El Ejército de Lesoto niega el golpe y asegura que fue una acción contra la Policía

internacional

| 30.08.2014 - 18:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Ejército de Lesoto negó hoy haber perpetrado un golpe de Estado, como informó el primer ministro, Thomas Thebane, y aseguró que únicamente ha llevado a cabo una operación contra la Policía, a la que acusa de vender armas a partidos políticos.

"No ha habido y nunca habrá un golpe de Estado en Lesoto perpetrada por el Ejército", dijo el mayor Major Ntlele Ntoi, portavoz de los militares, en una entrevista a la cadena sudafricana ANN7.

Según su versión, el Ejército tenía información de que la Policía planeaba vender armas a algunos partidos, por lo que esta madrugada lanzó una operación contra las comisarías para confiscarlas.

Sus declaraciones contradicen las del primer ministro de Lesoto, quien después de huir a Sudáfrica temiendo por su vida aseguró que el Ejército había tomado el poder mediante un golpe de Estado.

Por otra parte, el Departamento de Relaciones Internacionales de Sudáfrica indicó en rueda de prensa que había telefoneado a los mandos militares para que ordenaran la vuelta de los soldados a los cuarteles y permitieran la continuidad del Gobierno de Thebane, de acuerdo con la agencia de noticias sudafricana SAPA.

Según sus informes, el Ejército se había apoderado de los cuarteles de Policía y de las estaciones de radio y televisión para cortar sus emisiones, aunque nadie ha reclamado oficialmente haberse hecho con el Gobierno.

El portavoz de este departamento, Clayson Monyela, negó que el Ejecutivo de Sudáfrica haya enviado tropas, ya que confía en que la situación pueda solucionarse de forma diplomática.

"Los problemas políticos deben resolverse a través de canales políticos, que en realidad es el diálogo", declaró Monyela.

Expresó la preocupación de su Gobierno al respecto e instó a quienes pretendan viajar a Lesoto que "consideren la situación".

La capital del país, Maseru, registró en junio pasado un significativo incremento de fuerzas militares, lo que alertó de un posible golpe contra un Ejecutivo inmerso en una grave crisis política.

Según el diario sudafricano "The Times", las relaciones entre el primer ministro de Lesoto y el jefe del Ejército, Tlali Kamoli, se rompieron después de que Thabane quisiera cesar al general, al sospechar de sus supuestos planes de sedición.

Thabane cerró recientemente el Parlamento por un período de nueve meses, ante una crisis de la coalición que desde hace dos años le mantiene en el poder.

El reino de Lesoto obtuvo en 1966 la independencia del Reino Unido y comenzó, cuatro años más tarde, una larga trayectoria de golpes de Estado.

La formación de Thabane gobierna el país en coalición con otros dos partidos desde las elecciones de 2012, que se desarrollaron con normalidad.