China llama a capítulo al embajador noruego tras la concesión del Nobel de la Paz al disidente Liu Xiaobo

El Gobierno chino califica de "blasfemia" el Nobel a Xiaobo al que considera un "delincuente"

Su esposa pide a la comunidad internacional que presione en favor de su liberación

El Gobierno español se suma a las felicitaciones pero no reclama públicamente su liberación

Liu desconoce que se le ha concedido el Nobel de la Paz, según sus abogados

internacional

| 08.10.2010 - Actualizado: 20:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El disidente y preso político chino Liu Xiaobo ha obtenido el Premio Nobel de la Paz 2010 por "su larga y no violenta lucha en favor de los Derechos Humanos elementales en China", según informó el Comité Nobel noruego. El Gobierno de Pekín había advertido a Noruega de que habría consecuencias en caso de ser galardonado Liu. Tras conocer el fallo lo ha calificado de "blasfemia", ha llamado a consultas al embajador noruego en la capital china y ha asegurado que la concesión del premio afectará a las relaciones de China con Noruega.

El Gobierno chino convocó este mismo viernes a una reunión al embajador noruego en Pekín, tras la concesión del Premio Nobel de la Paz al disidente y escritor Liu Xiaobo. Pekín calificó de "blasfemia" la concesión del premio a Liu Xiaobo y recordó que se trata de un "delincuente" condenado por la ley china.

El ministro noruego de Asuntos Exteriores, Jonas Gahr Støre, tuvo que salir al paso de las amenazas de China al asegurar que "hay una clara línea entre un comité independiente y el Gobierno noruego. Deben entender que así funciona nuestra sociedad".

CONDENADO A ONCE AÑOS DE CÁRCEL

Liu, un antiguo profesor de Literatura de 54 años de edad, fue condenado a once años de cárcel el pasado mes de diciembre por redactar un manifiesto en 2008 junto a otros activistas de su país en el que reclamaba la libertad de expresión y la convocatoria de elecciones multipartidistas.

El viceministro chino de Asuntos Exteriores, Fiu Ying, había advertido este pasado verano al Instituto Nobel, durante una visita oficial a Oslo, de que las relaciones diplomáticas y comerciales entre China y Noruega podrían verse afectadas en caso de que Liu resultase premiado. Asimismo, una portavoz del Ministerio declaró el pasado mes de septiembre que las actividades de Liu Xiaobo son "diametralmente opuestas a los objetivos del Premio Nobel". Noruega ha respondido a China que el Comité del Premio Nobel de la Paz --nombrado por el Palamento del país y formado por antiguos políticos-- es un órgano independiente.

“LUCHA EN FAVOR DE LOS DERECHOS HUMANOS”

En su comunicado, el Comité Nobel noruego anunció este viernes que "ha decidido conceder el Premio Nobel de la Paz 2010 a Liu Xiaobo por su larga y no violenta lucha en favor de los Derechos Humanos elementales en China".

El Comité, prosigue el texto, "considera desde hace tiempo que existe una estrecha relación entre Derechos Humanos y paz" y que tales derechos "son un requisito para la 'fraternidad entre las naciones' a la que se refirió Alfred Nobel en su testamento"."En las últimas décadas, China ha logrado avances económicos difíciles de igualar en la historia", señala el Comité. "El país tiene en la actualidad la segunda economía más fuerte del mundo, cientos de millones de personas han salido de la pobreza y el ámbito de la participación política también se ha ampliado", prosigue.

Esta nueva situación de China "entraña mayores responsabilidades", estima el Comité noruego. "China forma parte de varios acuerdos internacionales de los que es signataria, así como dispone de sus propias disposiciones respecto a los derechos políticos", continúa.

Por ejemplo, precisa, "el artículo 35 de la la Constitución de China establece que 'los ciudadanos de la República Popular de China disfrutan de libertad de expresión, de prensa, de reunión, de asociación y de manifestación'". "En la práctica, está demostrado que estas libertades están claramente restringidas para los ciudadanos chinos", lamenta el Comité Nobel.

LIU XIAOBO

"Desde hace dos décadas, Liu Xiaobo ha sido un firme portavoz em favor de la aplicación de los Derechos Humanos fundamentales en China", afirma el comunicado. El Comité recuerda que Liu participó en las protestas de Tiananmen en 1989 y "fue un autor destacado de la Carta 08, el manifiesto en favor de los Derechos Humanos en China publicado el 10 de diciembre de 2008 con motivo del 60 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de Naciones Unidas".

Tras los hechos de Tiananmen, permaneció encarcelado durante 20 meses y fue condenado posteriormente a tres años de "reeducación por el trabajo" y a varios meses de arresto domiciliario a lo largo de los años novebta.

En la Navidad de 2009, recuerda el comunicado, "Liu fue condenado a once años de cárcel y a dos años de privación de derechos políticos por 'incitar la subversión contra el poder del Estado'". "Liu ha mantenido coherentemente que esta sentencia viola tanto la propia Constitición de China como los Derechos Humanos fundamentales", añade.

Según el Comité Nobel, la campaña en favor de los Derechos Humanos universales "cuenta con el apoyo de numerosos chinos, tanto en la propia China como en el extranjero". "Mediante el duro castigo de que ha sido objeto, Liu se ha convertido en el más importante símbolo de esta amplia lucha por los Derechos Humanos en China", concluye el comunicado.

EL GOBIERNO CHINO LO CONSIDERA UNA BLASFEMIA

El Gobierno chino calificó de "blasfemia" la concesión del premio Nobel de la Paz al disidente encarcelado Liu Xiaobo y aseguró que esta decisión afectará a las relaciones de Pekín con Noruega. En un comunicado en la página web del ministerio de Asuntos Exteriores, su portavoz, Ma Zhaoxu, asegura que las relaciones de Pekín con Noruega, "que fueron buenas estos años en interés de los dos pueblos" y con el Comité del Premio Nobel, sufrirán las consecuencias.

La nota expresa abiertamente la contrariedad por la decisión, ya que el premio, según el Gobierno comunista de Pekín, "debe ser concedido a quienes trabajan por la armonía étnica, la amistad internacional, el desarme y a quienes se reúnen pacíficamente"."Esos eran los deseos de Alfred Nobel", creador de los galardones, agrega el comunicado, emitido una hora y media después de que se hiciera pública la concesión del premio.

La nota recuerda que "Liu Xiaobo fue (juzgado) y encontrado culpable de violar la ley china y condenado a prisión por los órganos judiciales chinos"."Las acciones (de Liu) son contrarias al propósito del Nobel de la Paz. Al concederle el premio a esa persona, el comité del Nobel ha violado y blasfemado el galardón" que es algo sagrado, añade el comunicado.

Tras conocerse la noticia de la concesión del premio Nobel de la Paz al activista Liu Xiaobo al menos, una veintena de disidentes que lo celebraban en Pekín han sido detenidos, segun el el abogado Teng Biao.

Liu Xiaobo es "una piedra en el zapato" del Gobierno de Pekín, afirmó en Madrid el Premio Nobel de la Paz de 1987 y ex presidente de Costa Rica, Óscar Arias, al explicar la furiosa reacción china.

SU ESPOSA PIDE LA PRESIÓN INTERNACIONAL EN FAVOR DE SU LIBERACIÓN

La esposa del disidente galardonado, la poetisa Liu Xia, quien se encuentra en arresto domiciliario, pidió a la comunidad internacional que aproveche esta oportunidad para presionar por la liberación de su marido, que cumple una condena de 11 años de cárcel.

El presidente de EEUU, Barack Obama, calificó al disidente chino Liu Xiaobo, de "portavoz elocuente y valeroso en favor de los valores universales" y reclamó a China que lo ponga en libertad.

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, felicitó a Liu Xiaobo y afirmó que la concesión del Premio Nobel de la Paz 2010 "es un fuerte mensaje de apoyo para todos aquellos que están luchando por la libertad y por los derechos humanos en el mundo, a veces con un gran sacrificio personal".

El Gobierno español "se suma" y "participa" en la felicitación común de la UE al recién anunciado Premio Nobel de la Paz, el disidente chino y preso político Liu Xiaobo, según fuentes del Ejecutivo, que no han hecho más valoraciones sobre el galardón. Zapatero parece haber preferido no irritar a Pekín, un país clave en la compra de la deuda española.

Sí lo han hecho, separadamente, los Gobiernos de Francia y Alemania, que han instado también a Pekín a excarcelar al galardonado. El ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, aprovechó para reiterar la petición para la puesta en libertad de Liu Xiaobo y subrayó que "Francia, como la Unión Europea, ha expresado su preocupación desde su detención".El Gobierno alemán expresó su deseo de que Liu Xiaobo, a quien considera un "gran defensor de los derechos humanos en su país" y "un hombre valiente que lleva adelante una lucha pacífica", recupere pronto la libertad.

Entre las numerosas voces de satisfacción por la concesión del Nobel de al Paz a Liu Xiaobo, destacan también las del Dalai Lama y las de Taiwán. El líder espiritual tibetano pidió a China que ponga en libertad a Liu Xiaobo y a otros "prisioneros de conciencia" encarcelados por ejercer la "libertad de expresión". "Concederle (a Liu Xiaobo) el premio de la paz supone el reconocimiento de la comunidad internacional sobre las crecientes voces en el pueblo chino que quieren empujar a China hacia reformas políticas, legales y constitucionales", declaró el Dalai Lama.

Amnistía Internacional (AI) expresó su confianza en que el Nobel de la Paz a Liu Xiaobo sirva para sacar a la luz "la violación de los derechos humanos que padece China" y aprovechó para pedir la liberación de todos los presos políticos en el gigante asiático, mientras que el presidente de Human Rights Foundation (HRF), Thor Halvorssen, consideró este galardón como un homenaje a los derechos humanos y afirmó que el galardonado "no lo puede haber merecido más. Su compromiso con los derechos humanos es extraordinario y encarna la lucha contra la tiranía china".