El disidente cubano Guillermo Fariñas en libertad tras 28 horas de detención

Granma critica el apoyo de Obama a disidentes y sus semejanzas con Bush

internacional

| 25.02.2011 - 18:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El disidente cubano Guillermo Fariñas informó hoy a Efe de que fue dejado en libertad tras permanecer 27 horas detenido en una unidad policial de la ciudad central de Santa Clara. Fariñas declaró que agentes de la seguridad del Estado le trasladaron a su casa en Santa Clara, 300 kilómetros al este de La Habana, el jueves, y agregó que permaneció solo todo el tiempo que duró su detención.

Según explicó, no sufrió ningún tipo abuso en prisión, donde fue visitado preventivamente cuatro veces por un médico, después de que en su última detención en enero sufriera un problema de salud.

"Grité quién era Orlando Zapata Tamayo, por qué lo habían asesinado, y lo que significaba para la democracia cubana", dijo Fariñas, al referirse a las causas de su arresto el miércoles, cuando se cumplió el primer aniversario de la muerte del preso Zapata.

El psicólogo y periodista independiente de 49 años y premio Sájarov 2010 protagonizó desde el 24 de febrero del año pasado y durante cuatro meses una huelga de hambre en homenaje a Orlando Zapata y para pedir la libertad de los presos políticos enfermos.

Su arresto este 23 de febrero tuvo lugar en medio de decenas de detenciones y arrestos domiciliarios de opositores para impedir conmemoraciones por el primer aniversario de la muerte de Zapata, según informes de la disidencia.

En enero pasado, Fariñas fue detenido tres veces en 48 horas por la policía cubana junto con otros opositores de Santa Clara.

El Gobierno de Cuba considera a los disidentes "contrarrevolucionarios" y "mercenarios" pagados por Estados Unidos.

GRANMA ATACA A OBAMA

Por otra parte, el diario oficial cubano Granma criticó hoy al presidente de EEUU, Barack Obama, por sus denuncias contra el Gobierno de Cuba en el aniversario de la muerte del preso Orlando Zapata, al tiempo que lo presenta como una "metamorfosis" de su antecesor, George W. Bush.

"La Casa Blanca presta más atención a las presiones de Miami y de sus mafiosos en el Capitolio que a los diplomáticos", añadió hoy un artículo publicado por Granma, portavoz del gobernante Partido Comunista cubano.

"Obama este 23 de febrero fue émulo de su predecesor George W. Bush en el abuso de adjetivos y elogios, como en las imprecisiones o embarques de sus amistades floridanas", opina el diario gubernamental.

En ese sentido, "ilustra" las semejanzas entre ambos políticos al acompañar el texto con un truco fotográfico de cinco imágenes donde Bush acaba convertido en Obama.

El rotativo subraya que Obama desoyó mensajes que en 2009 le envió la Sección de Intereses de EEUU en La Habana (SINA) según los supuestos cables diplomáticos filtrados por Wikileaks, en los que se le alertó de que la oposición tradicional cubana era "un grupo desconectado de la sociedad" y "más preocupado por conseguir dinero que en llevar sus propuestas a sectores más amplios de la sociedad".

En un comunicado divulgado el miércoles por la Casa Blanca, Obama reclamó la "inmediata e incondicional" libertad de los presos políticos en Cuba, y se refirió a la muerte de Zapata como un hecho que atrajo la atención mundial hacia "el maltrato" del Gobierno cubano a los que defienden los derechos humanos en la isla.

Orlando Zapata murió el 23 de febrero de 2010 en un hospital a consecuencia de una larga huelga de hambre con la que reclamaba ser tratado como prisionero de conciencia, condición que le reconocía Amnistía Internacional mientras que el régimen cubano lo consideraba un delincuente común.

Sin mencionar a Zapata, Granma agregó hoy que fueron Washington, la Unión Europea y sus "mercenarios" los que le concedieron una "connotación política" a su fallecimiento.

También señala que la muerte de Zapata fue "más bien un crimen o un suicidio estimulado hasta por familiares cercanos de la víctima que apostaron más al capital que a la vida de un hijo".

De acuerdo con el rotativo, a esos familiares ya se les ha "premiado" con la condición de refugiados políticos en EEUU.