El embajador de EEUU en Libia, muerto en el ataque al consulado de Bengasi

El Parlamento libio pide perdón por el ataque al consulado de EEUU

Obama “condena el atroz ataque a la embajada de EEUU”

EEUU envía marines para reforzar la seguridad en los recintos diplomáticos en Libia

internacional

| 12.09.2012 - Actualizado: 21:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El viceministro de Interior para el oriente de Libia, Wanis al Sharf, reveló hoy que el embajador de EEUU en Libia, Chris Stevens, y otros tres estadounidenses murieron anoche en dos ataques diferentes: uno contra el consulado de ese país y otro contra el convoy que trataba de evacuar a las víctimas.

En una rueda de prensa televisada, Al Sharf acusó a "delincuentes y a simpatizantes del antiguo régimen" del coronel Muamar al Gadafi de estar implicados en el asalto, que comenzó tras una protesta frente a la sede del consulado por un vídeo realizado en EEUU y que supuestamente ofendía a Mahoma. Según Al Sharf, los agentes de seguridad del consulado fueron los primeros en disparar contra los manifestantes al creer que se trataba de un ataque.

"Los agentes de seguridad del consulado creyeron que se trataba de un ataque y dispararon sobre los manifestantes, lo que agravó la situación", indicó Al Sharf desde Bengasi, principal ciudad del este de Libia. Según el representante ministerial, entre los cientos de personas que participaron en la protesta "había delincuentes y criminales de toda condición" que irrumpieron en el edificio, lo saquearon y lo incendiaron.

"Uno de los agentes del consulado murió al comienzo del asalto y el embajador murió por asfixia como consecuencia del humo", manifestó Al Sharf quien agregó que Stevens fue evacuado al hospital donde falleció. "El traductor egipcio del consulado fue quien reconoció el cadáver", indicó el viceministro de Interior.

Al Sharf reconoció que la situación se mantuvo fuera de control y que los refuerzos enviados al lugar, situado en un barrio residencial de la ciudad, recibieron la orden de no intervenir para evitar el agravamiento de la situación.

EL RELATO

A las 05.00 de la mañana hora local (03.00 GMT) un "comando" de fuerzas especiales estadounidenses llegó a Bengasi proveniente de Trípoli para evacuar a los muertos y a los 32 funcionarios, que se encontraban refugiados en un edificio cercano al consulado y protegido por fuerzas de seguridad libias. Según su relato, los soldados se dirigieron al consulado y posteriormente al lugar donde se encontraban los funcionarios, donde "simpatizantes del antiguo régimen" les tendieron una emboscada.

En esta segunda agresión, murieron dos soldados estadounidenses y entre 12 y 14 resultaron heridos. Para el responsable libio, este ataque "es una respuesta a la extradición de Abdala al Senusi", antiguo jefe de los servicios secretos y que Mauritania entregó el pasado día 5 de septiembre a las autoridades libias.

EL PARLAMENTO LIBIO PIDE PERDÓN POR EL ATAQUE

El presidente del Congreso Nacional libio (Parlamento), Mohamed Yusef al Magrif, pidió perdón por el ataque lanzado anoche contra el consulado de EEUU en Bengasi. "Pedimos perdón a Estados Unidos, al pueblo estadounidense y al mundo entero", dijo al Magrif en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro transitorio, Abderrahim al Kib.

Asimismo, Al Magrif, que calificó lo ocurrido de "ataque criminal y cobarde", agregó: "condenamos con rotundidad cualquier ofensa contra el islam y el profeta (Mahoma), como condenamos y rechazamos con rotundidad el uso de la violencia y el asesinato de inocentes como medio de expresión".

OBAMA “CONDENA EL ATROZ ATAQUE A LA EMBAJADA DE EEUU”

El presidente estadounidense, Barack Obama, confirmó este miércoles la muerte del embajador de EE.UU. en Libia, Chris Stevens, y de otros tres norteamericanos en el ataque contra el consulado de su país en Bengasi. "Condeno enérgicamente el atroz ataque a nuestras instalaciones diplomáticas en Bengasi, que ha arrebatado las vidas de cuatro estadounidenses, incluido el embajador Chris Stevens", afirma Obama en una declaración distribuida por la Casa Blanca.

"En estos momentos los estadounidenses tenemos en nuestras oraciones a las familias de quienes hemos perdido", añade Obama. "Ellos ejemplifican el compromiso de Estados Unidos con la libertad, la justicia y la colaboración con países y pueblos en todo el mundo, que contrastan con quienes cruelmente tomaron sus vidas".

El presidente agrega que se han tomado medidas para la protección del personal estadounidense en Libia y "para aumentar la vigilancia en nuestros puestos diplomáticos en todo el mundo"."Estados Unidos rechaza los esfuerzos para denigrar las creencias religiosas de otros, pero todos debemos oponernos, sin equívocos, al tipo de violencia insensata que quitó la vida a estos empleados públicos", continúa.

ENVÍO DE MARINES PARA LA SEGURIDAD

Unos 50 marines estadounidenses partieron hoy hacia Libia para reforzar la seguridad en las instalaciones diplomáticas de EE.UU. en el país tras el ataque de ayer en el que murió el embajador estadounidense y tres funcionarios en el consulado de la ciudad de Bengasi, informó hoy CNN.

Los marines, de la Flota del Equipo de Seguridad Antiterrorista (FAST, por su sigla en inglés), partieron de la Base Estadounidense de Rota, en el sur de España, indicó la cadena de televisión estadounidense.

El presidente estadounidense, Barack Obama, explicó hoy en una comparecencia conjunta en la Casa Blanca con la secretaria de Estado Hillary Clinton que ha ordenado incrementar las medidas de seguridad en Libia tras los ataques.

"He indicado a la Administración que otorguen todos los recursos necesarios para respaldar la seguridad de nuestro personal en Libia, y aumentar las medidas de seguridad en todas nuestras misiones diplomáticas en todo el mundo", afirmó Obama.

Los marines tienen como destino Trípoli, la capital de Libia, y forman parte de un grupo de las fuerzas armadas estadounidenses preparado para reforzar la seguridad de las embajadas cuando se producen este tipo de ataques a las legaciones diplomáticas.

El ataque en Bengasi, que se saldó con la muerte de Chris Stevens, embajador en Libia desde mayo y otros tres estadounidenses, estuvo motivado por un vídeo de un productor independiente californiano que se ha extendido en internet en el que se critica y se hace mofa de la fe musulmana.

Previamente al ataque en Libia, decenas de manifestantes en El Cairo había penetrado en el complejo de la embajada de EE.UU. en la capital egipcia, del que arrancaron la bandera estadounidense, también en protesta por este vídeo.