El Consejo de Seguridad aprueba el fin de la operación de la OTAN en Libia

internacional

| 27.10.2011 - 15:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado por unanimidad una resolución que pone fin desde el próximo 31 de octubre al mandato que permitió la operación de la OTAN en Libia. Una decisión que los embajadores de la OTAN tienen previsto confirmar este viernes.

La confirmación de la decisión preliminar adoptada la pasada semana llegará "salvo una sorpresa mayúscula que nadie espera", subrayaron las fuentes.

"La operación terminará a la medianoche del 31 de octubre", señaló al término de la votación el embajador ruso, Vitaly Churkin, cuyo país fue uno de los que presentó la resolución aprobada, la 2016, junto a Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Portugal, Bosnia-Herzegovina y Nigeria, entre otros.

El fin de la operación aliada llegará a pesar de la petición del presidente del Consejo Nacional de Transición (CNT) libio, Mustafa Abdulyalil, para que se mantenga hasta final de año.

La demanda del CNT es "totalmente inviable", según fuentes diplomáticas. Por otra parte, el Consejo Nacional de Transición asegura que los responsables de la muerte de Gadafi serán juzgados.

No se descarta, sin embargo, que Catar -que ya ha expresado su disposición- lidere una operación para apoyar a las nuevas autoridades libias y que algún país de la OTAN pueda participar en ella a título individual.

Según esas mismas fuentes, esa opción no se ha discutido sin embargo en el seno de la Alianza.

La OTAN, en todo momento, ha mostrado su disposición a cooperar con las nuevas autoridades del CNT, pero ha dejado siempre claro que en ningún caso sus tropas pisarán suelo libio.

La Alianza inició su operación en el país norteafricano a finales de marzo, al hacerse cargo de todas las acciones militares internacionales en la zona, que habían sido iniciadas por una coalición liderada por Francia y el Reino Unido.

En un principio, la OTAN aprobó un plan de operaciones de tres meses, que posteriormente prorrogó en junio y nuevamente en septiembre, aunque advirtiendo ya de que la misión estaría bajo revisión continua y podría terminar rápidamente.

En esos casi siete meses, los aviones y helicópteros aliados han golpeado diariamente los intereses militares del régimen del coronel Muamar Al Gadafi y han acumulado un total de más de 26.000 vuelos, más de 9.600 de ellos con carácter ofensivo para atacar o identificar objetivos.