El embajador venezolano tampoco asiste a la reunión del patronato Cervantes con el Rey

Chacón: "la actitud de Venezuela por si sola se califica"

Gustavo de Arístegui pide "firmeza" frente la "cooperación repugnante de un país que dice ser una democracia con una banda de asesinos"

La Asociación de Víctimas del Terrorismo convoca para este jueves una concentración ante la embajada

internacional

| 13.10.2010 - 20:07 h
REDACCIÓN

Nuevo desaire del gobierno venezolano de Chávez. Su embajador en España, Julián Isaias Rodríguez, no ha asistido a la reunión anual del patronato del Instituto Cervantes, acto solemne que preside el Rey. Ayer, día de la Fiesta Nacional, su bandera no desfiló con las de los países hispanoamericanos que celebraban el bicentenario de su independencia. La excusa, que el abanderado estaba enfermo. Su embajador no estuvo presente en ninguno de los actos programados.

El desaire ha sido valorado hoy por el Gobierno. La ministra de Defensa, Carme Chacón, reconocía que "la actitud de Venezuela por si sola se califica"

En el Congreso, el PP exige firmeza al Ejecutivo ante el Gobierno de Chávez, al que acusa de acoger a etarras en el país y permitir la relacion entre ETA y las FARC. El portavoz de Exteriores del PP, Gustavo de Arístegui, se lo reclamaba a Moratinos, exigiendo "firmeza" en la defensa "de la memoria de los casi mil asesinados por ETA",frente a la "cooperación repugnante de un país que dice ser una democracia con una banda de asesinos sanguinarios".

El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, reclamaba una "respuesta definitiva" a Venezuela sobre la relación de ETA con las FARC y ha asegurado que el Gobierno utilizará todo los mecanismos diplomáticos, judiciales y policiales para derrotar a los terroristas "y hacerles volver" de ese país.

Ante la resistencia de Chávez de actuar contra Arturo Cubillas, funcionario de su Gobierno e instructor de etarras, el Fiscal General del Estado, Conde Pumpido le lanza esta advertencia: España "no está dispuesta a tolerar que el terrorismo tenga ningún tipo de soporte internacional" y ha destacado que el principio básico que impera en casos como el del miembro de ETA Arturo Cubillas es "o se entrega o se juzga" y ha añadido que es lo que desea y lo que quiere que haga la Fiscalía venezolana "investigar si ha habido efectivamente apoyo al terrorismo desde Venezuela y en su caso acordar el enjuiciamiento de esa persona o la entrega a España".

Desde 2003, con Chávez en el poder, España ha pedido 21 extradicciones, entre ellas las de 7 etarras. Ninguno ha sido detenido ni extraditado.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo ha convocado para este jueves una concentración ante la embajada de Venezuela para exiguir al pais que colabore en la lucha contra el terrorismo.