es un tema que "no corresponde a los humanos", según informa la cadena de televisión CBS.

En el vídeo, Seddique Mir Mateen ha asegurado que su hijo tuvo una buena educación y era respetuoso con sus padres y ha subrayado que desconoce "qué le llevó a entrar en un club gay y matar a 50 personas". Tras asegurar que está apenado por las acciones de su hijo durante el mes sagrado del Ramadán, Mateen ha afirmado: "Dios castigará a los implicados en la homosexualidad, no corresponde a los humanos afrontarlo".

La cadena CBS ha recordado que Mateen tiene un programa en una cadena vía satélite con sede en California dedicada a Afganistán llamado Durand Jirga Show. Una fuente de la Inteligencia afgana ha dicho a la CBS que el programa lo ven algunas personas en Afganistán pero que su audiencia principal son los pashtunes afganos que viven en Estados Unidos y en Europa.

Omar Mateen acabó el domingo con la vida de 50 personas y dejó a otras 53 heridas tras abrir fuego en el interior de un club nocturno en Orlando, en Florida, y murió posteriormente abatido por disparos de la Policía.

HOMENAJES Y CONDOLENCIAS

Los mensajes de solidaridad y de repulsa se han multiplicado desde que se conoció la matanza. Hoy, los diputados de la Cámara de los Comunes británica guardaron un minuto de silencio para rendir homenaje a las víctimas de la matanza de Orlando.

El presidente de la Cámara, John Bercow, convocó el acto simbólico "en respeto a la memoria de las víctimas de la masacre terrorista y homófoba en Orlando", una medida que el Parlamento británico solo adopta en ocasiones extraordinarias.

En Rusia Numerosos ciudadanos se acercaron hoy a la embajada de EEUU en Moscú, en el centro de la capital, para depositar flores en recuerdo de las víctimas de la matanza. Varias decenas de ramos de flores podían verse junto a la verja que rodea la legación diplomática, donde también fueron colocadas algunas banderas arco iris, símbolo del movimiento LGBT

También el rey Mohamed VI de Marruecos envió hoy un mensaje de pésame al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por la matanza de anoche.

"Reafirmo la firme condena de Marruecos y su enérgica reprobación de todas las formas de terrorismo innoble, que no tiene religión ni patria", dice el mensaje, transmitido por la agencia MAP.

Por su parte, la virtual aspirante demócrata a la Presidencia de EEUU, Hillary Clinton, dijo hoy que "si alguien está siendo investigado por el FBI, simplemente no debería poder comprar un arma".

Clinton hizo estas declaraciones en su primer discurso público tras la matanza en la ciudad de Cleveland, en el estado de Ohio, donde insistió en restablecer la prohibición de la venta de armas de asalto, como la utilizada por el autor de la masacre que había sido investigado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) con anterioridad.