El bloque de derecha obtiene un escaño más en las elecciones israelíes

(Archivo)

internacional

| 24.01.2013 - 16:53 h
REDACCIÓN
Más sobre: IsraelSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los resultados finales de las elecciones generales celebradas el martes en Israel han otorgado al bloque de derechas un total de 61 escaños, la mitad más uno de la Cámara Legislativa (Kneset), anunció hoy la Comisión Central Electoral. Los resultados finales deshacen de este modo el virtual empate existente hasta el momento entre los partidos de derecha y los de centro e izquierda.

Según la comisión, la coalición del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, Likud-Beitenu, obtuvo 31 escaños, la formación centrista liberal Yesh Atid 19, el Partido Laborista 15 y la formación ultra-derechista Bayit Hayeudí 12.

Este último partido, liderado por Naftali Bennet -una de las sorpresas de las elecciones-, sube un escaño en el recuento final en detrimento de la Lista Árabe Unida (Raam-Tal), que pasa de cinco a cuatro diputados.

El resto de formaciones se mantienen en con el número de escaños que se les había asignado hasta el momento.

El partido religioso sefardí Shas obtiene 11 y el ultraortodoxo askenazí Judaísmo Unido de la Torá 7 asientos; el pacifista de izquierdas Meretz y el Kadima de Tzipi Livni consiguen 6 cada uno.

La formación comunista judeo-árabe Hadash logra 4 diputados, al igual que la Lista Árabe Unida, mientras que el otro partido árabe, Balad, consigue 3 escaños.

El partido de centro Kadima confirma que consigue entrar en la próxima Kneset con 2 escaños.

Los resultados finales se han obtenido tras sumar los denominados "votos de doble sobre", de unos 200.000 soldados, presos y enfermos hospitalizados, que fueron contabilizados ayer, un día después de que se celebraran los comicios.

Estos votos se denominan así porque los votantes están inscritos en bases militares, hospitales o prisiones, a la vez que en sus domicilios, con lo que la Comisión Central Electoral debe cerciorarse de que no se ha producido una doble votación.

Tras el recuento definitivo, el bloque de derechas más los partidos ultra-ortodoxos quedaría constituido por 61 diputados, frente al formado por las formaciones de centro, de izquierda y árabes, que alcanza los 59.

El primer ministro israelí comenzó ayer las conversaciones destinadas a la formación de una coalición de gobierno con su aliado político y ex ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, y el dirigente del segundo partido más votado, Yair Lapid.