El Congreso de EEUU da el visto bueno al presupuesto para terminar 2010

internacional

| 15.04.2011 - 08:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
79.4%
No
20.6%

El Congreso de EEUU envió este jueves al presidente, Barack Obama, para su promulgación el presupuesto federal para el resto del año fiscal 2011 y que incluye casi 40.000 millones de dólares en recortes del gasto público. La Cámara de Representantes y, horas después, el Senado aprobaron por amplio margen la legislación que contiene el presupuesto para todas las agencias federales hasta el próximo 30 de septiembre.

La medida, fruto de intensas negociaciones para prevenir un cierre del Gobierno el viernes pasado, obtuvo una votación de 260-167 en la Cámara Baja, y de 81-19 en el Senado. La legislación llegará a tiempo al Despacho Oval, ya que la resolución provisional para financiar las operaciones del Gobierno vence mañana.

La Casa Blanca aplaudió la votación en un comunicado, al señalar que el acuerdo pactado entre demócratas y republicanos reduce significativamente el gasto público, "invierte en nuestro futuro" y beneficiará al empresariado, a las familias, a "centenares de miles" de trabajadores federales y al personal militar. Ambos partidos deben continuar trabajando para hacer frente a los retos para el crecimiento económico y la reducción del déficit, agregó.

El presupuesto, que debió haberse aprobado antes del comienzo del año fiscal en octubre pasado, prevé un recorte de 38.500 millones de dólares para una amplia gama de programas de los departamentos de Trabajo, Salud y Educación, y suprime fondos para la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y para los departamentos de Policía locales y estatales, entre otras agencias.

La medida no es perfecta pero frena la hemorragia fiscal y "nos conduce por la vía correcta", dijo el presidente de la Cámara Baja, el republicano John Boehner. Boehner reconoció, no obstante, que para los republicanos el total de recortes no es suficiente. "Es un acuerdo histórico... que nos ayudará a controlar el abultado déficit", apuntó, por su parte, el legislador republicano Rodney Alexander.

La legislación supone un recorte de 78.500 millones de dólares sobre la solicitud presupuestaria que presentó Obama el pasado febrero. Según un análisis de la Oficina de Presupuesto del Congreso, la medida en realidad sólo producirá un ahorro tangible de unos 352 millones de dólares en 2011, y el resto de los recortes provendría de la llamada "autoridad presupuestaria" con que cuenta con el Gobierno federal para establecer el techo de gastos públicos.

La Cámara de Representantes votó por separado a favor de eliminar fondos futuros a los centros de salud reproductiva y planificación familiar de Planned Parenthood, que provee servicios de aborto. Pero esa medida fue derrotada en el Senado. La medida figuraba entre las concesiones de los demócratas a cambio de evitar una paralización de las actividades del Gobierno federal, que hubiera sido la primera desde 1995.

La Cámara baja prevé votar mañana el presupuesto del año fiscal 2012, que comienza el próximo 1 de octubre. Esa medida, presentada la semana pasada por el republicano Paul Ryan, busca reducir el déficit en seis billones de dólares en la próxima década. También pide la reforma y privatización del programa de asistencia médica para ancianos y jubilados, conocido como "Medicare", pese a objeciones de los demócratas. Un intento similar fracasó en 2005, bajo la presidencia de George W. Bush, ante la férrea oposición de los demócratas y grupos afines.