El club Bilderberg se reúne en Chantilly

En la cita hay una representación española: Guindos, Ana Botín, Cebrían y Rivera

internacional

| 03.06.2017 - 13:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Ciento treinta poderosos personajes de veintiún paises se dan cita en esta reunión anual del controvertido club Bilderberg, que cumple su edición número sesenta y cinco. Españoles, cinco: el ministro de Economía Luis de Guindos, la presidenta del Banco de Santander, Ana Botín, el consejero delgado del Grupo Prisa Juan Luis Cebrián, un habitual en estas reuniones, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

El objetivo declarado de la reunión es abordar una serie de temas de actualidad en el marco del diálogo entre Europa y América del Norte. En el programa figuran cuestiones como la deriva de la administración Trump, la guerra de la información, el papel de Rusia en el orden internacional o el auge de los populismos.

Aunque desde su fundación en 1954 el club siempre ha dado a conocer el nombre de los participantes en cada reunión, y los temas a tratar, la relevancia de las personalidades que participan ha dado lugar a todo tipo de teorías conspiratorias sobre los supuestos objetivos reales del club, algunas de ellas relmente disparatadas.

El origen de la suspicacia con la que se mira al club Bilderberg es la naturaleza hermética de sus reuniones. Las conversaciones no se graban ni transcriben, no se votan acuerdos, no se hacen declaraciones oficiales y, por supuesto, no se transmiten a los medios de comunicación.

La seguridad es sumamente estricta. Los participantes no pueden llevar a su pareja, ni acompañantes, ni escolta. Ni siquiera pueden acudir en su propio vehículo.

De esta manera, los participantes son libres de expresar sus ideas, desvinculados por un día de la representación de su Gobierno, empresa o partido político.

En España, el club se ha reunido en dos ocasiones. En mayo de 1989 fue en La Toja, en Postevedra, donde se habló en la unión politica y monetaria de Europa. En 2010 se reunió en la localidad barcelonesa de Sitges, con la crisis del euro y el auge de las redes sociales como cuestiones clave.