El disidente cubano Fariñas pide a la UE que no se deje engañar por cantos de sirena de La Habana

Estuvo representado por una silla vacía en la ceremonia de entrega del Premio Sajarov

internacional

| 15.12.2010 - 12:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El disidente cubano Guillermo Fariñas ha pedido a la Unión Europea que no "se deje engañar por los cantos de sirena" de "un cruel régimen" y no normalice las relaciones con La Habana si no hay contrapartidas, incluido que la liberación de los presos políticos en la isla no pase por su "destierro" en una alocución de audio grabada para la ceremonia de entrega del Premio Sajarov a la Libertad de Conciencia de la Eurocámara, a la que La Habana no le autorizó a venir a recoger el galardón por el Gobierno cubano.

"Considero que el hecho de no poder salir y regresar voluntariamente a esta isla que me vio nacer, es ya por si mismo, el testimonio más fehaciente de que por infortunio nada ha cambiado en el sistema autocrático de mi país", ha lamentado.

Fariñas ha estado representado en la ceremonia por un silla vacía en señal de denuncia al rechazo a la decisión del régimen de no dejarle salir de la isla. "Para que yo u otro ciudadano de a pie pueda viajar al extranjero, necesito de una Carta de Libertad, como antes la necesitaron los esclavos, sólo que hoy se le denomina Carta Blanca", ha denunciado el cubano en su alocución.

El presidente de la Eurocámara, Jerzy Buzek, ha lamentado que sus gestiones personales por carta ante el presidente cubano, Raúl Castro, para que Fariñas pudiera asistir han sido "en vano", ha instado a la inmediata liberación de todos los presos políticos y ha justificado el Sajarov para el disidente cubano por la lucha por la libertad que impulsa "desde hace años", recordando que en la última huelga de hambre de las 23 que ha hecho "rozó la muerte".

Antes de dar paso a la grabación, ha recordado que no es la primera "silla vacía" que se ve en la última semana, después de que el disidente chino Liu Xiaobao tampoco pudiera recoger el viernes pasado el Nobel de la Paz en Oslo y ha recordado que las Damas de Blanco tampoco pudieron ir a recoger el Sajarov en 2005.

En todo caso, ha instado a la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, presente en la ceremonia, a iniciar "de inmediato" un diálogo con la sociedad civil cubana y a apoyar los grupos que luchan pacíficamente por la transformación democrática de Cuba, donde ha destacado la importancia de la Iglesia Católica. Buzek ya le pidió esta semana que tomara nota del rechazo de las autoridades cubanas a dejar asistir a Fariñas a la hora de evaluar normalizar las relaciones entre la UE y Cuba.

Buzek ha depositado el diploma de reconocimiento en la silla vacía de Fariñas una vez terminado su discurso ante la ovación de los eurodiputados y antes de dar paso al disidente.

El eurodiputado de Izquierda Unida Willy Meyer se ha ausentado del pleno para no escuchar la alocución de Fariñas, cuya candidatura fue promovida desde las filas del Partido Popular Europeo y concretamente por el eurodiputado español José Ignacio Salafranca. IU esgrime que ya se han concedido dos veces el premio Sajarov a una figura cubana en los últimos años. Los eurodiputados socialistas españoles no se han levantado ni aplaudido por su parte durante la ovación final tras el discurso del disidente.

DESTIERRO PSICOGICO DE DISIDENTES

En él, Fariñas ha criticado el "destierro psicológico" que padecen los "ex presos políticos", poniendo así en cuestión la bondad de la liberación en los últimos meses de 55 presos políticos en la isla. "Junto a ustedes, de seguro habrá sentados ex presos políticos o de conciencia recientemente excarcelados por el comunismo salvaje. Sería un error pensar que fueron puestos en libertad, ellos y sus familiares soportan un destierro psicológico, pues sus seres más queridos resultaron extorsionados por el Gobierno neoestalisnista cubano", ha denunciado.

Por ello, ha reclamado que, en este "crucial momento histórico por el que atraviesa" la isla y pese a "las dificultades materiales y espirituales" y "los peligros de perder la libertad y hasta la vida" que padecen los disidentes, los eurodiputados "no cedan ante las pretensiones de la élite gubernamental cubana" si no "se cumplen" antes "cinco" condiciones. "Aquí dentro (en Cuba), todos sufrimos, pero no nos quejamos, por eso aspiramos a contar con vuestro apoyo", les ha asegurado.

CONDICIONES PARA NORMALIZAR RELACION

Fariñas reclama como contrapartida a la normalización de las relaciones que el Gobierno cubano acepte "la liberación sin destierro de todos los presos políticos y de conciencia" y se comprometa "públicamente a jamás encarcelar a opositores políticos no violentos" y que supriman "de inmediato las golpizas violentas y amenazas a los opositores pacíficos dentro del país, realizadas por los adeptos militares y paramilitares al régimen".

También que el Gobierno anuncie que estudiará y eliminará "todas las leyes cubanas que entren en contradicción con la Declaración Universal de los Derechos Humanos", que otorgará "facilidades para que se creen partidos políticos opositores, medios de prensa no subordinados al sistema de "Socialismo de Estado", sindicatos independientes y cualquier otro tipo de entidades sociales pacíficas" y que acepte "públicamente que todos los cubanos residentes en la diáspora tienen el derecho a participar en la vida cultural, económica, política y social de Cuba".

En todo caso, asegura a sus compañeros "de lucha e ideas prodemocráticas, tanto los que están todavía dentro de las cárceles, aquellos que aparentemente se encuentran en libertad en las calles y quienes partieron al duro exilio" que continuarán con su lucha "no violenta" a la espera de lograr "pronto" la reconciliación en Cuba y que ésta "sea bendecida con la democracia".

ADVIERTE CONTRA GUERRA CIVIL

"Ojalá, Dios no permita que suceda una innecesaria guerra civil entre cubanos, por la ofuscación de no aceptar que el 'Socialismo de Estado' como modelo político ha sido y es un fracaso en todas las zonas geográficas, donde se quiso implantar. Cuestión reconocida ante la prensa extranjera por el propio líder histórico de la mal llamada Revolución Cubana", ha advertido Fariñas.

Fariñas ha subrayado el "fracaso" del régimen cubano, al que le ha recordado que "ningún gobernante debe pretender ser servido por sus gobernados, como sí es el caso de Cuba", criticando que su "única aspiración, tras aparentar supuestos cambios económicos, es que la Unión y el Parlamento europeos levanten la Posición Común y beneficiarse de los créditos e inversiones, con que se auxilian a los países del Tercer Mundo en los Acuerdos de Cotonou".

Tras criticar el "cotidiano desprecio" del Gobierno cubano por sus ciudadanos, que lleva reprimiendo al pueblo desde hace el vergonzoso período de 52 años y cuyo ejemplo más actual es el mártir Orlando Zapata Tamayo", Fariñas ha instado a la Eurocámara a "estar atentos a las continuas explosiones sociales y protestas" en Cuba y la posibilidad de que este orden "ultimar" a disidentes tras la ceremonia, al tiempo que agradeció el galardón.

Fariñas ha reconocido, horas antes de la ceremonia y en declaraciones por teléfono desde Santa Clara a Europa Press, que cree que su ausencia en Estrasburgo será "beneficiosa" para la disidencia al demostrar que "Cuba es un régimen dictatorial" y contribuirá a que "el mundo sepa lo que está pasando en Cuba" donde no hay "libertad". Ha lamentado sin embargo no poder recoger el premio junto a las damas de blanco Laura Pollán y Berta Soler, que tenían previsto acompañarle para recibir el que obtuvo el grupo en 2005.

No es la primera vez que una persona galardonada con el premio que concede la Eurocámara todos los años no puede asistir a la ceremonia porque el país de origen no lo permite. Ninguna representante de las Damas de Blanco pudo recogerlo en 2005, aunque algunos familiares cercanos sí estuvieron presentes en el acto. En cambio, el disidente cubano Oswaldo Payá, artífice del Proyecto Varela, sí pudo recoger el reconocimiento en 2002.

La disidente y líder de la oposición en Birmania Aung San Suu Kyi no pudo recoger personalmente el galardón en 1991, como tampoco pudo, más recientemente, recibirlo en 2008 el disidente chino Hu Lia, cuya esposa, Zeng Jinyan, sí pudo enviar un mensaje de vídeo en su nombre.