El Ejército egipcio da 48 horas a las fuerzas políticas para resolver la crisis

Cinco ministros egipcios se reúnen para estudiar su posible dimisión

Aumentan a 18 los muertos en las protestas contra Mursi

Ejército detiene a 15 guardaespaldas del "número dos" de Hermanos Musulmanes

internacional

| 01.07.2013 - 08:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Las Fuerzas Armadas de Egipto dieron hoy un ultimátum de 48 horas a las fuerzas políticas para que asuman su responsabilidad y cumplan las demandas del pueblo, tras las masivas protestas que piden la renuncia del presidente, Mohamed Mursi.

En un comunicado difundido por la televisión estatal, el Ejército señaló que anunciará una hoja de ruta para el futuro y supervisará su aplicación "si no se realizan las reivindicaciones del pueblo en ese plazo".

"Las Fuerzas Armadas dan 48 horas como la última oportunidad para que las fuerzas políticas asuman su responsabilidad en este momento histórico que atraviesa la patria, que no va a perdonar a ninguna fuerza que deje de asumir su responsabilidad", señala el comunicado.

En el caso de que eso no ocurra, el Ejército consideró que se va a ver en la "obligación nacional e histórica de respetar las reivindicaciones del pueblo y anunciar una hoja de ruta y encargarse de aplicarla con la participación de todas las corrientes leales, incluidos los jóvenes (que impulsaron la revolución), y sin la exclusión de ninguna parte".

Además, advirtió de que "la pérdida de más tiempo solo conseguirá más división y conflicto".

Las Fuerzas Armadas justificaron su postura en la necesidad de proteger la patria, ya que "la seguridad nacional del Estado está muy amenazada ante los acontecimientos que vive el país".

EJERCITO DETIENE A 15 GUARDASPALDAS DEL NUMERO DOS DE HERMANOS MUSULMANES

Quince guardaespaldas del "número dos" de los Hermanos Musulmanes, Jairat al Shater, fueron detenidos hoy delante de su casa en el barrio cairota de Ciudad Naser por miembros del Ejército, informaron a Efe fuentes de la seguridad egipcia.

En la operación, los escoltas abrieron fuego sobre los militares, lo que desencadenó un tiroteo en el que no hubo víctimas, señalaron las fuentes, que agregaron que las detenciones se practicaron debido a que los escoltas de Al Shater, considerado el líder político de la Hermandad, carecen de autorización para llevar armas.

MUERTOS EN LAS PROTESTAS

Al menos doce personas han muerto en las últimas horas en los enfrentamientos entre islamistas y opositores en la sede central de los Hermanos Musulmanes en El Cairo, lo que eleva a veinte el número de fallecidos desde anoche en todo el país, informaron a Efe fuentes médicas.

Con el fallecimiento de tres personas que habían resultado heridas graves, el balance provisional de víctimas mortales en la refriega frente al edificio de la Hermandad, en el barrio de Muqatam, en la periferia cairota, se eleva a doce.

Otras cinco personas perdieron la vida en enfrentamientos similares frente a las oficinas del gobernante Partido Libertad y Justicia (brazo político de la Hermandad) en la ciudad meridional de Asiut.

Las fuentes agregaron que en total 713 personas han resultado heridas en las protestas, que durante la jornada de ayer tuvieron un marcado carácter pacífico hasta caer la noche.

El ataque a la sede de la Hermandad -a la que pertenecía el presidente egipcio, Mohamed Mursi, hasta que asumió el cargo- comenzó anoche con el lanzamiento de cócteles molotov y piedras por parte de los manifestantes, mientras que miembros de la agrupación disparaban desde dentro del edificio contra los agresores.

Entre los heridos hay al menos un oficial de la policía egipcia, que fue alcanzado por balines.

Tras hacerse esta madrugada con el control del edificio, los manifestantes han quemado todas las plantas de la sede y han causado importantes daños materiales.

Las oficinas han sido saqueadas y los asaltantes se han llevado de ellas equipos electrónicos, mobiliario como sillas y mesas y documentos del grupo.

En declaraciones a la agencia oficial Mena, un portavoz de la cofradía acusó a los agresores de haber hecho explotar al menos dos bombonas de gas en la entrada del edificio y de haber disparado contra la sede, lo que causó heridos.

El ataque, señaló, se produjo "en ausencia total de los cuerpos de seguridad".

Cientos de personas continúan hoy manifestándose contra Mursi, tras haber pernoctado en tiendas de campaña en la cairota plaza Tahrir y junto al palacio presidencial de Itihadiya, mientras la oposición ha dado de plazo hasta mañana, martes, al mandatario para que dimita.

Nuevas protestas están previstas para hoy a partir de las 16.00 hora local (14.00 GMT).

CINCO MINISTROS EGIPCIOS SE REÚNEN PARA ESTUDIAR SU POSIBLE DIMISIÓN

Cinco ministros del Gobierno egipcio se hallan reunidos en este momento para estudiar su posible dimisión del gabinete, tras la crisis abierta por las masivas protestas contra el presidente egipcio, Mohamed Mursi, según un asistente a esa reunión.

Los titulares de Telecomunicaciones, Medio Ambiente, Asuntos Parlamentarios, Turismo y Recursos Hídricos se encuentran, según esta fuente, en el Ministerio de Telecomunicaciones en El Cairo, donde preparan un comunicado conjunto en el que prevén anunciar su renuncia.

Los titulares de Turismo, Hisham Zaazu; Telecomunicaciones, Atef Helmi; Asuntos Parlamentarios, Hatem Bagato; Medio Ambiente, Jaled Fahmi, y Recursos Hídricos, Abdelqaui Jalifa, forman parte del sector de tecnócratas del Gobierno, en el que otros ministros guardan un perfil más afín a los islamistas Hermanos Musulmanes.

Según dijeron fuentes cercanas a los participantes en la reunión a la agencia oficial Mena, varios de ellos insisten de manera rotunda en su intención de renunciar y en no continuar en el Ejecutivo del primer ministro, Hisham Qandil.

Además, este grupo de ministros podrían anunciar su paso a las filas de la oposición, que reclama la marcha inmediata de Mursi y la convocatoria de elecciones anticipadas, de acuerdo con las mismas fuentes. En paralelo, cinco senadores opositores de la "Shura" o Cámara alta del Parlamento han presentado hoy la renuncia a sus escaños, señaló Mena.

Las masivas manifestaciones que sacaron ayer a millones de personas en todo Egipto son las más multitudinarias que vive el país desde la revolución que derrocó el régimen de Hosni Mubarak, en febrero de 2011.