El escrutinio final confirma el triunfo del centroizquierda en Dinamarca

internacional

| 16.09.2011 - 14:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El bloque opositor de centroizquierda, encabezado por la socialdemócrata Helle Thorning-Schmidt, ganó las elecciones generales en Dinamarca al obtener el 50,3 % de los votos, frente al 48,9 % de la derecha, escrutado el cien por cien de los sufragios, informó hoy la Autoridad Electoral.

El bloque de centroizquierda se quedó en 89 escaños, a uno de la mayoría absoluta, que podrá alcanzar de ser necesario con el apoyo de alguno de los cuatro diputados que eligen, divididos a partes iguales, los territorios autónomos de Groenlandia y las Islas Feroe. Tres de ellos, los groenlandeses Siumut e Inuit Ataqatigiit y el feroés Partido Socialdemócrata, apoyan a Thorning-Schmidt.

A pesar del triunfo de la oposición, la formación más votada fue el Partido Liberal del primer ministro, Lars Løkke Rasmussen, con el 26,7 % y 47 escaños, 0,4 décimas y un diputado más que en los anteriores comicios de 2005.

El Partido Socialdemócrata cedió seis décimas y un escaño para quedarse en segunda posición con el 24,9 % y 44 diputados.

El ultraderechista Partido Popular Danés se mantiene como tercera fuerza con el 12,3 %, 1,6 puntos menos, y 22 escaños, tres menos que hace cuatro años.

El centrista Partido Radical Liberal subió 4,4 puntos hasta el 9,5 % y ganó 8 escaños para sumar 17.

El Partido Socialista Popular se quedó en el 9,2 % y 16 escaños, lo que representa una bajada de 3,8 puntos porcentuales y la pérdida de 7 diputados.

La coalición "rojiverde" Lista Única fue el partido que mayor crecimiento experimentó, con 4,5 puntos, para acabar con el 6,7 % y 12 diputados, ocho más que en 2005.

La Alianza Liberal subió 2,2 puntos hasta el 5 %, con 9 escaños, cuatro más.

El Partido Conservador sufrió un descalabro al perder 5,5 puntos y 10 escaños para quedarse como partido más pequeño en el Parlamento con el 4,9 % y 8 diputados.

La participación final quedó algo por debajo de las estimaciones iniciales y fue del 87,7 %, aunque fue la más alta en 27 años.