El Ejército israelí mata a un comandante local de Hamás en Cisjordania

internacional

| 17.09.2010 - 14:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Efectivos del Ejército israelí y del servicio secreto Shabak mataron este viernes a un comandante local del brazo armado del movimiento islamista Hamás en una redada en Cisjordania, informó la radio pública israelí.

Los hechos ocurrieron en un aldea próxima a la ciudad de Tul Karem, en el norte de Cisjordania, donde esta madrugada el Ejército realizó una redada y detuvo al menos a una decena de palestinos sospechosos de militancia en grupos islamistas.

El miliciano Iyad Shilbayeh comenzó "a correr de forma sospechosa hacia los soldados y desatendió la orden de detenerse", dijo un portavoz del Ejército israelí al diario "Haaretz"."La unidad, viéndose amenazada, abrió fuego y mató al sospechoso", agregó.

Por su parte, fuentes palestinas indicaron que la fuerza israelí entró en la vivienda del miliciano, en el campo de refugiados de Nur A-Shamps, a las afueras de Tulkarem, y le disparó tres veces cuando estaba en la cama. Según relataron miembros de la familia a la agencia Maan, un hermano del fallecido, Mohamed, fue capturado horas antes y forzado a revelar el lugar donde Shilbayeh dormía, donde entraron las fuerzas israelíes detonando la puerta.

Mohamed relata a la agencia palestina que oyó a su hermano preguntar desde el dormitorio: "¿Quién es? ¿quién es? ¿quién es?", ante de ser abatido por tres disparos.

Shilbayeh, de 38 años y conocido activista islamista, recibió tres impactos de bala en el cuello y el pecho, según confirmaron fuentes de hospital Thabet Thabet de Tulkarem. La muerte de Shilbayeh supone un nuevo escalón en la espiral de violencia entre Israel y Hamás en las últimas semanas, en coincidencia con las negociaciones directas de paz que comenzaron en Washington a principio de mes.

Estos últimos días, milicias palestinas dispararon desde Gaza un creciente número de proyectiles de mortero y cohetes, en tanto que el Ejército israelí bombardeó la franja desde tierra y aire.

Cuatro colonos judíos, asesinados en un ataque con armas automáticos a las afueras de la ciudad de Hebrón, y al menos cinco palestinos, víctimas de los bombardeos israelíes, se cuentan entre las víctimas de esta espiral.