El capitán del pesquero naufragado frente a Libia comparece ante un tribunal

Inmigrantes rescatados

internacional

| 24.04.2015 - 12:40 h
REDACCIÓN

Mohamed Alí Malek, el supuesto capitán del pesquero con más de 800 inmigrantes que se hundió el 18 de abril frente a las costas de Libia, ha comparecido ante un tribunal italiano tras haber sido acusado por los fiscales de homicidio y tráfico de personas.

Malek, un tunecino de 27 años de edad, ha negado que estuviera al cargo del barco, que navegaba completamente sobrecargado y volcó a última hora del 18 de abril, dejando a cientos de inmigrantes a merced del mar, muchos de encerrados en el interior del casco.

Los fiscales han afirmado que varios supervivientes del naufragio han identificado a Malek como el capitán del barco pero su abogado, Massimo Ferrante, explicó este jueves que su cliente va a decirles a los jueces que él solo era uno más de los pasajeros.

El joven tunecino no ha mostrado emociones cuando ha comenzado la vista preliminar en el tribunal de la ciudad siciliana de Catania, donde se encontrará cara a cara con algunos de los supervivientes que ofrecerán su testimonio.

Mahmud Bijit, un joven de 25 años sirio que los fiscales creen que era un miembro de la tripulación del pesquero hundido, ha negado estar implicado y ha acusado a Malek de estar al mando del barco cuando chocó con un mercante que acudía a ayudarle y terminó volcando. Malek podría ser acusado de promover la inmigración clandestina pero no de homicidio múltiple.

Solo 28 inmigrantes sobrevivieron al naufragio, que se cree que puede ser el más grave registrado en el mar Mediterráneo en las

últimas décadas.

El mar es una de las principales rutas de llegada a países de la Unión Europea para decenas de miles de inmigrantes, en su mayoría procedentes de Asia y de Africa. En lo que va de año, han llegado a países comunitarios 40.000 personas vía marítima.

Tras entrevistar a los supervivientes, los fiscales han concluido que más de 750 personas viajaban a bordo del pesquero, de unos 20 metros de eslora. Solo se han recuperado los cuerpos de 24 inmigrantes fallecidos, que fueron enterrados el jueves en Malta.

Los fiscales también han solicitado imputar a Malek por cargos de secuestro y múltiples cargos de homicidio, además de provocar el naufragio y alentar la inmigración clandestina. La vista judicial de este viernes es una sesión preliminar llamada "incidente probatorio" para que los jueces puedan fijar los hechos antes de decidir los cargos que se juzgarán.